Policiales

Se llevan 30 mil pesos en un asalto a un local del Club de la Milanesa

El atraco ocurrió ayer a la mañana en la sucursal que la cadena gastronómica tiene en Cándido Carballo al 100, en Puerto Norte.

Martes 27 de Enero de 2015

Los dos hombres llegaron ayer a la mañana a un local gastronómico de la zona de Puerto Norte con una excusa creíble: dijeron que eran proveedores. Sin embargo, apenas estuvieron frente al encargado del negocio exhibieron armas de fuego y en escasos segundos tanto empleados como clientes quedaron a merced de los delincuentes. Con la situación controlada, los ladrones recogieron unos 30 mil de la recaudación y se marcharon con el botín en su poder. Hasta anoche al cierre de esta edición los asaltantes no habían sido localizados.

El atraco ocurrió a las 8.15 de ayer en un local de la cadena Club de la Milanesa situada en Ciudad Ribera, un complejo habitacional y comercial de cuatro pisos que se levanta en avenida Cándido Carballo al 100.

"A la cocina". Una fuente policial señaló que el hecho se desató cuando "dos jóvenes con gorras con viseras" llegaron al local y, luego de atravesar el local con paso cansino, llegaron hasta el mostrador. "Somos proveedores", le dijo uno de ellos al encargado. Sin embargo, Marcos Quaranta, titular del Club de la Milanesa, comentó que los ladrones sólo le preguntaron al encargado por "un tal Rubén".

Lo cierto es que enseguida los falsos proveedores mostraron sus verdaderas intenciones. Uno de ellos desenfundó un arma de fuego ante la mirada atónita de los cinco empleados y cuatro clientes que en ese momento se encontraban en el lugar.

"Todos vayan a la cocina", gritó uno de los asaltantes. Una vez allí, los maniataron a las víctimas del atraco.

Entonces, los ladrones dividieron las tareas delictivas. Uno se quedó en la cocina controlando a los empleados y los parroquianos mientras su cómplice comenzaba a buscar dinero en la caja de atención al público y en la de seguridad.

Después de unos cuarenta minutos, el delincuente pudo recoger unos 30 mil pesos de la recaudación del fin de semana que estaban destinados al pago de proveedores del local comercial. "Había dinero en la caja de atención al público y en la caja fuerte, que empezaron a romper hasta que lograron abrirla", se lamentó Quaranta.

Champán. Los ladrones no se conformaron con el dinero que recogieron. También se llevaron, según contó Quaranta, botellas de champán y los bolsos de los empleados. Con el botín en su poder, los ladrones se marcharon caminando, pero un vocero policial deslizó que tal vez escaparon en una moto a través de uno de los pasillos que bordea al emprendimiento. "Hay que tener en cuenta que todavía se están construyendo torres y en esos pasillos los albañiles dejan estacionadas las motos", explicó el portavoz consultado.

"Raro". Quaranta no sólo se lamentaba por el atraco sino también por la "falta de seguridad" en el predio. "En el complejo hay dos garitas con cuatro o cinco vigiladores de una empresa de seguridad, una videocámara y a cincuenta metros está la comisaría 8ª, pero nadie vio nada. Me parece raro porque el robo duró cuarenta minutos. Además llamamos al 911, pero no vino ningún policía. Solamente vinieron los de la comisaría 8ª después de que los empleados fueron a avisarle", se quejó Quaranta.

Esa no fue la única queja del comerciante. "La municipalidad presenta a Puerto Norte como un proyecto de desarrollo urbanístico, pero no se hace cargo de la seguridad de la plaza que está cerca del complejo. Además, a pesar de contar con el material registrado por la cámara de vigilancia nunca se llega a nada", sostuvo.

Varios atracos. Quaranta es titular de los tres locales que el Club de la Milanesa posee en Rosario. Los otros dos están en avenida Pellegrini y España, y en Jujuy y Alvear.

"En los últimos cuatro meses nos robaron tres o cuatro veces en los tres locales. Nos reunimos con (el secretario de Control y Convivencia Ciudadana) Pablo Seghezzo para pedir mayor seguridad. Recibimos promesas para resolver el tema, pero nunca se hizo nada", afirmó el comerciante.

El Club de la Milanesa es uno de los últimos locales comerciales de Ciudad Ribera desde el ingreso al complejo y tiene un ventanal con vista al Paraná. Pasado el mediodía de ayer, un vigilador privado que estaba apostado en una garita brindó algunos detalles del atraco aunque desde su posición, a unos veinte metros del local asaltado, no pudo observar la escena del atraco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS