Policiales

Tato Camino declara ante el juez Beltramone por la guerra de barrabravas en Newell's

El hermano de Pimpi Camino se encuentra a disposición del juez Javier Beltramone para ser indagado esta tarde y responder tras ser acusado de "instigar a la violencia". En tanto ya declaró el joven de 18 años que fue detenido el sábado tras la balacera en Lamadrid y Alice. El otro detenido, el chico de 17 años, dijo no tener nada que ver con el hecho.

Martes 07 de Junio de 2011

Tato Camino, hermano de Pimpi, y acusado de intimidación pública y desorden fue detenido ayer y espera ser indagado esta tarde por el juez Javier Beltramone.

A Camino lo acusan, en principio, de haber cometido los delitos previstos en los artículos 211 y 212 del Código Penal. El primero reprime con prisión de 2 a 6 años a quien “infunda temor, suscite tumultos o amenace con cometer un delito de peligro común”. El segundo consiste en la incitación a la violencia colectiva contra grupos de personas o instituciones, lo que prevé de 3 a 6 años de prisión. A eso se le suma, en su caso, el quebrantamiento de su pena.

El incidente por el que ayer volvió tras las rejas Tato Camino ocurrió el sábado a la tarde, a las 15.15, en el barrio de Alice y Lamadrid, el complejo Fonavi donde reinaba Pimpi. Allí se habían concentrado unos 500 hinchas leprosos para movilizarse hasta el estadio. En ese momento, dos hombres que bajaron de dos autos irrumpieron entre las torres 20 y 21 y comenzaron a tirar. Una de las balas atravesó al comisario Alegre, quien fue internado y ayer permanecía fuera de peligro. Otros dos proyectiles lesionaron a otros dos oficiales superiores que escoltaban al grupo. Además, un hincha fue herido de bala en una oreja. A raíz de los incidentes se suspendió el partido ante San Lorenzo y aún no tiene fecha de disputa.

Por el incidente, horas más tarde, fueron detenidos dos muchachos a quienes algunos testigos, de manera informal, sindicaron ante los policías que zafaron por poco de resultar heridos en la balacera. Uno de ellos, de 17 años y apodado Teletubi, fue interrogado ayer por una jueza de Menores. No sólo dijo ser ajeno al ataque sino que, además, planteó no tener relación con el otro detenido, Matías F., de 18 años.

Este chico a quien le dicen Cuatrero, ya fue indagado hoy por Beltramone como presunto autor del intento de homicidio calificado del policía Alegre.

La primera hipótesis policial es que el ataque habría partido del grupo que responde al actual líder de la barra, Diego Panadero Ochoa. Algo que Ochoa, consultado por este diario, negó con énfasis: “Siempre me echan la culpa. No tengo nada que ver”. Pero también las hipótesis rozan a personajes ligados al tráfico de drogas.

En tanto, el jefe de la Unidad Regional II de policía, ciomisario Cristian Sola, desmintió anoche que en las inmediaciones del estadio Marcelo Bielsa se hayan secuestrado armas de fuego.

Finalmente, ayer por la mañana el juez Beltramone y la fiscal Lucía Aráoz, en compañía de personal de la División Judiciales de la policía, recorrieron el escenario del ataque del sábado y constataron los impactos de balas de grueso calibre (11.25 y 9 milímetros) que quedaron en casas y autos. “El solo hecho de ver los lugares donde impactaron balas de grueso calibre ante un grupo de personas reunidas me permiten inferir claramente que no ha ocurrido un hecho grave sólo por intervención del azar”, dijo el magistrado, a quien hoy le espera la ronda de indagatorias a acusados de participar uno en cada bando de la disputa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario