Policiales

Roban un auto, los persigue la policía, se tirotean y caen presos

Son cuatro jóvenes de entre 17 y 19 años. El mediodía del lunes se llevaron un vehículo de Cullen y 27 de Febrero y seis horas más tarde chocaron en una persecusión.

Miércoles 20 de Enero de 2016

El lunes al mediodía una pareja joven sorprendió a dos amigos que estaban conversando en la puerta de la casa de uno de ellos, en Cullen y 27 de Febrero, y tras amenazarlos con un arma de fuego les robaron los celulares y un Chevrolet Onix que había quedado en marcha y es propiedad de una de las víctimas. Tras el golpe, los jóvenes huyeron en el vehículo mientras que las víctimas llamaron al 911 y denunciaron lo ocurrido. Seis horas después del hecho, un móvil policial divisó el vehículo robado en Brasil y pasaje Volta con cuatro personas a bordo y empezó una persecusión que terminó cuando el Chevrolet Onix se estrelló contra un árbol en Ecuador y Perú. Entonces sus cuatro ocupantes intentaron huir pero fueron capturados por la policía después de un intercambio de disparos en el cual Pablo P., de 18 años, terminó malherido e internado en el Hospital de Emergencias.

Todo empezó el mediodía del lunes cuando Nicolás, de 37 años, estaba en la casa de un amigo. Cuando decidió irse no imaginó que al salir y poner en marcha su auto sería abordado por una joven pareja de ladrones. “Venían caminando por 27 de Febrero y nos encararon. Eran casi pibitos y el chico tenía un revólver. Nos pidieron los celulares y Nicolás les dio la plata y les dijo que no tenía nada más. Entonces se llevaron el auto”, sostuvo Guillermo, el otro muchacho asaltado. “Después llamamos al 911 y fuimos a hacer la denuncia”, agregó.

Sin embargo, a las 18.30 un policía que realizaba adicionales en un comercio de la zona se comunicó al 911 y dijo que había detectado el paso del vehículo. Entonces, en la intersección de Brasil y pasaje Volta una patrulla del Comando Radioeléctrico lo cruzó y comenzó a perseguirlo. Así pasaron a toda velocidad por calles Bolivia, Viamonte y Ecuador hasta terminar en el paredón del viaducto que conduce a la autopista a Córdoba, sobre la prolongación de avenida Pellegrini. Allí el Chevrolet intentó una maniobra evasiva y golpeó contra un árbol y el cordón de la vereda.

El impacto hizo que el airbag se activara y los cuatro jóvenes se tiraran del auto para huir a las corridas por Pellegrini, que a esa altura es una calle encerrada por el alto paredón lateral del viaducto Che Guevara. Para ese momento, a las 19, unos doce móviles habían rodeado la manzana mientras los cuatro sospechosos comenzaron a los tiros y dos de ellos se metieron por distintos pasillos para acceder a los techos y jugarse por la fuga.

A los tiros. En ese marco, en un baldío de calle Colombres al 1700 mantuvieron un enfrentamiento con los uniformados y en esa acción resultó herido Pablo P., de 18 años, que tenía entre sus ropas un revólver Smith&Weson calibre 32 y fue baleado en el abdomen.

En tanto, los otros pibes corrían por cuadras laterales y se ocultaban en los pasillos y los patios de las viviendas. Una vecina contó que “se escuchaban tiros por todos lados, seguidos y sin parar un segundo. A los choros los fueron agarrando sobre los techos. Estaban todos armados y la nena tenía una ametralladora”, aseguró, aunque la única arma secuestrada oficialmente fue el revólver del joven herido. Incluso, un vecino dijo que “uno de los muchachos arrojó una mochila roja a un contenedor. Se veía que tenía mucha plata”.

Cerca de las 20 la tranquilidad se impuso en el barrio y la policía identificó a los sospechosos como Pablo Rubén P., de 18 años y trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez con heridas múltiples en tórax y región lumbar, además de cortes en el brazo, empeine y la rodilla izquierda; Lucas Gabriel A., de 19; Pablo Ulises G., de la misma edad; y Georgina Mailen P., de 17 años. También fue detenida Yanina Noemí G., de 25 años, aunque no se aclaró en qué situación judicial fue detenida ya que no estaba en el auto. Todos fueron trasladados a la comisaría 14ª y quedaron a disposición del fiscal de Flagrancia en turno Javier Cabrera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario