Policiales

Suboficial detenido por colaborar con la banda narco de una ex concejala

El agente, que prestaba servicios en la 9ª, estaba de licencia por carpeta médica. Habría facilitado armamento e información a los once imputados.

Jueves 06 de Junio de 2019

El suboficial de la policía santafesina Guillermo S., quien prestaba servicios en la seccional 9ª y está de licencia por carpeta médica fue detenido ayer por efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) en el marco de la investigación sobre una red narco por la que también está imputada la ex concejal de Fray Luis Beltrán Alejandra Jurado, de 58 años, y su pareja, Marcelo Herrera, quien fuera coordinador general de la Municipalidad de esa ciudad hasta principios de 2019, cuando renunció al cargo luego de que balearan la casa que ambos ocupaban.

Ayer a la tarde vehículos de la División Antidrogas de la PFA llegaron hasta Rivarola al 7100, en barrio Godoy, y detuvieron al suboficial. Según fuentes ligadas a la causa, el uniformado mantenía un contacto fluido con la banda que integraban, entre otros, Jurado y Herrera.

Para los investigadores, el policía santafesino era "consultor y facilitador de soluciones" tanto en la obtención de armamento como de mantener a los integrantes de la banda atentos a posibles allanamientos y también de "arreglar" para que no cayeran presos.

Escuchas

A partir de escuchas recabadas en la investigación se constató que el suboficial Guillermo S. estaba comunicado en forma casi permanente a uno de los once imputados en la causa, Amílcar V. Este hombre, al verse acorralado por los pesquisas, escapó a Victoria pero antes de hacerlo dialogó con el policía ahora detenido para avisarle que se iba de Rosario y que dejaba en su lugar a David A.

Amílcar V. se fue a la ciudad entrerriana y desde allí le pidió al policía que le consiga un arma además de asegurarle que su trabajo era con "gente seria" y que iba a necesitar que lo ayude. Entonces le preguntó a su interlocutor sobre quién lo podría "estar investigando". Y el suboficial le aseguró que no era seguido por policías sino por gente que le quería robar.

Lo cierto es que Amílcar V. habría superado sus miedos y el viernes 12 de abril, pasadas las 22.50, salió de su escondite.

Cargado y en la ruta

Sin embargo la PFA lo interceptó junto a otros hombres cuando en dos vehículos salían de Arroyo Seco hacia la autopista Rosario-Buenos Aires. En un Peugeot 308 gris patente LXD647 que hacía de puntero iban Amílcar V. acompañado por Alberto Fabián Q.; en tanto en un Chevrolet Agile gris dominio KTE489 iban David A. (empleado del Liceo Aeronáutico Militar de Funes) y Víctor Adelqui L. como su acompañante.

Poco después, y cuando el procedimiento no había concluido, se detuvo cerca de los efectivos una camioneta Chevrolet Journey patente MZH280 conducida por Claudio Javier B., quien era buscado desde 2017 por sus vínculos con otra banda desbaratada en noviembre de ese año.

Ese hombre, pocos antes de su arresto y de acuerdo a las escuchas recabadas, había hablado con el conductor del Peugeot 308 interceptado en la zona. En tanto, trascendió que el mismo Claudio Javier B. sería el líder de un grupo de venta de drogas en la zona de Felipe Moré y Uruguay, en la zona sudoeste de Rosario.

Al requisar los vehículos, los federales comprobaron que en el baúl y el habitáculo del Chevrolet Agile había 73 panes de marihuana que pesaron 53 kilos y un ladrillo de cocaína de un kilo, por lo que los cuatro hombres quedaron detenidos a disposición del juez federal Marcelo Bailaque.

Allanamientos

Tras ese operativo el juez Bailaque ordenó allanamientos en propiedades de Rosario, Arroyo Seco y Fray Luis Beltrán, donde residen los demás integrantes del grupo narco. En esos procedimientos se incautaron otros dos vehículos, armas, municiones, marihuana y cocaína fraccionada para su comercialización, documentación, balanzas de precisión y celulares.

El principal operativo se realizó en Presidente Perón y Sarmiento, en Fray Luis Beltrán, donde residía la concejala justicialista Alejandra Jurado y su pareja Marcelo Herrera. Allí no sólo fue apresada la funcionaria sino también su hijo, Nicolás Herrera, ambos sospechados de una relevante participación en la banda.

Durante la indagatoria del juez Bailaque a los once detenidos, a quienes la Fiscalía imputó por formar una organización dedicada al tráfico de estupefacientes, la ex concejal Jurado declaró estar "muy afectada" y negó pertenecer a una organización narcocriminal. Además, aseguró que en el allanamiento en su casa no encontraron objetos que la comprometan. Mientras avanza la causa, tanto ella como los coimputados fueron trasladados a los penales federales de Ezeiza y Marcos Paz, destino que tendría el policía apresado ayer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});