Policiales

“Soy víctima de un acto político que destruyó mi familia y mi carrera”

Una causa aun sin resolución. Lo dijo el ex jefe de policía Hugo Tognoli, en un video grabado en la cárcel. Fue en la presentación de su nuevo abogado defensor.

Viernes 13 de Febrero de 2015

“Tal como lo dije desde un primer momento, cuando me detuvieron, ésto es una maniobra política. Soy un preso político y hago responsable a la Procuradora de la Nación, Alejandra Gils Carbó; al secretario de Seguridad, Sergio Berni; y al ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien en su afán de conseguir votos en Santa Fe en procura de que llegue a la gobernación el Frente para la Victoria, montó esta farsa que no hace más que poner de relieve todo el acto político que se llevó adelante y que destruyó a mi familia y mi carrera”. Así de tajante y duro fue el comisario Hugo Tognoli, ex jefe de policía de la provincia, en un video grabado en la cárcel santafesina de Las Flores, donde está detenido y procesado por su presunta connivencia con el narcotráfico durante su gestión al frente de la fuerza y de la Dirección de Drogas Peligrosas. Con un short negro y una remera roja, calmo y sin apuros, Tognoli se mostró en la filmación presentada ayer en una conferencia de prensa en la cual se presentó en sociedad su nuevo defensor, el proteño Andrés Rabinovich. Junto al letrado estuvieron los hijos, la esposa, la nuera y la pequeña nieta de Tognoli.
  En el video, de 2 minutos, el ex jefe de policía explicó: “No es fácil estar detenido por un hecho que no cometí ni sabía que había ocurrido. Llevo dos años preso sin saber por qué y después de haber dado las suficientes explicaciones sobre los hechos que se me imputan y de los que no tengo nada que ver. Se malinterpretan las pruebas en mi perjuicio y se dejan de lado aquellas que me benefician y demuestran la verdad de lo sucedido”.

Víctima política. Después del video fue el turno de Rabinovich, quien más allá de su discurso de fuerte contenido político, no escatimó esfuerzos para resaltar el trabajo hecho por su antecesor, el rosarino Carlos Edwards. “Se cansó de presentar todos y cada uno de los recursos técnicos jurídicos correspondientes y le respondieron con el estancamiento del expediente. Eso demuestra que esta causa no se gana con recursos técnicos sino que, por ser una causa política, deberemos avanzar con recursos jurídicos y políticos”. Y remarcó que a lo largo de los más de dos años que tiene el expediente “se hicieron valer todas y cada una de las pruebas de la acusación pero las que presentaba la defensa no eran valoradas. Y todo eso porque Tognoli es víctima de una manipulación política expresamente dirigida desde la Procuraduría General de la Nación”.
  Rabinovich recordó que la causa “arranca con una investigación llevada adelante por la fiscal Liliana Bettiolo, quien le pide al juez federal Carlos Vera Barros la indagatoria y procesamiento de Tognoli, lo que deriva en la detención de mi cliente. El mismo juez 15 días después le dicta la falta de mérito y sorpresivamente a los tres meses y sin que se hayan incorporado nuevas pruebas, la Procuradora Gils Carbó decide correr a la fiscal Bettiolo porque no apeló esa falta de mérito y designa en su lugar al subrogante Juan Patricio Murray, quien llega con instrucciones expresas de procesar y detener a Tognoli. Y lo hace porque era necesario que Tognoli estuviese preso. Porque era un trofeo de guerra y había que tenerlo detenido sí o sí para atacar al gobierno de Hermes Binner. En libertad no servía. La detención era una patada directa al gobernador”.
  “El gobierno nacional trato de que Rosario y Santa Fe se asemejen a Sinaloa, a Medellín o Cali y eso no es así. Esta provincia tiene los mismos índices de consumo y venta de drogas que cualquier provincia”, dijo el abogado.

Estrategias. En cuanto a los futuros pasos de la causa, Rabinovich sostuvo que hay que esperar que la Cámara de Casación decida sobre los recursos presentados por el defensor anterior “y que duermen impidiendo la continuidad de los juicios”. “Más allá de eso, de ser necesario, vamos a denunciar en el Consejo de la Magistratura y en los organismos correspondientes los delitos de violación a la legítima defensa y al principio de imparcialidad y de ser necesario llegaremos a la Corte Interamericadna de Derechos Humanos para pedir un veedor en la causa como se está haciendo en otras causas en las cuales la actual Justicia deja mucho que desear”. Y no descartó que en pocos días, al cumplirse dos años de la detención de Tognoli sin procesamiento firme ni condena, pida su libertad.
  En ese marco anunció que de acuerdo a la respuesta que dé Casación, irán en queja a la Corte Suprema de Justicia de la Nación “para que adopte un per saltum, y en el caso de que se siga coartando la posibilidad de presentar pruebas y tener un juicio independiente, solicitaremos un recurso de revisión de la causa. A mí no me importa llegar a un juicio oral, pero quiero un juicio en serio”.
  El abogado también se refirió a las declaraciones que hizo sobre él el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi (ver aparte). “Estamos en época de campaña política y el ministro me enaltece al criticarme por defender a narcos y barrabravas. Yo soy abogado penalista y no defiendo angelitos y carmelitas descalzas. Una de mis especialidades es el narcotráfico y no por eso soy una mala persona. Mis antecedentes son haber tenido muchas causas de gente culpable, pero Tognoli creo que es el segundo inocente que defiendo”. Y pidió  que, “aunque la causa está totalmente politizada, no me asocien con partidos o con la oposición. Yo fui funcionario de Néstor Kirchner como asesor del Director Nacional de Migraciones, pero ahora defiendo y me juego por mi cliente”.
  Para refutar declaraciones de Rossi, el abogado exhibió estadísticas oficiales que mostraron que durante la gestión de Tognoli al frente de Drogas y de la policía “se incrementó notablemente el secuestro de estupefacientes, se descubrieron cocinas de drogas y se cuadruplicaron los allanamientos positivos”. Y recordó que un informe de la Unidad de Información Fiscal dio por sentado que su cliente “no se enriqueció ilegalmente”.
  El abogado manifestó que “más allá de cualquier diferencia política, defiendo a un detenido. No trabajo para ningún partido político sino  para una causa y mis herramientas son jurídicas. Todo lo que haré, lo haré en el expediente siempre que me garanticen jueces y fiscales independientes”. Y reconoció que “si vamos a terminar en un per saltum de la Corte y allí me dicen que Tognoli fue bien juzgado y debe ser condenado, lo tendré que aceptar”.

Palabra de hijo

“Jamás pensé en 2012 que tres años después mi papá seguiría preso”, dijo Hernán Tognoli, uno de los dos hijos del ex jefe de policía. El muchachos sostuvo que la causa “nos trajo muchos problemas, nos destruyó como familia”, y manifestó su confianza en “que los Tribunales juzguen sobre lo que dice el expediente y no por lo que dicen los medios”.

Para Rossi "está preso por una decisión de la Justicia"

El Ministro de Defensa de la Nación y precandidato a presidente, Agustin Rossi, señaló que el comisario Hugo Tognoli "está preso por una decisión de la Justicia que encontró los elementos necesarios para determinar su procesamiento". Así respondió las declaraciones del ex jefe de la policía santafesina, quien en un video que grabó en la cárcel de Las Flores y fue dado a conocer ayer, sostuvo que el funcionario nacional era "uno de los responsables de su situación de preso político".

"Lo que hay que decir claramente es que los niveles de violencia y de corrupción policial a los que se ha llegado en Santa Fe comenzaron con Tognoli como jefe de Drogas Peligrosas y continuaron cuando fue jefe de la policía ante la inoperancia de los gobernadores Hermes Binner y Antonio Bonfatti", dijo Rossi.

El funcionario kirchnerista aseveró que "sin dudas Tognoli fue el articulador o el vértice de lo que significa la connivencia entre la fuerza policial y el mundo del delito, que es la causal de la violencia que vive Santa Fe". Y agregó: "Tampoco se me escapa que Tognoli ha cambiado en las últimas horas su abogado defensor y ha recurrido a Andrés Rabinovich, reconocido abogado de narcos e íntimo amigo del fiscal Guillermo Marijuan, convocante a la marcha del 18F (politizada convocatoria en recuerdo del fiscal Alberto Nisman). Seguramente si Tognoli no estuviera preso, participaría de la marcha".

Finalmente, Rossi explicó: "De esta manera Tognoli recurre a una nueva estrategia de victimización que trata de involucrar a funcionarios del gobierno nacional para enmarcar la causa en una cuestión política, cuando la respuesta se la tiene dar a la Justicia y a los miles de santafesinos que sufren a diario la inseguridad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS