Policiales

Simulando ser cadetes de un reparto robaron un restaurante y a la gente que almorzaba

Fue ayer al mediodía. Se llevaron dinero de la caja, billeteras y celulares de los clientes. Uno de los ladrones vestía la campera de una conocida aplicación

Miércoles 04 de Diciembre de 2019

El mediodía de ayer los casi treinta clientes que almorzaban en el resto bar "Tiendas Naturales", de España y San Lorenzo, se sorprendieron cuando dos hombres "jóvenes y posiblemente armados", ingresaron al local y sin más se llevaron varios celulares, el dinero de la caja y algunas billeteras. Lo llamativo es que uno de los ladrones estaba vestido como si fuera un cadete de la aplicación de envíos a domicilios "Rappi", lo que le permitió engañar al personal que le franqueó la puerta que sólo se abre mediante un portero eléctrico. El golpe no duró más de un minuto y muchos de los clientes huyeron del local por una puerta lateral evitando que los asaltaran.

Sorpresa y shock

A las 12 de ayer era puro movimiento el bar que ofrece menúes ejecutivos y una comida vegetariana y natural. Los que entraron fueron dos hombres "jóvenes, de no más de 30 años, de 1,60 metro y morochos que hablaban de una manera tumbera", según dijo un empleado del local que recordó que "se pararon en la puerta, uno de ellos vistiendo la casaca de «Rappi», aplicación que se ocupa de trasladar alimentos por delivery, con lo cual no llamó la atención de la encargada.

El local es amplio y la caja ocupa un lugar relativamente cómodo, casi sobre la entrada. En un costado y rodeando ese lugar hay varias mesas que se reparten hacia los costados y el fondo de unos 20 metros. Así, cuando los ladrones ingresaron pocos se dieron cuenta de lo que podía pasar. Un mozo contó que "hacían ademanes como de sacar un arma, pero yo no la vi. Una señora sí dijo que vio un revólver".

Una clienta que se encontraba en las mesas del fondo comentó: "Yo estaba con una persona charlando sobre temas de trabajo cuando me pareció que había dos muchachos que iban de mesa en mesa, entonces me puse a escuchar de qué se trataba y me di cuenta que era un robo. Uno daba las órdenes al otro y ese fue el que avanzó sobre la caja y vació la registradora", contó. Otro testigo sostuvo que "habría unas quince mesas ocupadas. Nos llamó la atención porque parecían de «Rappi». Hablaban bajo y estaban muy seguros de lo que hacían, muy arriesgados".

"Una mujer tenía el celular arriba de la mesa y como no se dio cuenta que era un robo, confundió a uno de ellos con un vendedor ambulante. Cuando el muchacho le sacó el celular ella se paró y se lo arrebató de las manos, y se lo quedó nomás", agregó una moza.

Durante los dos minutos que duró el robo se dieron situaciones curiosas: "Llegaban clientes y no podían entrar, pensaban que no les queríamos abrir", dijo una encargada. En tanto, una moza contó: "Yo vi que era un robo y me fui para atrás donde hay una puerta lateral. Cuando los clientes me vieron se pararon y empezamos todos a salir por la misma puerta".

Ante esta huida masiva los ladrones decidieron escapar también y salieron por la puerta de ingreso que está en la ochava de San Lorenzo y España. Los cocineros, que vieron todo desde la ventana pasador, salieron tras ellos. Pero los ladrones subieron a la moto con la que habían llegado y huyeron por San Lorenzo al este. Luego algunos clientes llamaron a la policía, "otros lloraban y estaban en shock". El dueño del local, Julio B., hizo la denuncia y el caso pasó a Fiscalía de Flagrancia en turno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario