Policiales

Reducen la pena de quien manejaba la moto desde la que mataron a un chico

La Corte dispuso revisar el agravante con el cual habían condenado a Alan Medina por el crimen de Mauro Salinas. Bajaron su sentencia a 13 años.

Lunes 28 de Enero de 2019

Tras cinco años de trámites judiciales la Cámara penal resolvió quitar el agravante de la "participación de un menor de edad" al único condenado por un crimen ocurrido en 2013. Cuando dos años después Alan Fabián Medina Fernández, apodado "Sanguchito", fue condenado a 15 años de cárcel, su defensa apeló y pidió que se revisara ese agravante ya que él sólo conducía la moto desde la que disparó un chico de 14 años. Pero la Cámara confirmó la condena sin explorar ese punto y por eso, tiempo después, la Corte ordenó volver a revisarlo. La causa volvió a la Cámara, que redujo en dos años la pena tras recaratular la causa como un "homicidio calificado por el uso de arma de fuego".

Mauro Salinas tenía 19 años, era albañil y vivía en Nicaragua al 2600. La madrugada del jueves 14 de noviembre de 2013 fue asesinado en un pasillo de Estudiante Aguilar al 7400, en barrio Franchetti, donde entonces funcionaba un búnker de drogas. La noche anterior Mauro había ido a comer un asado en una casa ubicada en esa zona y cuando los comensales se retiraban, cerca de la 1.40 Salinas salió con una chica al pasillo. Al rato se escuchó un solo disparo. Un vecino salió a la puerta y encontró a Salinas agonizante. Una bala le había atravesado el cuerpo desde la espalda al abdomen. Mientras lo llevaban en un auto hasta el Policlínico San Martín, donde murió poco después, le susurró a un amigo: "Fueron los de 27 (de Febrero) y Brasil: Nico, Sanguchito y Antur".

La investigación quedó en manos del entonces juez de Instrucción Hernán Postma y días después fueron apresados los tres hombres mencionados por la víctima.

Trío

Nicolás "Nico" Romero tenía 14 años y según algunos testigos había sido el autor material del crimen. La Justicia de Menores lo sobreseyó en 2015 ya que por su edad era inimputable. La sentencia se emitió luego de que el chico muriera atropellado, el 31 de diciembre de 2014, luego de fugarse del Instituto para la Recuperación del Adolescente de Rosario (Irar).

Por su parte "Antur", identificado como Darío Vicente A., de 27 años, fue sindicado como quien iba atrás de todo en la moto y le había pasado el arma a Nico para que jalara el gatillo. Había quedado alojado en la seccional 19ª mientras la investigación seguía su curso, pero después de estar allí un año también consiguió fugarse. En marzo de 2016 fue recapturado mientras trabajaba como albañil en una obra de Pasco y Mitre. Utilizaba el nombre y el documento de su hermano. Al tiempo fue absuelto en el crimen de Salinas.

De los tres, el único que recibió condena fue Sanguchito, acusado de ser quien conducía la moto. El 25 de agosto de 2015 el entonces juez de Sentencia Edgardo Fertita lo condenó a 15 años por "homicidio doblemente agravado por uso de arma de fuego y la participación de un menor".

La defensa apeló el falló, que fue analizado por los camaristas Carina Lurati, Carlos Carbone y Daniel Fernando Acosta, que lo confirmaron por mayoría el 1º de julio de 2016, ya que Lurati consideró que la condena debía ser revocada porque, a su entender, Sanguchito podría no haber conocido cuál era el objetivo de Romero cuando lo transportaba en moto.

A la Corte

Después de presentar sendos recursos de Inconstitucionalidad y de Queja, la causa llegó a la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe. Para la defensora Estrella Galán no debía tenerse en cuenta el agravante de la participación del menor de edad porque no se había probado que el acusado se quisiera valer del adolescente para cometer el hecho, ni que el chico hubiera disparado bajo la influencia de quien manejaba la moto. Pero cuando la Cámara revisó el fallo por primera vez, omitió valorar ese punto.

La Corte resolvió devolver la causa a la Cámara para que dictara una nueva resolución, ya que el planteo de la defensa era válido.

Entonces los camaristas Gustavo Salvador, José Luis Mascali y Alfredo Ivaldi Artacho revisaron el caso, resolvieron confirmar parcialmente el decisorio, reformular la acusación como un "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" y reducir la pena de Sanguchito a 13 años de prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});