Policiales

Suspendieron el inicio del juicio a Ricardo Albertengo

El célebre delincuente debía sentarse en el banquillo por el crimen de un policía. Pero exámenes médicos previos indicaron que no estaba en condiciones para el debate

Viernes 12 de Abril de 2019

tras las rejas. Albertengo purga una condena a 37 años de cárcel.

De sus 52 años, Ricardo Albertengo pasó 29 en prisión. En julio de 2010 fue condenado a 37 años por varios delitos y ayer debía comenzar el juicio oral al que llegaba acusado de matar al policía Mauro Mansilla, el 16 de marzo de 2016 en Corrientes al 300. Sin embargo el debate fue suspendido por el mal estado de salud del imputado según se desprende de exámenes médicos que, minutos antes de la audiencia, le hicieron para ver si podía transitar el debate.

El acusado fue revisado por dos psiquiatras forenses que luego pidieron exámenes complementarios en el Hospital Provincial. Por eso Albertengo no se sentó ante el tribunal compuesto por los jueces Isabel Más Varela, Patricia Bilotta e Ismael Manfrín y sobre el mediodía se dio inicio formal al juicio que unos 30 minutos después se suspendió hasta que se completen los estudios. De ser posible, el trámite continuará el próximo lunes 22.

Las dos semanas previas al comienzo del juicio por el asesinato de Mansilla no fueron sencillas para Albertengo. El 28 de marzo le envió una carta manuscrita a un periodista radial rosarino para denunciar un complot para asesinar a un policía implicado en una causa por narcotráfico. Al día siguiente la concubina de Albertengo se presentó ante la fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci y dejó asentada la denuncia remitida al periodista (ver aparte). Y el viernes pasado debió ser trasladado de urgencia desde la cárcel de Piñero hasta el hospital José María Cullen de Santa Fe por haber ingerido una cantidad importante de barbitúricos y ansiolíticos. Por ello le hicieron un lavaje de estómago que impidió que tomara una medicación recetada para distintas patologías que padece. Para el fiscal Ademar Bianchini, eso pudo ser lo que motivó su descompensación.

Incertidumbre

A primera hora de la mañana de ayer estaba pautado el comienzo del juicio al que Albertengo no llegó. El primer rumor que surgió fue que se había descompensado y que su estado de salud le impediría afrontar el juicio al que llega acusado de robo calificado con uso de arma no hallada y privación de la libertad que terminó en el homicidio agravado por el uso de arma de fuego doblemente calificado como "criminis causa" y por ser la víctima miembro de fuerzas de seguridad. Los fiscales Bianchini y Juliana González, de Investigación y Juicio, pretenden una condena a prisión perpetua.

Durante cuatro horas la incertidumbre giró en torno de si Albertengo estaba apto para afrontar un juicio. Desde las 12.05 y durante siete minutos las partes debatieron sobre el informe médico preliminar que indicó que Albertengo ayer no estaba apto. Luego el tribunal debatió unos 20 minutosy decidió suspender el debate.

En ese marco la defensora oficial Maricel Palais explicó que el examen médico que le hicieron a Albertengo no tenía que ver con una descompensación sino con cumplir el artículo 109 del Código Procesal que prevé que "ante una pena en expectativa mayor a ocho años el detenido debe ser sometido a un examen psicológico y psiquiátrico".

Albertengo fue revisado por los psiquiatras forenses Carlos Alberto Elías y María Gisela Felibert, que indicaron en un informe preliminar que estaba "lúcido, ubicado en tiempo y espacio y sin alteraciones que le impidieran comprender los alcances de un proceso penal". Luego dijeron que se lo percibía "angustiado, con síntomas de malestar general que se manifestaban en mareos y dificultad para respirar y náuseas". E indicaron que Albertengo "debía ser trasladado de inmediato a la guardia del Hospital Provincial para ser evaluado clínicamente y que debían hacerse exámenes complementarios. En el día de la fecha no se encuentra apto para someterse al debate", indicaron los médicos.

Receso

Con esa información los jueces entraron en receso para decidir. En paralelo Albertengo fue llevado por efectivos del Servicio Penitenciario (SP) a la "leonera" (como se conoce a los pabellones donde detenidos esperan ser llevados a audiencia o ante el juez) del centro de Justicia Penal. Esto generó la molestia de las partes que esperaban que Albertengo estuviera en el Provincial. "No sabemos dónde van a llegar a realizarse los estudios. Por lo general el SP lo conduce al hospital Cullen de Santa Fe", explicó Palais. "No es la primera vez que ante un problema de salud Albertengo es sacado de la cárcel de Piñero para llevarlo a Santa Fe por orden del SP", indicó.

Así, el tribunal dispuso que el juicio fuera suspendido hasta que el detenido cumplimente los estudios complementarios que determinen si puede con un juicio debate. Extraoficialmente pudo conocerse que el juicio no será programado para antes del 22 de abril y que debería finalizar el debate en al menos cinco audiencias.

Una "oferta" y una denuncia

El pasado 28 de marzo Ricardo Albertengo le dijo a un periodista radial en una carta manuscrita que "un subalcaide" de la cárcel de Piñero le había ofrecido mejorar su condición de detención a cambio de que matara a un policía implicado en una causa de narcotráfico. El oficial que le habían marcado, según Albertengo, era el ex sargento santafesino Edgardo Baigoría, vinculado con el empresario rosarino Luis Paz y procesado como miembro de una banda narco. "Está aislado en el mismo sector que yo", dijo Albertengo al periodista, y cuenta quién había "habilitado" la jugada. Más allá de que el hecho está en investigación, lo concreto es que tras esa denuncia Baigoría fue llevado a la cárcel federal de Salta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario