Policiales

"Tirá a la pared, que tienen una hija chiquita", le pide Alan Funes a uno de sus sicarios

Las intervenciones telefónicas a las líneas del delincuente de 19 años revelan sus actividades ilícitas y fundan la imputación que se le hizo ayer por dos homicidios, homicidio, tenencia ilegal de arma de guerra y asociación ilícita.

Viernes 26 de Enero de 2018

Entre las escuchas referidas por las fiscales en la audiencia de ayer hubo una del 13 de abril en la que Alan habla con un tal Luciano, a quien le dice: ¿"Qué pasa loco, tenés miedo?". Luego el imputado le da órdenes a Lautaro para que instruya a un tirador sobre cómo balear una casa de Tablada y pide escuchar en vivo el atentado.

"Escuchá Lampa... que tire a la pared", dice Alan al hermano. "¿A la pared?", pregunta Lamparita. "Sí, porque tiene otro hijo". "¿A la ventana?", insiste Lautaro. "Ey Lampa, a la pared, al piso, que se asuste. A la ventana no, que tiene hija chiquita, boludo".


Leer más: Imputan a Alan Funes por un crimen y otros atentados con armas de fuego


Luego acuerda con Luciano, el tirador, y le dice: "Pasame con Lampa, que no te voy a dar un peso si no tirás dónde yo te digo". El pistolero le reprocha: "Pero me tenés que pagar, amigo". Alan replica: "A la pared, te doy mil". Finalmente acuerdan la paga en mil pesos y "un par de champanes que se tomen ahí". De fondo suenan los tres disparos, la garantía sonora del trabajo realizado que Alan quería escuchar. "Aguantá, ahora le digo a mi mujer que saque una luca", cumple Alan su promesa.

Ese día Alan vuelve a charlar con Lamparita, y de fondo se oyen nueve disparos. "¿A quien le tiraste?", pregunta Alan. "Lo tumbé. Le di en el lomo", dice Lamparita, y luego explica: "Lo crucé al sobrino de Milton en bici. Lo corrí y cuando vi que no llegaba le di uno. Le di otro y se cayó", dice Lautaro.


Leer más: Una mujer con una historia de violencia detrás de la guerra entre los Funes y los Camino


Uno preso y el otro en la calle, Alan y Lamparita seguían conectados. "Necesito balas amigo, no tengo más", pide Lautaro. "¿Qué hiciste con las balas que te di? La caja para la fiesta, si no la usaste, ¿a quién le diste?", insiste Alan. "No sé. Habilité un par a René".

El 14 de abril Alan llama a Jorgelina y le avisa que podría estar en peligro porque habían baleado la casa de una supuesta integrante de la banda. "Ey nena, ¿qué estás haciendo?", pregunta. "Atendiendo", responde ella. "¿En el pasillo?", quiere saber Funes. "¿Dónde voy a estar, en Doctor Riva?", replica irónica Chipi. "Quedate adentro, recién le cagaron a tiros la casa a la Chana. Lamparita está yendo a Ayacucho y te lleva la pistola", advierte el novio. "Van a venir acá y no tengo ni una gomera", se alarma Chipi.

"Alto tiroteo"

El 2 de mayo Lautaro le dice a su hermano: "René me pasó la metra, la FM K3". Alan responde: "Esa re va boludo, vi una foto tuya". Lautaro agrega: "Y tengo la 230 llena. Chileno me mandó dos Glock y acá hay dos más. Hay como siete u ocho. Yo tiro con la pistola, amigo", se ufana Lautaro sobre qué arma usaría en un inminente tiroteo. "Decile a alguno que los grabe, Lampa, alto tiroteo. Quiero escuchar cómo suena esa metra. Debe sonar bien zarpada".

"Decile a alguno que los grabe Lampa, alto tiroteo. Quiero escuchar cómo suena esa metra, debe sonar bien zarpada"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario