Policiales

Se entregó "por miedo" uno de los acusados por una trágica entradera

El crimen de Leonardo Perrone. Tiene 20 años y era buscado por el hecho del martes a la mañana en Riobamba al 4300. El jueves mataron a su presunto cómplice.  

Sábado 30 de Agosto de 2014

Un joven de 20 años que era intensamente buscado al ser señalado como uno de los tres sospechados de participar en la frustrada entradera de Riobamba al 4300 en la que fue asesinado Leonardo Ezequiel Perrone, se entregó ayer voluntariamente ante el fiscal que investiga el hecho y dijo que lo hacía "por miedo". Un día antes, en un procedimiento en el barrio Cabín 9 de Pérez, la policía había matado a otro de los maleantes que fue reconocido por participar en el crimen. En tanto, aún permanece prófugo un tercer sospechoso.

Apenas se inició ayer la actividad de la Unidad de Homicidios Dolosos del Ministerio Público de la Acusación en sus flamantes oficinas de Montevideo al 2200, el fiscal Florentino Malaponte se desayunó con una novedad saliente para esclarecer el caso Perrone. Acompañado por sus abogados defensores, Adrián Ruíz y José Ferrara, se presentó Jonatan A., de 20 años, señalado por testigos como partícipe del crimen en barrio Bella Vista.

El nombre del pibe figuraba entre los apuntes de los pesquisas desde el mismo momento en que mataron a Perrone. De hecho, se realizaron al menos cinco allanamientos en viviendas de la zona oeste donde se presumía que estaba escondido.

"Se presentó voluntariamente con sus abogados, se ordenó una pericia médica forense para determinar su estado de salud, y en los próximos días también se podría realizar una rueda de reconocimiento con testigos directos del homicidio", dijo Malaponte a La Capital.

Acerca de las motivaciones que generaron la imprevista entrega de su cliente, Ferrara dijo que estuvo signada por "el miedo" que le causó la muerte de Walter "Chanchin" Asencio —otro de lod apuntados por participar de la entradera fatal—, quien fue baldeado por la policía tras una persecución que culminó en una vivienda de Cabín 9, en la vecina localidad de Pérez.

Primero la vida."Se presentó hoy en nuestro estudio acompañado de sus padres. Estaba al tanto de que lo buscaban por ese hecho —la policía lo tenía prácticamente cercado— y al enterarse de lo que pasó con Asencio tenía miedo de que lo mataran", amplió Ferrara.

Según aportaron fuentes judiciales, la familia de Jonatan se impuso inmediatamente de la elevada pena que le correspondería al muchacho de ser hallado culpable del crimen en un juicio (reclusión perpetua), pero priorizaron la integridad del muchacho y su vida por sobre la potencial condena.

En tanto, el detenido deberá afrontar el lunes la audiencia imputativa por el delito de homicidio agravado. Pero como la investigación todavía atraviesa una fase en la que no se pudo establecer cuál de los tres efectuó los disparos mortales contra Perrone, se desconoce qué le adjudicarán a Jonatan.

La misma arma. En ese sentido, Malaponte confirmó que una pericia balística practicada sobre una vaina servida de pistola calibre 9 milímetros hallada en la escena del enfrentamiento en Pérez que terminó con la vida de Walter Asencio, confirmó que el arma con la que el delincuente respondió a la actuación policial, fue la misma que utilizó para ejecutar a Perrone.

Con una ristra de antecedentes penales por delitos menores que van de las lesiones dolosas al encubrimiento y la portación de arma de guerra, el más significativo de los delitos imputados a Jonatan es un robo calificado cometido el 7 de enero de 2013 en Cerrito y Gutemberg (a cinco cuadras de la casa de Perrone, en jurisdicción de la seccional 13ª), causa que terminó en archivo.

Igualmente, el fiscal Malaponte estaba a la espera de la ficha prontuarial actualizada de Jonatan, elemento que será parte de la acusación formal que realizará el lunes.

Criminales. Perrone fue asesinado en la puerta de su casa de Riobamba 4354 el martes a las 6 de la mañana al ser abordado por tres delincuentes cuando se disponía a sacar su auto para realizar las tareas cotidianas.

Mientras estaba con su cuñado aparecieron los ladrones armados y, al verlos venir, las víctimas entraron a la vivienda. Un asaltante alcanzó a ingresar con ellos y se originó un forcejeo mientras los cómplices del ladrón disparaban desde la vereda.

Uno de los balazos alcanzó a Perrone, que murió en el lugar. Su padrastro, un taxista de 62 años, recibió al menos tres disparos que obligaron a su internación en el Hospital de Emergencias, donde se recupera. En tanto, el cuñado de Perrone fue herido en una pierna y asistido en el hospital Carrasco.

Apenas fue anoticiado del incidente, Malaponte pudo recoger en la escena del delito el relato de testigos directos que identificaron a los agresores. Con esa información se comenzó la búsqueda de "Chanchin" Asencio, muerto por balasa policiales en un hecho donde resultó herido su primo Sebastián, quien ayer quedó imputado de resistencia a la autoridad en una audiencia realizada en el hospital donde se recupera; y estaba en la mira Jonatan A., ahora tras las rejas, mientras que permanece prófugo un tercer implicado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS