Policiales

Sospechan que las balaceras sangrientas del fin de semana podría estar relacionadas

El fiscal Ademar Bianchini, a cargo de la investigación de los casos, reveló que en todos los ataques se usaron armas del mismo calibre. También, aseguró que está claro que dispararon "con la finalidad específica de matar".

Miércoles 06 de Marzo de 2019

El fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Ademar Bianchini, negó que la serie de crímenes violentos que se registraron en Rosario el pasado fin de semana constituyan "una ola de violencia, admitió que los homicidios podrían estar relacionados, ya que el calibre de las armas usadas coincide, y aseguró que lo que sí está claro que los asesinos "fueron a matar".
"Es una concentración de casos significativa, pero quiero dejar en claro que esto no implica un recrudecimiento de los casos", indicó Bianchini en horas del mediodía de hoy en un breve contacto con la prensa, en el que afirmó que no se descarta ninguna línea investigativa, tampoco que los homicidios puedan estar relacionados con el narcotráfico.
No obstante, señaló: "Cuando hablamos de recrudecimiento tenemos que mirar la tendencia, porque si los casos se dan en un día puntual pueden ocurrir por distintos factores, desde la casualidad también que en temporadas de mucho calor los ánimos se alteran y suele haber picos de violencia y después se retoma el nivel habitual".
"Por algunas evidencias que tenemos colectadas estamos trabajando la hipótesis de que los homicidios podrían estar vinculados"
Consultado sobre si los homicidios registrados el pasado fin de semana fueron cometidos por encargo, Bianchini aclaró que no se atrevería a asegurar que los asesinatos fueron ordenados, pero sí que se dieron "con alguna motivación de tipo personal, no son peleas entre vecinos, pueden ser encargados o de motu propio, pero con la finalidad específica de matar".
"No fueron arrebatos personales, de momento", destacó Bianchini, y agregó: "Por algunas evidencias que tenemos colectadas o algunas informaciones estamos trabajando la hipótesis de que los homicidios podrían estar vinculados, pero a esta altura de la investigación no podemos asegurar de que haya una conexión concreta, pero tenemos la obligación y la prudencia de analizar esa circunstancia".
Bianchini admitió que hay indicios que hacen suponer que los crímenes podrían estar relacionados. "Hay identidad de calibre en el arma utilizada, estamos verificando si se corresponden o no a una misma arma, eso sí nos daría una pauta de conexión entre los distintos hechos", reveló el fiscal, y añadió: "Las armas usadas son del mismo calibre".
Pesea los avances que hubo, Bianchini reconoció que todavía están lejos de poder esclarecer los hechos. "Por el momento estamos recién de la colecta de la prueba, para poder saber quién o o quiénes fueron los autores de los homicidios debería haber un señalamiento directo de que se trata de tal o cual persona y eso no ha ocurrido".
Finalmente, descartó la hipótesis que deslizó el jefe de la Policía de Investigaciones (PDI), Marcelo Albornoz, quien aseguró que al menos uno de los casos fue ordenado desde la cárcel. "Yo no tengo constancia de eso, si el jefe de la PDI lo dice tendrá alguna información que debería hacerme llegar, pero no lo sé", enfatizó Bianchini.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});