Policiales

Roban la recaudación y a clientes de un restaurante en Fisherton

Tres ladrones irrumpieron ayer a la madrugada en un local de Eva Perón al 7800, en el cruce con Kay. Se llevaron 16 mil pesos de la caja y pertenencias de los comensales.

Martes 17 de Febrero de 2015

Tres delincuentes armados asaltaron ayer a la madrugada un restaurante del barrio de Fisherton donde, luego de amenazar con armas de fuego a los empleados del comercio y a los clientes que se encontraban cenando en ese momento, se llevaron alrededor de 16 mil pesos de la recaudación del comercio.

No obstante, el botín fue aún más importante teniendo en cuenta que además los delincuentes se llevaron pertenencias de los comensales. Luego de perpetrar el atraco los ladrones se esfumaron y hasta anoche, al cierre de esta edición, no habían sido localizados por la policía.

Deportivos. Fuentes policiales y judiciales confirmaron que alrededor de las 2.30 del lunes tres delincuentes armados y vestidos con ropa deportiva irrumpieron en el restobar Palo Borracho ubicado en Eva Perón al 7800, en el cruce con Kay.

A esa hora todavía algunos clientes saboreaban los platos de comida que sirven en el local. Pero en escasos minutos, los comensales pasaron de vivir un momento agradable a una situación angustiante.

En ese momento, uno de los recién llegados voceó la frase de rigor en los atracos. "Esto es un asalto", gritó ante la mirada atónita de quienes se encontraban en el restaurante. Nadie atinó a esbozar alguna resistencia ante las armas de fuego que exhibieron los maleantes y entonces, sin obstáculos a la vista, los hampones pudieron desarrollar su tarea delictiva.

Con la situación controlada, uno de los asaltantes se encaminó hacia la caja registradora. Entonces encañonó al dueño del comercio y recogió los 16 mil pesos que había como recaudación. Al mismo tiempo se apoderó de dos teléfonos celulares que le arrebató al comerciante.

A los bolsillos. Mientras eso sucedía los otros dos delincuentes comenzaron a desplumar a los comensales. Uno a uno los clientes fueron despojados del dinero en efectivo que tenían en sus bolsillos así como de sus teléfonos celulares y otras pertenencias de valor.

Cuando los ladrones finalizaron con su cometido decidieron marcharse y escaparon con rumbo desconocido. Hasta anoche al cierre de esta edición, los investigadores policiales y judiciales no habían podido establecer si lo habían hecho en un vehículo. Los pesquisas sí tenían la certeza de que los delincuentes eran hombres jóvenes.

El atraco fue denunciado en la comisaría 17ª, con jurisdicción en la zona donde ocurrió, y es investigado por el fiscal de Flagrancia David Carizza y la Policía de Investigaciones.

"Estamos viendo si quedaron registradas imágenes en algunas de las videocámaras que pueden haber en la zona del local asaltado", explicó a este diario una fuente judicial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS