Policiales

Rosana Galliano "se sentía atemorizada"

Buenos Aires.— Daniel El Yanqui González, el jardinero sindicado por el viudo de la ex modelo Rosana Galliano como uno de los sospechosos del crimen de la mujer, declaró ante el fiscal de la causa que la víctima “se sentía muy atemorizada” y aportó más datos para la investigación.

Martes 29 de Enero de 2008

Buenos Aires.— Daniel El Yanqui González, el jardinero sindicado por el viudo de la ex modelo Rosana Galliano como uno de los sospechosos del crimen de la mujer, declaró ante el fiscal de la causa que la víctima “se sentía muy atemorizada” y aportó más datos para la investigación.
  González “no se contradijo y agregó otros elementos más con respecto a la relación entre José Arce (el viudo) y Rosana. Habló de los temas de violencia de la pareja, de lo que le comentaba Rosana, y dijo que ella se sentía atemorizada”, informó el abogado Ramiro Rúa, patrocinante de Arce.
  El letrado explicó que el jardinero “aportó datos sobre el entorno íntimo de Rosana, sus amistades, sus vinculaciones”. Y “aportó precisiones con respecto a mi cliente y el tema de violencia, pero todo por dichos de Rosana”, aclaró.
  Desde ahora, El Yanqui “no es ni más ni menos sospechoso, hay que analizar su declaración”, concluyó el abogado.
En silencio. González llegó minutos después de las 17 a la fiscalía a cargo de Marcelo Pernici acompañado de su abogado y casi sin hacer declaraciones a los periodistas. Sólo se limitó a decir que Arce lo señala como amante de la víctima porque él “conocía” a la mujer.
  González también era casero de la vivienda de el barrio privado El Remanso donde la noche del 16 de enero Galliano fue asesinada de cuatro balazos.
  Al día siguiente, el fiscal allanó el domicilio de González en búsqueda de evidencias. Y el jardinero se transformó en sospechoso porque tenía acceso frecuente a la escena del hecho y porque el propio viudo lo señaló como uno de los hombres con los que su esposa le era infiel.
  El viudo afirmó públicamente que entre su mujer y el jardinero detectó unas 1.200 llamadas telefónicas, lo calificó como “un negro cortapasto” y aseguró que vivía “metido” en su cama.
   Tras el crimen, Arce fue acusado por la familia Galliano de ser el homicida, ya que desde hacía un año mantenían una relación conflictiva y tramitaban un divorcio controvertido. Por su parte, el viudo no sólo le apuntó a González, sino que pidió investigar al último novio de la víctima, Oscar El Rubio Lugo; a un antigu o novio, el heladero Gerardo Biancanello; a la hermana de Rosana, que fue testigo del crimen, y a su pareja, el suboficial de la Policía Federal Mario Rojas.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario