Policiales

Secuestran una tonelada de cocaína que era transportada a Buenos Aires

La droga estaba disimulada en medio de un cargamento de resmas de papel. Hay tres detenidos. El operativo fue en la autopista a Capital Federal, después de que el camión pasara por Rosario

Miércoles 21 de Diciembre de 2011

Buenos Aires.- Tres hombres fueron detenidos ayer durante el operativo denominado "Navidad Blanca" que se realizó sobre la ruta Panamericana, en jurisdicción de la ciudad bonaerense de Lima, donde se secuestraron 1.000 kilos de cocaína de alta pureza que eran transportados por un camión con semirremolque cargado con resmas de papel procedente de Jujuy. El vehículo, según las fuentes, pasó por Rosario el sábado, donde estuvo detenido algunas horas debido a un desperfecto mecánico.

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, definió al procedimiento como "uno de los más grandes decomisos de los últimos años" y estimó que el valor de la droga asciende a 5 millones de dólares. Sin embargo, agregó que ese valor "se multiplica por siete después de que la droga es estirada o distribuida al minorista, es decir que podemos hablar de un cargamento valuado en 35 millones de dólares".

La droga "tenía como destinos el conurbano bonaerense, la costa atlántica y la costa de Uruguay, adonde se iba a transportar por vía fluvial" indicó el funcionario. Y agregó que "ahora se investiga si desde el vecino país también se pensaba exportar una parte de la droga a España".

En el peaje. El camión, un Scania con semirremolque, fue interceptado en el kilómetro 96 de la ruta Panamericana, a la altura del peaje de Lima, donde se hizo presente el ministro Casal. El funcionario dijo entonces que la cocaína, "estaba empaquetada con papeles de distintos colores según su calidad y su destino". También aclaró que la droga provenía mayoritariamente de Bolivia y, en menor medida, de Perú. En ese mismo sitio fueron detenidos el chofer del pesado vehículo, de nacionalidad argentina, y dos ciudadanos peruanos que lo acompañaban.

El ministro dijo que una vez finalizado el operativo en el lugar, la policía realizará un chequeo de los packs de resmas de papel que están termosellados y llevan códigos de barra con el fin de establecer si fueron violentados o no y si pueden también contener más droga en su interior.

El procedimiento fue ordenado por el juez federal de Campana Adrián González Charvay, quien instruyó actuaciones por "infracción a la Ley 23.737 de drogas, en carácter de tráfico internacional".

El comisario general Rubén Lobos, titular de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de la policía bonaerense, explicó que los investigadores interceptaron el paso del camión alrededor de las 4.30 de ayer. Según dijo, "la droga, que era transportada en 19 bolsas de arpillera, estaba oculta entre un envío de resmas de papel que transportaba el camión procedente de la provincia de Jujuy".

Para el comisario, "la ruta de la droga incautada fue Bolivia, Salta, Jujuy y por la ruta nacional 34 hacia Buenos Aires, Capital Federal y la costa atlántica y parte para ser exportada a algún país vecino", en referencia a Uruguay.

Paró en Rosario. El ministro Casal aclaró que "el desplazamiento del camión era constantemente monitoreado por el juez y el personal de narcotráfico desde que salió de Salta". En ese sentido, agregó que "el sábado el camión se rompió al llegar a Rosario. En un primer momento se pensó que ahí se iba a bajar parte de la carga, pero luego de ser reparado el desperfecto, el chofer continuó viaje hasta que en las primeras horas de ayer fue interceptado cuando transitaba por Lima".

Otra fuente policial señaló que hubo un trabajo de más de seis meses de investigaciones basadas en escuchas telefónicas, triangulación de llamadas, seguimientos de personas, monitoreo de transportes ingresados por la zona norte del país, tomas fotográficas y filmaciones.

En ese marco, un viejo pesquisa antinarcóticos que dialogó con La Capital dijo que "es llamativo que habiendo un trabajo de investigación de seis meses, con escuchas telefónicas y filmaciones, no se halla intentado desbaratar la operación de tráfico en su punto de origen o de destino, lo que hubiese deparado en la detención de más personas". Al respecto, aclaró que "deteniendo el camión en plena ruta sólo se apresó a los encargados del transporte, los perejiles que se comerán la condena, mientras que los despachantes o los receptores del envío seguirán operando".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario