Policiales

Secuestran 200 mil autopartes ilegales en Rosario: 29 clausuras

Fue un operativo nacional con 50 allanamientos que busca reducir el delito de robo de vehículos. Actuaron policías, gendarmes y seis equipos de la Afip. Hubo anomalías en el 90 por ciento de los locales.

Viernes 03 de Junio de 2011

Un total de 50 negocios que comercializan en Rosario repuestos y partes de vehículos fueron blanco ayer de un operativo de inspección sorpresivo dispuesto por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Tanto en sus dimensiones como en sus resultados la medida fue impactante: al final de la tarde habían sido secuestradas, según números oficiales, 200 mil autopartes ilegales por no tener las condiciones exigidas para su venta regular. La acción determinó la clausura parcial o total de 28 comercios del rubro en la ciudad. En el 90 por ciento de los locales allanados se verificaron irregularidades de algún tipo.

Lo que impulsó el procedimiento fue un asunto de política criminal. El Consejo de Seguridad Interior, integrado por la Nación y las carteras de seguridad de cada provincia, hacen foco en disminuir o prevenir los fenómenos vinculados al robo de automotores, que en ocasiones llegan al extremo de acciones homicidas.

Circuito negro. Las autoridades explicaron que no puede decirse que detrás de cada pieza secuestrada haya un delito contra la propiedad. Pero sí es presumible que no pocos de estos artículos, que para ser vendidos deben estar rigurosamente catalogados, provienen de un amplio mercado negro nutrido por robos o venta indebida. El destino de los vehículos robados es, en una fracción significativa, ser cortados para ser vendidos en desarmaderos o mostradores de repuesteros.

Para asegurar la medida fue necesario volcar a las calles un pequeño ejército que recorrió desarmaderos, casas de repuestos y talleres mecánicos. Los operativos se centraron en la zona de San Martín entre Pellegrini y 27 de Febrero pero también hubo recorridas por barrios y Granadero Baigorria. La Dirección Nacional de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes (Dnfda) pidió colaboración al gobierno santafesino, que aportó 150 policías de la Unidad Regional II para el control perimetral de las acciones, que se sumaron a los 250 miembros de Gendarmería Nacional que ingresaron a los comercios. Trabajaron además seis equipos de inspectores de la Afip bajo supervisión de la Dnfda, a cargo de Juan Pablo Sassano, con órdenes de allanamiento emitidas por el juez federal Marcelo Bailaque.

La consigna. Las inspecciones empezaron a las 11 y terminaron a las 18. El mandato era verificar la autenticidad de las piezas ofrecidas. Un primer grupo de treinta artículos expuestos en los comercios del rubro deben tener, para ser de venta legal, la oblea del Registro Unico de Desarmaderos, Autopartes y Actividades Conexas (Rudaac), que identifica a las piezas de comercialización lícita (capots, puertas, paragolpes, motores y partes de motor entre ellas). Un segundo grupo son las llamadas autopartes de seguridad, que son las vinculadas a la seguridad vial (extremos de dirección, volantes, butacas, cinturones inerciales, ópticas, espejos).Estas no pueden comercializarse en el mercado de piezas usadas sin un certificado de homologación que manifieste que están a punto de uso. Un tercero grupo lo integran las partes que forman el resto del vehículo.

Allí donde se encontraron piezas fuera de regla se dispusieron clausuras de dos tipos. Los comercios en los que se encontró todo en condiciones ilegales, que fueron 19, sufrieron clausura total. Donde hubo artículos de procedencia legal junto a otros en situación irregular el cierre fue parcial: lo que se hizo en estos nueve casos fue sellar y apartar las piezas de origen anómalo en un sector del negocio y permitir la continuidad del expendio de los elementos lícitos.

El año pasado se dispuso que tres grandes núcleos de acción contra actividades ilícitas se gestionen desde el Consejo de Seguridad Interior por ser fenómenos interprovinciales: los hechos de narcotráfico, de trata de personas y de comercialización ilegal de autopartes.

El factor sangre. En algunas zonas del país, como en el conurbano bonaerense, el robo violento de vehículos constituye el principal motivador de los homicidios dolosos. “En nuestra provincia el robo de vehículos en situación donde hay contacto interpersonal y violento no se manifiesta o se da de manera muy esporádica. Pero esto no quita que en Santa Fe sí se vendan autopartes procedentes de hechos graves registrados en otras zonas. Por eso la intervención aquí es importante para atacar el fenómeno violento en otras regiones”, dijo el secretario provincial de Seguridad Comunitaria, Enrique Font.

“Una política integral hacia el delito tiene que trabajar con causas socioestructurales para intervenir en política preventiva. “Estos eslabones exceden los límites provinciales: muchas veces el mismo auto se roba en una provincia, se corta en otra y sus partes se venden en una tercera. Por lo tanto contra estos delitos de escala nacional debe intervenirse con una estrategia conjunta entre la Nación y las provincias”, añadió.

Las acciones desplegadas en el operativo de ayer por los organismos de seguridad y control tributario no desconocen que en muchos casos los comercios inspeccionados funcionaron durante largos períodos con compraventas ilegales e incluso con protección policial para garantizar su actividad. El secreto estricto de la operación tuvo que ver en parte con eludir esas formas de complicidad. No obstante, desde el gobierno aseguraron saber que, pese al sigilo, al menos en tres locales allanados alguien sopló el dato de la visita inminente.

Llamativo

En un local de Ovidio Lagos 5327 se hallaron más de mil autopartes ilegales de vehículos de alta gama. Se lo consideró significativo: los robos de vehículos de alta gama suelen ser los más violentos porque sus sistemas de seguridad impiden levantarlos de la calle y exigen el contacto entre delincuente y conductor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario