Policiales

Se llevan 40 mil pesos de una farmacia de la red Peressotti

Una farmacia de la red Peressotti fue asaltada anoche por tres delincuentes que actuaron a cara descubierta y se habrían alzado con una suma aproximada a los 40 mil pesos, lo que provocó un posterior ataque de ira de su propietario, Daniel Peresotti.

Martes 22 de Enero de 2008

Una farmacia de la red Peressotti fue asaltada anoche por tres delincuentes que actuaron a cara descubierta y se habrían alzado con una suma aproximada a los 40 mil pesos, lo que provocó un posterior ataque de ira de su propietario, Daniel Peressotti.

El hecho se registró anoche alrededor de las 20 en la farmacia que la red posee en Tucumán al 1700. Hasta alí llegaron tres hombres armados quienes, tras identificar a la encargada del local, se dirigieron a la caja fuerte y se alzaron con una suma que ronda los 40 mil pesos.

Minutos más tarde llegó el propietario del local, Daniel Peressotti, quien tras ser notificado por la policía del robo, habría entrado en una crisis nerviosa y habría increpado y amenazado a algunos empleados.

El farmacéutico y concejal justicialista fue trasladado a la seccional 3ª para prestar declaración informativa sobre el hecho y esta mañana familiares de algunas trabajadoras se presentaron en Tribunales para radicar la correspondiente denuncia.

El padre de una de las empleadas narró hoy en declaraciones radiales que “me llamó mi hija a mi casa, estaba llorando por el robo. Cuando llego a buscarla había otros familiares y nos quedamos afuera de la farmacia. A los 20 minutos llegó el señor Peressotti. Entró pateando una puerta y se las agarró con las empleadas, incluso amenazándolas de muerte. Les dijo un montón de barbaridades y a una de ellas la tomó del cuello y la tiró contra una estantería y le pegó una patada. Después les dijo que estaban todas despedidas”.

“Después vino la policía y las chicas fueron a hacer la denuncia. Las pobres estaban shockeadas por el robo pero fue peor lo que pasó después. Porque las chicas sufrieron un shock muy fuerte por ver las armas de fuego. Pero el trauma mayor fue cuando entró este señor Peressotti, quien hizo culpable del robo a tres chicas jovencitas. Es decir que el propietario del negocio se portó peor que los ladrones”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario