POLICIALES

Sorpresa en cuatro allanamientos por el crimen de Ángel Brulé

En una de las requisas encontraron panfletos que habían sido plantados en ataques a tiros contras casas de allegados a Esteban Alvarado.

Domingo 06 de Diciembre de 2020

En el marco de la investigación por el crimen de Angel Jesús Brulé, efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) llevaron adelante cuatro allanamientos en busca de los homicidas y se toparon con una sorpresa. En uno de los domicilios requisados encontraron panfletos en los que se amenaza a Esteban Lindor Alvarado, el apresado empresario sindicado como líder narco. Panfletos idénticos a esos habían sido ♫iplantados♫r en cuatro viviendas el último día de noviembre después de que las rociaran a balazos.

El crimen de Brulé, quien se dedicaba a la compraventa de motos, ocurrió el sábado 21 de noviembre alrededor de las 21.30 cuando el joven llegó a su casa de 6 de Diciembre al 7300 (Pellegrini a la misma altura) y lo sorprendieron tres encapuchados. Desde arriba de una moto lo apuntaron con un arma y le exigieron dinero. Luego se bajaron e intentaron entrar a la vivienda. En esas circunstancias la víctima se resistió, trató de impedirlo y hubo un forcejeo con uno de los agresores que terminaron matándolo con dos disparos.

Los atacantes escaparon del lugar y Brulé fue trasladado al Hospital de Emergencias donde consiguió contar en la guardia policial lo que había sucedido. Unas horas después lo ingresaron al quirófano con un edema pulmonar y sobrellevó una operación, pero falleció a la 1.50 del domingo 22 por un paro cardíaco.

>> Leer más: Asesinan de dos balazos a un vecino que intentó resistir una entradera

En la investigación los pesquisas descartaron que el hecho haya sido consecuencia de un intento de robo y orientaron su mirada a una serie de amenazas que a través de Facebook y WhatsApp le había hecho el ex esposo de Daiana, quien estaba en pareja con la víctima. Uno de esos mensajes fue un audio que le llegó tres días antes del crimen a la madre de la joven: “A aquel le va a pasar algo dentro de poco. Yo le aviso nomás”.

A partir de ello los policías apresaron en una casa de pasaje Jacques 900 bis a Cristian Sebastián L., de 32 años, quien fue imputado por el fiscal Gastón Avila y el juez Florentino Malaponte le dictó la prisión preventiva hasta el 8 de enero.

>> Leer más: Nueva línea de investigación en el crimen de Cristian Brulé

Pero la investigación no se detuvo allí ya que habían sido tres los agresores que terminaron con la vida de Brulé. En ese marco el fiscal Ávila ordenó nuevos allanamientos que se realizaron el viernes. Tres de esos operativos se realizaron en la misma cuadra donde vive el principal acusado y dos hombres quedaron detenidos.

Uno de los procedimientos fue en Aguapey 1140 bis de donde los policías se llevaron tres teléfonos celulares tras identificar a los ocupantes de la vivienda. En pasaje Jacques 970 bis llevaron adelante una requisa y se secuestró un celular. En el mismo pasaje pero al 900 bis se requisaron dos casas y se incautaron dos celulares más. Y finalmente en una casa que se erige sobre el mismo pasaje e identificada con el número 960 bis llegó la sorpresa y se produjo la detención de dos hombres.

Al ingresar a la vivienda los policías secuestraron siete celulares, dos cascos para motociclistas, una moto Guerrero Trip 110 negra sin dominio, una notebook, cuatro dispositivos de almacenamiento digital, un par de zapatillas y una bolsa de plástico con un importante número de panfletos en los que se lee “Esteban Alvarado, dejá de batir la cana, ortiba. Estás entregando a los pibes, date cuenta que ya no jugás más acá. La próxima aguantátela” y junto al texto hay una foto del empresario narco que está preso en Piñero. Por ese hallazgo se dio intervención al fiscal de la Agencia de Criminalidad Organizada Matías Edery, quien investiga los ataques perpetrados el pasado 30 de noviembre en cuatro casas de personas ligadas al entorno de Alvarado, acusado de organizar el homicidio del prestamista Lucio Maldonado a fines de 2018 y ser el eje de una trama de empresas mediante las cuales financiaba y blanqueaba sus negocios narcos, y donde fueron plantados como esos.

>> Leer más: Balearon cuatro casas de personas vinculadas con Esteban Alvarado

Los ataques se perpetraron en pasaje Pirayú al 1200 (Juan B. Justo al 7200) en una finca vecina a donde residen los ex suegros de Alvarado; en Pérez Bulnes al 5900, donde vive la familia de Rodrigo Sánchez, un hombre ligado a Alvarado que fue asesinado a balazos en Wilde y San Lorenzo en marzo de este año en un aparente ataque sicario; en un taller de chapa y pintura de White al 7300 propiedad de Adrián “Muertito” Fernández, ligado a la causa de asociación ilícita que le atribuyen liderar a Alvarado; y en Perú al 1500 B dodne vivió Facundo “Lapo” Almada, quien está preso junto al sindicado narco y se encargaba de cuidar los caballos de carrera de su jefe.

Como epílogo de las requisas y los hallazgos fueron detenidos Roberto Omar A., de 39 años, y Franco Nicolás A., de 18, quienes estaban en la casa donde se hallaron los panfletos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS