Policiales

Segovia, el rey de la efedrina, negó vinculación con los condenados por el triple crimen

El rosarino, quien en 2012 fue condenado a 14 años de prisión por contrabanado de efedrina, sostuvo que no conoce a los recapturados y se quejó de la decisión del juez de ordenar que no tengan contacto con ellos.    

Martes 12 de Enero de 2016

El rosarino Mario Segovia, conocido como “El rey de la efedrina”, y el ucraniano Yuri Kepych, negaron conocer a los tres condenados por el triple crimen de General Rodriguez y se quejaron de la decisión del juez federal Sergio Torres de ordenar que no tengan contactos carcelarios con ellos.
 
Además, ambos reiteraron su inocencia durante entrevistas televisivas respecto a las causas por narcotráfico, por las que el primero fue condenado a 14 años de prisión y el segundo fue indagado.
 
“La relación con estos señores no existe en absoluto, no los conozco”, aseguró Segovia (41) al ser consultado hoy sobre los hermanos Christian (42) y Martín Lanatta (44) y Víctor Schillaci (35), recapturados luego de haber permanecido dos semanas prófugos tras fugarse del penal bonaerense de General Alvear.
 
“No conozco a los hermanos Lanatta ni tampoco al señor Schillaci. Personalmente jamás tuve un encuentro con ellos ni mínimamente por la vía telefónica”, afirmó Kepych.
 
Este ciudadano ucraniano que desde 2002 cumple condena de prisión perpetua por un homicidio y fue indagado como presunto líder de una organización internacional de narcotráfico en la que fue condenada su ex esposa, se quejó de la medida adoptada por el juez Torres.
 
“Torres al momento de emitir una orden de estas características debería notificar a los jueces respectivos, porque las medidas que puede llevar a adoptar el Sevicio Penitenciario Federal pueden afectar nuestras condiciones de detención. Esas garantías no fueron respetadas por ese magistrado”, manifestó.
 
Por su parte, Segovia, quien consideró que la fuga le “huele más a algo político que a algo del narcotráfico”, aseguró que la determinación del juez lo “complica todo” porque está “a punto de lograr un beneficio”.
 
Segovia fue detenido tres meses después del triple crimen de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), cuyos cadáveres fueron hallados en un zanjón de General Rodríguez en 2008, y fue condenado a 14 años de prisión en 2012 por contrabando de efedrina.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario