Policiales

Saquearon la casa del conductor del noticiero de Canal 5 Cristián Lavallén

"Los muchachos hicieron una mudanza", contó el periodista. El robo ocurrió en el barrio Las Tardes de la localidad de Roldán. Ante la ola de robos, los vecinos se organizaron por prevención.

Jueves 30 de Octubre de 2014

Un grupo de delincuentes ingresó anoche en la casa del periodista Cristián Lavallén en la localidad de Roldán y tras un trabajo paciente se llevaron artículos electrodomésticos. Los ladrones se llevaron inclusive un par de equipos de aire acondicionados que estaban empotrados en la pared.

El atraco ocurrió anoche poco después de la medianoche en la vivienda que el periodista de Canal 5 y LT3 posee en el barrio Las Tardes de Roldán, un sector donde se producen a menudo robos bajo la modalidad de "escruches", es decir cometidos por delincuentes que aprovechan la ausencia de los moradores de las casas para ingresar y robar.

"Ni los aires acondicionados me dejaron, se llevaron todo. Una sensación horrible de inseguridad", escribió hoy el periodista y locutor en su cuenta de Twitter. De acuerdo a lo que trascendió, los delincuentes ingresaron tras violentar una puerta balcón y al parecer trabajaron con cierto margen a pesar de haberse accionado la alarma.

"Los muchachos hicieron una mudanza, para que se den una idea", contó Lavallén esta mañana en su programa de LT3.

El barrio Las Tardes está ubicado a la vera de la ruta A08, a pocos kilómetros del centro de Roldán. Según cuentan sus vecinos, los robos a viviendas mientras sus ocupantes no están es moneda corriente.

De hecho y ante la falta de respuesta de la policía y de la Municipalidad, que posee una puesto de la Guardia Urbana en el cruce de A012 y las vías del ferrocarril, los vecinos abrieron grupos de WhatsApp, uno para urgencias y otro para cuestiones sociales. En el grupo de urgencias, que es administrado por uno de los vecinos y que a su vez tuvo que duplicarse por la cantidad de adherentes, se canalizan las alarmas ante probable situaciones de robos.

Los habitantes se organizan así para avisarse mediantes sus teléfonos celulares cuando se presenta alguna situación sospechosa que podría vincularse con un delito. Los vecinos utilizan Whatsapp cuando advierten movimientos extraños en la zona. Concretamente, cuando advierten el movimiento de algún vehículo en actitud sospechosa uno de los usuarios emite un alerta hacia los otros otros integrantes del grupo.

Así, además de llamar a la policía, se organizan recorridas y en algunos casos hubo hasta persecuciones en episodios que se acercaron casi a casos de intentos de hacer justicia por mano propia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario