Policiales

Se entregará el acusado de matar a Matías Ratari

Es Lucas F., novio de la joven que alquila el departamento de Cochambamba 329, de donde partió el tiro que mató al joven el sábado.

Viernes 22 de Abril de 2016

Lucas Emanuel F., acusado de ser el autor del crimen de Matías Ratari la madrugada del sábado pasado frente al edificio de Cochabamba 329, se presentará hoy en los Tribunales provinciales ya que "no soporta más la difícil situación que atraviesa y quiere aclarar todo lo ocurrido", según manifestó la tarde de ayer el abogado Marcos Cella, quien junto a Malena Copello asumió la representación del joven de 25 años. En tanto, la fiscal evaluaba la situación de la novia del sospechoso, ya que los padres de la víctima reclamaron su detención por encubrimiento.

La tarde del miércoles, después de que una ex novia de Lucas acudiera a Fiscalía y brindara algunos domicilios donde podría estar el joven, se realizaron varios allanamientos con resultado negativo.

Querellantes. Por su parte, los abogados José Nanni y Paul Krupnik presentaron un pedido de los padres de Ratari para constituirse como querellantes, lo que fue aceptado por la fiscal y ahora deberá hacerse la audiencia respectiva.

La familia Ratari había reclamado en un escrito el miércoles a la tarde que se ordenara la detención de Carina C., novia del presunto homicida e inquilina del departamento del que partió el disparo que mató a Matías. La acusan de encubrimiento agravado por "haber guardado el arma y levantado las vainas servidas para limpiar el lugar". El requerimiento es analizado por la fiscal, quien espera la finalización de pericias sobre el celular que la chica entregó voluntariamente el día que fue a declarar. En un primer examen del aparato se detectaron mensajes en los cuales el sospechoso la invita a escaparse junto a él.

Ratari tenía 22 años y trabajaba con su padre en un taller de motos. Alrededor de las 5.30 del sábado, junto a un amigo cuya identidad no trascendió y a bordo de una moto a su nombre, llegaron hasta el edificio de Cochabamba 329 y allí, según una primera versión, habrían querido asaltar a un grupo de personas que salía de un cumpleaños y se aprestaba a abordar un remís.

Según Carina C., del cumpleaños de su novio participaron su suegra, una amiga de su misma edad, una tía de su novio y otros dos jóvenes. Tras despedir a los invitados en la puerta del edificio, una vez que arribó el remís, ella regresó hacia el departamento en el cual estaba su novio y entonces escuchó disparos y gritos. Al entrar a la vivienda vio a Lucas Emanuel F. con una pistola calibre 9 milímetros en sus manos. El joven le pidió que volviera a bajar porque "le habían querido robar a su madre" y al salir se encontró con Ratari malherido en el piso.

En ese marco se determinó, por la trayectoria del disparo, que éste habría partido del departamento de Carina C., donde unas 20 horas después del hecho se encontró el arma calibre 9 milímetros con la numeración limada y balas con punta de teflón como la extraída del cuerpo de la víctima.

Un policía, en el departamento

Pocos minutos después de que Matías Ratari fuera baleado, un policía subió al departamento desde el cual partió el tiro homicida. El dato surge de la declaración que brindó en Fiscalía Carolina C., novia del sospechoso. La mujer dijo que tras acompañar hasta la puerta a la familia de su novio subió a su casa y empezó a escuchar disparos y gritos. Al llegar encontró a su novio con un arma en la mano y le pidió que bajara a asistir a su madre porque la estaban asaltando. “Cuando llego al palier veo que en la puerta, del lado de la calle, estaban la mamá de Lucas, su tía y las dos amigas de la tía. Entonces las hice pasar y cuando nos disponíamos a subir entró un policía y subió con nosotras para que ver qué había pasado. Una vez arriba nos encontramos con Lucas y él ya no tenía el arma encima, su mamá se descompuso y el policía nos dijo que la lleváramos al hospital”, declaró la mujer. Entonces, según contó, una médica vecina llegó a tomarle la presión a su suegra y les recomendó que la llevaran a un hospital. “Bajamos con su mamá y el policía y tomamos un taxi”, dijo. Y aclaró que el uniformado se retiró en un móvil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario