Policiales

Tenía condena por asesinato uno de los ladrones que apuñaló a empleado fabril

Uno de los acusados acredita una condena todavía en cumplimiento por un hecho grave: un asesinato en ocasión de robo por el cual recibió 15 años y 9 meses de prisión, a raíz de un delito de 2004

Domingo 01 de Febrero de 2015

Los dos ladrones que fueron atrapados el viernes tras ingresar en una fábrica de aberturas de aluminio de Ludueña, donde le asestaron una cuchillada al encargado del personal, fueron puestos en prisión preventiva por el máximo plazo previsto, decisión adoptada por la jueza que presidió la audiencia en la que fueron imputados. Uno de los acusados acredita una condena todavía en cumplimiento por un hecho grave: un asesinato en ocasión de robo por el cual recibió 15 años y 9 meses de prisión, a raíz de un delito de 2004. Estaba en la calle por una disposición legal ya que el tiempo que llevaba de sentencia con buena conducta le había permitido obtener la libertad condicional.

El hecho que ayer se ventiló en la audiencia ocurrió a las 9.15 del viernes en Provincias Unidas y Junín en una moderna fábrica que produce aberturas de aluminio. Tres hombres empuñando una cuchilla de carnicero ingresaron al establecimiento y se dirigieron a la oficina del encargado. Ante el primer movimiento le aplicaron un puntazo en el pecho sobre la tetilla izquierda. Luego tomaron un sobre con 80 mil pesos que estaba sobre el escritorio para un depósito y salieron. Un llamado al 911 generó la rápida llegada de la policía. En Junín y Colombia dos de los ladrones fueron detenidos.

A Tribunales. Ayer los fiscales de Flagrancia Silvia Castelli y David Carizza los acusaron en una audiencia por robo calificado en tentativa -Hdado que todo lo robado fue recuperado- y lesiones graves. Esto porque el empleado, Cristian Ferrara, según explicaron los fiscales en el trámite, debió ser operado a consecuencia de la cuchillada recibida, y se encontraba hasta ayer en terapia intensiva, con pronóstico reservado. "La hoja de la cuchilla le rozó la arteria aorta y le provocó una lesión pulmonar que obligó a una cirugía", señaló Castelli.

De los dos acusados uno no registraba antecedentes penales. Se llama Gastón Noriega y tiene 22 años. Pero el otro acreditaba un prontuario con delitos graves. Se llama Sergio Pereyra, tiene 39 años y hasta hace poco tiempo estuvo en la cárcel de Piñero por un homicidio en el contexto de un robo. Aunque este diario no pudo corroborar el dato con el juzgado de Ejecución Penal de Rosario, una persona con ese mismo nombre y esa misma edad fue condenada en 2007 por el asesinato de un panadero de barrio Cabín 9, en Pérez, llamado Luis Alberto Varela, ocurrido el 23 de marzo de 2004.

El caso. Varela tenía 33 años cuando fue asesinado en su casa de Pérez al resistir un robo en aquella fecha. Mientras el panadero, su esposa y sus tres hijos dormían, los asaltantes abrieron sin violencia un portón de la calle El Ombú al 500, El comerciante se levantó armado y sorprendió a los delincuentes. Los maleantes tiraron varias veces y un proyectil de 9 milímetros rebotó contra la pared e hirió a Varela en el abdomen. Pereyra fue identificado por ese hecho y condenado a prisión perpetua. La Cámara Penal recalificó la imputación y redujo la pena a 15 años y 9 meses. Ahora ya estaba en libertad condicional de manera regular. Por ese mismo caso condenaron a la misma pena a un sobrino de Pereyra de 26 años que estuvo en el incidente fatal.

Ayer cuando lo atraparaon, según escucharon varios vecinos, Pereyra le dijo al policía que lo esposó: "Estoy con condicional en Piñero y quiero que me lleven de vuelta ahí".

80 mil pesos. El robo del viernes a la empresa Aluminios y Vidrios Group -que comercializa sus productos bajo la marca Abermet- se produjo mientras allí trabajaba una decena de empleados. Llegaron al menos tres ladrones en dos vehículos. Un auto, que podría ser un VW Gol gris, y una moto blanca, presumiblemente una Honda Tornado.

Tres de los maleantes, uno de ellos con una capucha, aprovecharon que el portón de ingreso no estaba cerrado y ganaron el interior. Se dirigieron hacia la oficina del encargado de la fábrica, en una planta alta, y le exhibieron una cuchilla de carnicero.

Uno le aplicó al encargado una estocada en el pecho. Cuando los ladrones huian un trabajador llamó al 911. Antes de que los ladrones pudieran ganar la calle, un móvil ya estaba tras de sus pasos. Cuando salieron a la carrera, los policías los tenían a tiro. La persecución se prolongó hasta el cruce con calle Colombia, donde fueron arrestados. Se recuperaron los 80 mil pesos que estaban en la mochila a cien metros del lugar donde había ocurrido el robo.

La jueza Roxana Bernardelli impuso prisión preventiva por 60 días a los dos detenidos ayer a la mañana en un hecho que tiene seguro destino de juicio.

en granadero baigorria

Cayó por matar a un chico en V. G. Gálvez

Un joven de 20 años que tenía pedido de captura hace un año fue detenido el viernes por un homicidio a balazos ocurrido hace más de dos años en Villa Gobernador Gálvez. La Policía de Investigaciones (PDI) localizó a Kevin Leonardo A. en Granadero Baigorria. Está imputado de homicidio calificado de Renzo Miño que se produjo el 18 de agosto de 2012.

Aquel día Renzo, de 18 años, murió tras recibir un balazo en la vereda de su casa de Villa Gobernador Gálvez. Según testigos, había sido herido por un sujeto que llegó al lugar en moto junto con un cómplice. Renzo Miño había salido hace un mes del Instituto de Recuperación del Adolescente de Rosario (Irar), donde estuvo detenido vinculado con un crimen, ocurrido en 2011.

El día en que fue atacado Miño estaba con unos amigos en Córdoba al 200 de Villa Gobernador Gálvez. Entonces apareció en escena una moto de 110 centímetros cúbicos con dos ocupantes. Al parecer, el que iba como acompañante en el rodado comenzó a insultar a Renzo, extrajo un arma y comenzó a disparar. Luego de realizar tres o cuatro tiros el agresor huyó corriendo.

Renzo fue alcanzado por una bala en el tórax y su padre lo llevó al hospital Gamen, donde ingresó falleció. Voceros del caso indicaron que familiares del chico asesinado revelaron que éste tenía problemas con dos hermanos que viven en el mismo barrio. Al parecer, luego de que Renzo saliera del Irar, últimamente estos jóvenes solían pasar por su casa y amenazarlo. No obstante, los testigos dijeron no conocer a quien le disparó.

Renzo había estado involucrado en el crimen de Juan Manuel Castro, un joven de 22 años asesinado de ocho balazos el 17 de octubre de 2011 en General López y Mendoza, de Villa Gobernador Gálvez. Al parecer, cuatro personas bajaron de una moto Yamaha Cripton y de un Renault 19, y le dispararon. La jueza de Menores Nº 1 de Rosario María del Carmen Musa tuvo bajo investigación a Renzo por ese episodio.

El ahora detenido por la muerte de Miño será llevado a declaración indagatoria ante la jueza de Instrucción Nº 8.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS