Policiales

"Sólo tengo que pedirle perdón a mi familia"

Domingo 10 de Mayo de 2015

Hugo Tognoli está preso desde el 7 de marzo de 2013. Antes, en octubre de 2012, ya había estado detenido otros 15 días apenas se conoció su presunto vínculo con los narcos en una nota que publicó el diario Rosario/12 con el título “La línea blanca”. Sus días en el penal, dice, “son aburridos”, y asegura: “Camino por la paredes y tengo que tomar ansióliticos para poder dormir”. Cuenta que lee “los expedientes una y otra vez, veo un poco de televisión, tomo mates”. Y se muestra emocionado cuando adelanta que está “escribiendo mucho con la idea de contar la verdad en un libro”.
 
“Fumo dos atados de puchos por día y los viernes mi familia viene a visitarme. Yo extraño mucho a mi nieta”, dice . Y revuelve papeles para buscar los dibujos que la pequeña Tatiana le ha escrito. Entonces se quiebra, los ojos se le enrojecen y cae alguna lágrima.
 
— ¿Usted dijo que tenía ganas de escribirle al Papa?
 
— Sí, quiero que alguien interceda y me explique por qué estoy preso. Ya lo voy a hacer.
 
— ¿Algún compañero de la policía sigue contactándolo?
 
— En las malas la mayoría se olvida de uno. Pero hay algunos incondicionales que me visitan, me hablan. Pero no quiero hacer nombres. Cada uno sabe quién es Hugo Tognoli.
 
— ¿Tiene rencores o pasará facturas el día que salga?
 
— No. Lo que sí estoy seguro es de que más que pasar facturas le tengo que pedir perdón a mi familia por haberle restado tiempo durante 30 años trabajando sin límites, por haberla descuidado a lo largo de mucho tiempo y hoy estar detenido por el solo hecho de trabajar.
 
— Un policía se pasa la vida deteniendo gente y ahora está preso. ¿Qué implica eso?
 
— Es algo horrible, impensable. Máxime a esta altura de mi vida. Tengo 51 años y nunca hice nada ni tuve una tacha en mi legajo. Sin embargo, estoy preso.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS