Policiales

"Se dijeron versiones disparatadas", dijo el abogado que mató alegando defensa propia

"A las claras luce como una situación de defensa propia", dijo Fabián C., quien aseguró que no conocía al joven de 23 años que el domingo pasado asesinó a puñaladas en su casa, en Montevideo al 1600. Afirmó que "es un disparate" la versión que señala que previamente mantuvieron relaciones sexuales.

Miércoles 11 de Abril de 2012

El abogado que mató con un arma blanca a un joven de 23 años alegando defensa propia dijo hoy que tuvo que escuchar "las más disparatadas versiones" de un hecho que "a las claras luce como una situación de defensa propia". Aseguró que su "vida está paralizada" luego del episodio y negó haber conocido al muchacho que murió a causa de las ocho puñaladas que recibió.

El abogado Fabián C. narró que "a la madrugada me encontraba durmiendo en mi casa, donde también funciona mi consultorio jurídico. Me despierto por ruidos que me doy cuenta que están proviniendo del interior de mi propiedad, y me encuentro con un extraño".

De esta manera, en diálogo con Telefé Noticias, de Canal 5, el letrado dio comienzo a su versión de los hechos acerca de lo ocurrido el pasado domingo, cuando Andrés Arduvino, de 23 años, fallecía a raíz de las ocho puñaladas recibidas en Montevideo al 1600, donde vive y tiene su estudio Fabián C..

"Noto que trae un arma, logro sacársela y noto que es un arma blanca. Le solicito reiteradas veces que se retire, empuñando el arma para que se retire por el mismo lugar que había ingresado", dijo el abogado, para añadir que el joven se abalnzó sobre él. "Ahí entramos en un combate, una lucha donde realmente traté de defender mi integridad física y mi vida".

Fabián C. no quiso dejar lugar a dudas: "Yo defendí mi vida, me encuentro con un extraño que ingresa por la fuerza a la noche a mi casa, en un momento en que estoy durmiendo, lo que atino a hacer es a defender mi vida", sostuvo.

También negó rotundamente haber tenido conciencia de las heridas mortales que le había provocado. "No, en ese momento lo único que hice fue defenderme de las agresiones que me profería. Aparentemente intentaba recuperar su arma, y yo habiendo logrado quitársela me defendí con ese cuchillo, esa navaja que él había traido".

Calificó como "un absurdo total" las versiones que señalan que ambos, el abogado y Arduvino, se conocieran con anterioridad al episodio. "Esta persona para mí era un extraño total, no lo conocía de ningún lado. Es un extraño que entró por la fuerza a mi vivenda, con fines de robo, evidentemente, porque lo que yo escuché eran ruidos de revisar mis pertenencias, de abrir cajones", dijo.

También negó de plano haber mantenido relaciones sexuales con el muchacho antes de producirse el ataque. "Es un disparate, yo estaba durmiendo solo en mi casa", afirmó, para añadir: "Yo sostengo la versión que en un primer momento manifesté en sede judicial y es ésta".

"Mi vida está paralizada. Tengo mi trabajo paralizado, perdí mi casa, mi consultorio, además con la impotencia de tener que escuchar las más disparatadas versiones de este hecho que creo que a las claras luce como una situación de defensa propia", sostuvo, para culminar aseverando: "Confío en la Justicia, que va a dar los pasos que tiene que dar para esclarecer el hecho".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario