POLICIALES

Reconquista: condenan a una familia por lavado de activos, estafas y falsificación de cheques

El padre recibió una pena de 5 años de prisión efectiva. Su esposa y sus hijos 3 años condicional. Valuaron el perjuicio en más de $ 122 millones

Domingo 03 de Enero de 2021

Una reconocida familia de Reconquista fue condenada en un proceso abreviado por estafas reiteradas, falsificación de cheques y lavado de activos agravado utilizando para ello una firma de existencia ideal en perjuicio de una empresa de la misma localidad, cabecera del departamento General Obligado, en la cual el jefe de familia ostentaba un cargo del cual se aprovechó para llevar adelante las maniobras entre enero de 2019 y julio de 2020 por un total de 122.415.805,81 pesos.

Las penas recayeron en Martín Darío Zabala, de 50 años, quien fue penado con 5 años y 2 meses de prisión efectiva; su esposa, la docente Silvia Marega, de 51 años; y los hijos de ambos, Ezequiel y Santiago Zabala, de 24 y 27 años respectivamente, a quienes les aplicaron una pena de 3 años de cumplimiento condicional por ser partícipes secundarios de la maniobra.

El acuerdo homologado por el juez penal Santiago Banegas fue alcanzado por el abogado Marcelo Venetucci en representación de los imputados, el fiscal Leandro Mai como responsable de la investigación y el letrado Andrés Ghio por la empresa perjudicada, la transportista Moschén Hermanos SA.

“Los imputados admitieron expresamente su culpabilidad en los hechos delictivos y tanto ellos como su abogado manifestaron su conformidad con la calificación legal, el monto de la pena, su modo de ejecución y el procedimiento abreviado elegido”.

>> Leer más: Procesaron a Luis Paz por lavado de activos y por liderar una banda narco

Mai explicó también que “se trata de la primera pena impuesta por la Justicia en el centro norte de la provincia por el lavado de activos” y aclaró que “la condena no solo incluye la pena de prisión” sino una serie de medidas de conducta que los sentenciados deberán cumplir. En tal sentido, precisó que “Martín Zabala quedó alojado en dependencias del Servicio Penitenciario” y agregó que “si bien a las otras tres personas se les impusieron penas de ejecución condicional tendrán que cumplir estrictas normas de conducta como no salir del país, realizar tareas comunitarias durante tres años en favor del órgano de gobierno municipal o comunal del lugar donde fijaren su domicilio con una carga de seis horas mensuales y la prohibición de tomar contacto por cualquier medio con los denunciantes y testigos en el presente legajo judicial”.

Además, explicó el fiscal, “se estableció un acuerdo de reparación para indemnizar a la empresa perjudicada y reparar el daño provocado” que incluye la entrega de cuatro locales comerciales, dos departamentos y una cochera adquiridos en la ciudad de Santa Fe; una casa de Reconquista y cuatro fracciones de terreno sobre el kilómetro 770,5 de la ruta nacional 11 en las afueras de esa misma ciudad. También les fueron incautados diez camiones, siete acoplados, dos camionetas, un auto, dos motos, una lancha, un trailer de lancha, un televisor, un aire acondicionado y 84.170 pesos en efectivo como así también un importante número de electrodomésticos, artículos electrónicos, dispositivos informáticos y bienes muebles con los que estaban equipadas las viviendas y oficinas. También en el acuerdo hay un sinnúmero de bienes muebles que fueron decomisados a favor del Estado provincial para hacer frente a las costas.

Asimismo, Mai señaló que “los condenados manifestaron que desistirán de juicios ejecutivos que habían iniciado en contra de la empresa damnificada” y “se canceló la personería jurídica a la empresa Noa Logística SRL, que era la firma de la que se valía la familia Zabala Marega para pergeñar las maniobras delictivas”.

>> Leer más: Confirman acusación a reconocido narco por lavado de activos

Martín Zabala trabajaba en la empresa perjudicada, Moschén Hermanos SA, dedicada al transporte de cereales y algodón desde Reconquista a distintas zonas del país. Por su cargo en esa compañía, dijo el fiscal, “tenía acceso a información y documentos que le permitieron desplegar su accionar delictivo”. En ese sentido, remarcó que “actuó junto a su esposa e hijos para administrar y poner en circulación bienes provenientes de los ilícitos que desarrolló habitual y sistemáticamente hasta noviembre de 2020”.

“Ese accionar delictivo consistió en crear una sociedad (Noa Logística SRL) a través de la cual ponían en circulación el dinero y los bienes procedentes de las estafas, de la falsificación de cheques y de otras maniobras que causaron un perjuicio patrimonial Moschén Hermano SA para que esos bienes adquieran la apariencia de un origen lícito”.

En relación a las estafas, Mai estableció que “fueron cometidas desde enero de 2019 y hasta julio de 2020. Martín Zabala ingresó facturación apócrifa al circuito de pago de la firma perjudicada mediante operaciones ficticias que carecían de los códigos o documentos necesarios para acreditar el transporte de granos o algodón”, relató el funcionario. En la misma línea, agregó que “también emitía facturas de servicios de fletes no prestados todo lo que sumó más de $ 122 millones”.

>> Leer más: Andrés "Pillín" Bracamonte seguirá preso en la causa sobre lavado de activos

Acerca de la falsificación de cheques, el fiscal explicó que “fue cometida desde enero de 2019 y hasta octubre de 2020. En este caso Zabala obtuvo de forma ilegítima cheques de pago diferido de la empresa en la cual trabajaba y falsificó la grafía de las personas a las que habían sido asignados, como así también la rúbrica de alguno de ellos en favor de la empresa que había creado junto a sus familiares para fines ilícitos”.

Finalmente, el fiscal destacó “las tareas investigativas realizadas por el Organismo de Investigación (OI) del Ministerio Público de la Acusación y la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Región IV” con sede en Reconquista.

Las penas acordadas son de 5 años y 2 meses de prisión efectiva para Martín Zabala como autor de lavado de activos agravado por realizarse con habitualidad y utilizando para ello una persona de existencia ideal; estafas reiteradas (240 maniobras) y falsificación de cheque en forma reiterada. Su esposa e hijos fueron condenados a 3 años de prisión de cumplimiento condicional por ser partícipes secundarios de lavado de activos agravado por realizarse con habitualidad, utilizando para ello una persona de existencia ideal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS