Policiales

Rosa Camino, hermana de "Pimpi", quedó detenida por liderar una banda narco

Operativo “Rosa blanca”. En los procedimientos realizados en la zona sur fueron incautados diez kilos de cocaína, ocho de marihuana, dos kilos de materiales de corte, además de armas y autos.

Viernes 04 de Marzo de 2016

El operativo "Rosa blanca" se materializó ayer en 22 allanamientos en los cuales fueron apresadas 14 personas, se secuestraron 18 kilos de drogas entre cocaína y marihuana, tres autos, armas, sustancias químicos para estirar el estupefaciente. Estuvo a cargo de la Policía Federal, que así desbarató una banda narco con arraigo en la zona sur de la ciudad y liderada por Rosa Camino (de allí el nombre de la operación), hermana del asesinado ex barrabrava de Newell's Old Boys, Roberto "Pimpi" Camino. La pesquisa se encaminó cuando los investigadores identificaron que en la puerta de los quioscos del grupo colgaban perchas de ropa para avisar que la droga ya estaba a la venta.

Se estima que comercializaban 30 kilos de estupefacientes por semana con una ganancia de 3 millones de pesos. "Vamos trabajando muy arduamente con todas estas bandas para que esa porquería no llegue a nuestros hijos, a nuestros nietos, a nuestras familias", enfatizó el jefe de la Federal, Román Di Santo, que desembarcó en la ciudad para brindar detalles del procedimiento.

A partir de las 19 de ayer, a la sede de División Antidroga de la Policía Federal (Francia al 1300), fueron ingresando uno a uno los 14 detenidos en los allanamientos que se centraron a partir del medio día en viviendas de Tablada, la villa del Tanque y Saladillo, escenarios de hechos violentos por la disputa territorial vinculada al negocio de la droga.

Sobre la vereda se exhibieron los autos incautados a la banda: un Peugeot 308 blanco, un Ford EcoSport gris, un Chevrolet Aveo y una moto Honda Wave azul. Al mismo tiempo los efectivos arrimaban móviles y bajaban cajas con objetos secuestrados, entre los que sobresalían plantas de marihuana de casi dos metros de alto.

Heredera. Todos los detenidos entraban esposados y con sus rostros cubiertos por prendas. Pero a las 20.10 se confirmó el rumor. Una mujer de pelo corto rojizo y delgada bajó de un patrullero. Era Rosa Camino, la única de todos los apresados que quedó expuesta ante los periodistas y las cámaras.

La hermana del ex líder de la barra brava de Newell's, asesinado en marzo de 2010, es desde entonces mencionada por las voces de la zona sur como quien quedó a cargo de los negocios de Pimpi (ver aparte).

A las 21.20, en tanto, llegó desde Buenos Aires el superintendente de la Policía Federal, Román Di Santo, quien luego de exhibir el material incautado brindo una conferencia de prensa. "Fue un muy buen operativo de narcocriminalidad y de narcomenudeo. Siguiendo directivas del gobierno nacional vamos trabajando arduamente para desbaratar estas bandas", comenzó.

Asimismo describió que "fueron 22 allanamientos con 14 detenidos, 8 hombres, 5 mujeres y un menor de edad, se secuestraron 10 kilos de cocaína, 8 de marihuana, plantas de canabbis y gran cantidad de material para estirar la droga".

El funcionario le otorgó "relevancia" al operativo por la familia involucrada, y confirmó que también hay entre los detenidos "hijos y hermanos de Rosa Camino. Fue un trabajo de siete meses de ardua investigación y ahora vamos por los proveedores de la droga, para lo que estamos encaminados" recalcó.

Respecto al modo de llevar adelante el negocio, el titular de la Federal explicó que "cultivaban una parte de la marihuana que vendían, y la otra llegaba por proveedores. Hay otras bandas que están en la mira", advirtió.

La percha. Luego describió una particularidad que encaminó la pesquisa. "Los allanamientos se realizaron en casas donde colgaban una percha en la puerta como señal de que ya había droga a la venta".

En referencia a la capacidad económica de la banda remarcó que los 10 kilos de cocaína secuestrados "podían estirarse y convertirse en 30 kilos. Estamos hablando de unos 3 millones de pesos que se comercializaban por semana luego de fraccionar la droga", comentó Di Santo.

Finalmente el jefe policial indicó que se secuestró documentación de interés para la causa y que los celulares y las computadoras serán sometidas a pericias. "Puede haber más detenciones. Hay que seguir trabajando. No se trata de los compradores sino de las personas que venden a nuestras familias. Esta banda se dedicaba al narcomenudeo, a eso apuntamos".

Además de los autos, la droga y los teléfonos, a la banda se le secuestraron armas y 15 mil pesos en billetes de baja denominación, tarros con sustancias de corte para estirar la cocaína y computadoras. La causa está en manos del juez federal Marcelo Bailaque y del fiscal Mario Gambacorta.

Una mujer que sufrió varios ataques y amenzas

El 23 de febrero de 2015 el nombre de Rosa Camino, la hermana del asesinado ex líder de la barra de Newell’s Old Boys, ganó espacio en los medios de la ciudad. Fue cuando su casa de Anchorena al 100 bis fue atacada a tiros con proyectiles de grueso calibre dos veces el mismo día. Era la sexta vez en cinco años que se repetía la misma escena, todo después de que su hermano Roberto “Pimpi” Camino fuera acribillado en un bar de Servando Bayo al 1400 la madrugada del 19 de marzo  de 2010.
  La fiscal Andrea Vega, quien investigó aquellos ataques, afirmó entonces que en cada uno de los hechos fueron disparadas “entre 40 y 50 balas de distintos calibres”.  Y remarcó que se trató de “una balacera hacia el domicilio y no un enfrentamiento entre dos bandas”. También dijo que “según la víctima los autores fueron más de uno” y admitió que un sobrino de Rosa, hijo de Pimpi, era “investigado como sospechoso”. Al ser consultada sobre los motivos del ataque, la fiscal dijo no tenerlos claros. No obstante, siempre hubo dos hipótesis: el reparto de la herencia familiar dejada por Pimpi; y el manejo de los negocios del barra.
  En tanto, en diciembre pasado el juez de Sentencia Gustavo Salvador dictó un fallo en el cual cerró ocho causas acumuladas en su juzgado entre 2006 y 2013 ligadas a delitos que fueron asomando en las pujas por la barra de Newell’s. Entonces hubo siete condenados por diferentes hechos. Y uno de esos episodios lo había denunciado Rosa Camino, quien dijo que a las 12.30 del 27 de abril de 2010 iba en auto con sus hijos cuando en Grandoli y Gutiérrez se detuvo a la par un Peugeot 206 bordó en el que iban, según sus dichos, dos viejos rivales de Pimpi. Esos jóvenes exhibieron una pistola negra y la persiguieron varias cuadras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario