Policiales

Retienen casi una hora a una pareja y su bebé para saquearles la casa

Cuatro hombres los sorprendieron cuando guardaban el auto en una cochera de Cerrito al 800. Los hicieron dar vueltas en dos coches mientras robaban en su departamento.

Martes 17 de Julio de 2012

Un matrimonio y su hijo de un año y medio vivieron una odisea el domingo a la noche, cuando se disponían a estacionar el auto en una cochera ubicada en la cuadra del macrocentro donde viven. Luego de ser emboscados por cuatro hombres armados, sus captores los retuvieron durante cerca de una hora dando vueltas por distintos puntos de la ciudad en dos autos. En medio del derrotero, dos de los maleantes acudieron al departamento de las víctimas y lo saquearon. Según fuentes policiales, los delincuentes recogieron unos seis mil pesos en efectivo, una computadora portátil, artículos electrónicos, teléfonos celulares y alhajas, botín con el cual huyeron en el vehículo del dueño de casa, que al cierre de esta edición no había sido localizado por la policía.

La pesadilla para Hernán Lado y su familia se desató cerca de las 23.30 del domingo. A esa hora, el hombre de 35 años llegó en su Citroën C3 —iba con su esposa y el hijo de ambos— a un garaje situado en Cerrito 864, en la misma vereda del edificio donde vive.

La mujer se bajó para abrir el portón de ingreso a la cochera cuando frenó detrás de ellos un Peugeot 206 gris con vidrios polarizados y sin patente. Enseguida cuatro hombres armados descendieron del vehículo y encañonaron a sus víctimas.

Culatazo. "Me quisieron subir al Peugeot a punta de pistola, pero les dije que mi bebé estaba en el asiento trasero de mi auto. Entonces me dieron un culatazo en la cabeza y uno de los tipos se subió al Citroën. Yo me senté del lado del acompañante y comenzamos a dar vueltas. Mi mujer iba detrás con los otros ladrones en el Peugeot. En el trayecto, el ladrón me dijo que si no les daba la plata, iban a matar al nene", relató Hernán al denunciar lo ocurrido en la comisaría 4ª.

Unos veinte minutos después, el maleante y Hernán se detuvieron en el cruce de Laprida y Viamonte. En esa esquina el hombre fue obligado a subirse con su hijo al Peugeot. Pero el periplo no terminó allí. A bordo de ese auto debieron recorrer durante más de cuarenta minutos un trayecto que incluyó el parque Alem y terminó sobre avenida 27 de Febrero, frente al monumento que evoca al Che Guevara.

"Nos hicieron bajar. Dos de los tipos se subieron conmigo a un taxi y fuimos a mi casa. Cuando llegamos al edificio, le toqué el timbre a una vecina que nos abrió la puerta. Subimos al departamento y vi que estaba la puerta abierta y todo revuelto", explicó el hombre asaltado en la seccional 4ª. Los delincuentes habían entrado al departamento con las llaves que estaban en el Citroën.

Escape. Con el atraco concretado, los dos maleantes se marcharon y, al parecer, se comunicaron mediante un handy con sus cómplices para indicarles que liberaran a la mujer y el nene. Finalmente, los cuatro hombres se esfumaron en los dos autos: en el Peugeot 206 en el que habían llegado y en el Citroën C3 de Lado.

Mientras esto ocurría, Hernán comenzó a recorrer su departamento para realizar el inventario de lo que le habían robado. Además de unos 6.000 pesos en efectivo, los delincuentes se fueron con una notebook, una cámara digital, una consola de videojuegos, dos celulares y algunas alhajas de la esposa.

Al cierre de esta edición, los maleantes no habían sido localizados por la policía, tampoco el Citroën robado. Los pesquisas esperaban observar las imágenes de la cámara de vigilancia instalada en la cochera con la intención de identificar a los autores del atraco.

Una modalidad cada vez más usual

Apelando a una modalidad cada vez más usual, tres hombres le robaron el auto a un vecino de la zona sudoeste mientras se aprestaba a guardarlo en la cochera de su casa. Según fuentes policiales, los delincuentes le exigieron dinero a la víctima, pero como no tenía huyeron en su vehículo, que luego fue recuperado.

   Ocurrió el domingo a las 21 en pasaje Iberá al 3200 —inmediaciones de Francia y Rueda— cuando Jorge A. entraba su Suzuki Fun al garaje de su casa. Según los voceros, aparecieron tres hombres armados y le exigieron dinero. La víctima los convenció de que no tenía y los ladrones le pegaron un par de golpes en la cara antes de huir en su coche.

   Según las fuentes consultadas, el auto apareció “intacto” ayer al mediodía en Saavedra al 3900. En su interior se halló la billetera de la víctima y una pistola calibre 22 de A. con los permisos en regla.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario