Policiales

Santa Fe: un joven murió baleado cuando iba en una moto

Al parecer le dispararon, desde una camioneta que se le puso a la par. Fue el sábado a la tarde en el noroeste de la capital provincial. Un adolescente que iba con la víctima está grave.

Lunes 02 de Febrero de 2015

Un joven de 22 años fue asesinado de tres disparos mientras circulaba en la moto con un adolescente de 17 que resultó herido. El hecho, que no descartan que se haya tratado de una venganza, ocurrió el sábado a la tarde en la ciudad de Santa Fe y hasta anoche al cierre de esta edición no se habían reportado detenciones.

Fuentes policiales confirmaron que el crimen ocurrió minutos después de las 16.30 del sábado en el barrio San Agustín I, en la zona noroeste de la capital provincial. En ese momento circulaban en una moto Beta de 110 centímetros cúbicos Cristian Escalante y un adolescente de 17 cuando, al pasar por el cruce de Camino Viejo a Esperanza y Neuquén, les dispararon varias veces.

Ayer una versión indicaba que los disparos habían sido efectuados desde una camioneta en movimiento que se puso a la par de la moto.

Balazos. Lo cierto es que, según los voceros consultados, ambos motociclistas cayeron del rodado y quedaron tendidos en medio de la calle. Escalante recibió tres balazos, uno en tórax y los demás en sus piernas. Murió en el lugar.

En tanto, Silvio E. fue herido por proyectiles en omóplato y clavícula, además de un machetazo que le destrozó el maxilar izquierdo. Lo llevaron urgentemente al Hospital Cullen, donde quedó internado en observación y ayer al cierre de esta edición permanecía en grave estado y con pronóstico reservado.

Pistas. A partir del incidente efectivos de Homicidios de la policía santafesina buscaban en la escena del crimen pistas y testimonios que los ayuden a identificar y localizar a los autores de los disparos.

En este sentido, se investigaba entre otras cosas respecto de grupos antagónicos del barrio y sus rivalidades, al tiempo que también se analizaba si las víctimas podrían tener vinculación con alguno de ellos.

En ese contexto trascendió, asimismo, que uno de los agresores habría sido reconocido por vecinos que vieron el ataque. Así, anoche al cierre de esta edición continuaba siendo intensamente buscado por la zona noroeste de la ciudad de Santa Fe.

La pesquisa está en manos de la fiscal de Homicidios capitalina Cristina Ferraro.

Cayó una viuda negra tras pedir un taxi y dejar dopado al conductor

Una mujer que seducía y luego dopaba a hombres para robarles bajo la modalidad de "viuda negra" fue detenida ayer en el barrio porteño de Colegiales. Fuentes de la Policía Metropolitana señalaron que la sospechosa cayó a partir de una investigación originada luego del hallazgo de un taxista que se encontraba desaparecido desde hacía un día.

En efecto, fue una denuncia por averiguación de paradero lo que precipitó la detención de la mujer de 62 años, cuya identidad no fue revelada.

En el marco de la denuncia, personal del Area de Investigaciones de la Comuna 15 de la Policía Metropolitana rastrilló los barrios de Chacarita, Villa Crespo, Colegiales y Palermo con la intención de hallar al taxista que solía trabajar por esa zona y de quien no se tenían noticias desde el día anterior.

Desorientado. Horas más tarde el chofer fue hallado en el interior de su vehículo estacionado en una calle de Colegiales. Según las fuentes consultadas, el chofer se encontraba notoriamente desorientado, al parecer como consecuencia de haber ingerido algún psicofármaco.

Luego de ser hospitalizado y asistido por la intoxicación sufrida, el taxista declaró ante los investigadores de la Metropolitana.

El hombre relató que el día anterior había sido enviado por la empresa de radiotaxi para la cual trabaja a buscar una pasajera a Conde al 900, pero lo último que recordaba era estar llegando al lugar donde 24 horas después fue hallado por la policía.

Luego de chequear los llamados con la empresa de radiotaxis y las compañías telefónicas se pudo establecer el domicilio exacto de donde provenía el llamado a la empresa de radiotaxis. En virtud de ello la jueza Mónica Berdion de Crudo ordenó el allanamiento del departamento.

Una droguería. En ese marco se secuestraron 52 cajas de medicamentos de cuarenta comprimidos cada una, así como siete celulares, ocho sellos de médicos y entidades relacionadas con la medicina, dos talonarios en blanco del hospital Italiano y otros documentos que evidenciaban la falsificación de recetas.

Asimismo fueron hallados estetoscopios, un tensiómetro y una camilla, por lo que se investiga si la imputada además ejercía ilegalmente la medicina.

En ese contexto, se investiga si la ocupante del domicilio, una mujer de 62 años, engañaba y sedaba a las personas para robarles sus pertenencias. En principio la mujer fue trasladada a la comisaría Comuna 15 y quedó a disposición de la Justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario