Policiales

Santa Fe: Asumió Bruschi como jefe de policía provincial

"Tenemos que pensar una policía del futuro más ágil e inteligente, con equipos en calle e investigaciones", dijo el nuevo titular de la fuerza.

Martes 12 de Abril de 2016

El comisario Luis Mario Bruschi finalmente se convirtió ayer en el jefe de la policía de la provincia. Pidió tiempo para actuar y que luego lo juzguen. Es que el reemplazante de Rafael Grau llegó al cargo con el paso cambiado. Empezando porque ayer en el acto —no se hizo ni en la Casa Gris ni en el Ministerio de Seguridad sino a más de 20 kilómetros de Santa Fe— no estuvo el gobernador y nadie explicó su ausencia.

Un par de hechos enmarcaron la llegada al cargo del nuevo jefe policial en un momento en que la inseguridad vuelve ("sólo en la capital provincial", según se atajó ayer el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro) a explotar en una desbocada estadística de homicidios: 42 en tres meses. Apenas 24 horas antes de la asunción de Bruschi, el arzobispo de Santa Fe y titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, destinó su homilía en la fiesta de Guadalupe ante miles de fieles para reclamar que las autoridades "asuman su responsabilidad ante "la droga y las armas que hay en los barrios".

Pero el hecho que puso a Bruschi en los titulares antes de asumir cuando ya se sabía que Miguel Lifschitz lo había elegido fue la negativa de los legisladores a darle acuerdo al nombramiento. Aunque la negativa de diputados y senadores que dejó pedaleando en el aire a la Casa Gris no buscó —según dijeron los opositores— hacer mella en el nuevo jefe tampoco importó una considerada atención. Bruschi quedó así presa del juego de la política en la que improvisación y especulación se combinaron en contra sus intereses.

Acto. Presidido por el vicegobernador Carlos Fascendini y Pullaro, el acto de ayer fue en la sede del Instituto de Seguridad Pública de Recreo. El ministro abrió los discursos llamando a revalorizar la fuerza. Bruschi dijo luego que "su sensación era la de alguien que luchó 30 años por mejorar y ahora tiene la oportunidad de formar un equipo que piense la policía de acá a diez años. Acá hay un plan estratégico, una idea de trabajo y lo contingente no tiene que tapar lo importante".

"Tenemos que pensar una policía del futuro más ágil e inteligente. Con controles permanentes, ser proactivos, evitar los hechos, tratar de estar antes de que se cometan. Eso se logra con equipos en la calle y con investigaciones", dijo Bruschi.

El nuevo jefe provincial es técnico superior en Seguridad Pública y licenciado en Educación de Gestión Educativa. Nació en Santa Fe y se inició en la fuerza policial en Casilda. Luego fue trasladado a la Escuela Provincial de Policía, trabajó en los departamentos Iriondo, San Martín, San Lorenzo y Santa Fe, fue subjefe y jefe en Rosario y desde hace dos años es el director provincial de la Policía de Investigaciones.

La subjefatura seguirá a cargo de José Luis Amaya, quien ocupó interinamente la titularidad de la fuerza durante el sainete que terminó con el intento frustrado de conseguir acuerdo legislativo. Amaya inició su carrera en la Unidad Regional II, trabajó en Asuntos Internos, Cuerpo Guardia de Infantería, Orden Público y fue jefe de la Región 4 y subjefe y jefe de la Unidad Regional II.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario