Policiales

Se entregó un menor acusado por matar a un pibe en Tablada

Cumplió 16 años un día después del hecho que le imputan y que le costó la vida a Gonzalo Rodríguez, cuyo padre fue ejecutado hace un año

Jueves 05 de Noviembre de 2015

Un adolescente que era buscado por el crimen de Gonzalo Ezequiel Rodríguez, un chico de 16 años baleado el domingo en barrio Tablada, se presentó ayer en Tribunales y regresó en libertad a su casa porque tenía 15 años al momento del hecho y no es punible para la ley. La víctima era hijo de un hombre apodado “Diente de lata” que el año pasado apareció asesinado a un costado de la autopista a Córdoba en un ataque mafioso (ver aparte). El muchacho fue atacado por un joven que se bajó de un auto en el que había otros dos ocupantes y le disparó a quemarropa a la cabeza. Los testimonios recogidos en la causa apuntaban a un chico llamado Milton R., quien ayer se abstuvo de declarar ante la jueza María del Carmen Musa.

“La investigación no va a avanzar hacia él porque tenía 15 años al momento del hecho y es inimputable”, dijo el abogado Marcos Cella, quien acompañó al menor en su presentación en el juzgado de Menores a cargo de Musa. Por un día el chico quedó libre de persecución penal. Es que el crimen ocurrió el domingo y él cumplió 16 años el lunes y la legislación argentina considera no punibles a menores de esa edad.

Aunque se prevé la intervención del área provincial de Niñez, según Cella, luego de la presentación su cliente regresó a su casa donde cuenta “con una gran contención familiar”. En la investigación por el homicidio los testimonios apuntaban desde un primer momento a Milton R. Esto fue lo que provocó que el fiscal de Homicidios Miguel Moreno derivara las actuaciones a un juzgado de Menores. La causa se acumuló en el juzgado de Musa porque el adolescente tiene allí una anotación por portación de arma.

Niegan testimonios. Pese a los dichos de testigos, el abogado afirmó que su cliente “es inocente” y que los testimonios que lo sindican “no son veraces”. Al joven le tomaron una declaración informativa pero se abstuvo de hablar. “Estaba asustado y con un visible estado de angustia”, dijo el profesional.

El chico había sido señalado por testigos que atribuyeron los problemas entre él y Rodríguez a una disputa “por una chica”, según dijeron en fiscalía. Cerca de las 17 del domingo Ezequiel Rodríguez salió de su casa de Chacabuco al 3700 y apenas estuvo en la calle apareció un auto con dos ocupantes. Uno de ellos se bajó del vehículo y le disparó a quemarropa en la cabeza con una pistola calibre 9 milímetros.

El adolescente cayó al suelo y fue socorrido por su tía, que se alarmó al escuchar los disparos. Lo llevaron al hospital Roque Sáenz Peña pero murió a minutos de llegar. En el lugar los efectivos de la Policía de Investigaciones encontraron seis vainas servidas y tres ojivas de plomo, lo que revela que se efectuaron varios disparos en el lugar.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS