Policiales

Reconocen a dos ladrones como los autores de un homicidio

En diciembre los detenidos conocidos como “Popito” y “Polo” cayeron por el atraco a un distribuidor de garrafas. Ahora les imputan el crimen de Aldo Acosta, ocurrido ese mismo mes.

Miércoles 11 de Febrero de 2015

Dos hermanos, uno de ellos mencionado en la pesquisa por el asesinato de Claudio “Pájaro” Cantero, fueron identificados en una rueda de reconocimiento como parte del grupo que el 19 de diciembre de 2014 asesinó a Aldo Acosta. La víctima era el padre de Norma Acosta, mujer que a partir de la muerte de su pareja en un incendio intencional que se cobró tres vidas en la alcaidía de Jefatura en abril de 2013, responsabilizó públicamente por lo ocurrido al intendente de Villa Gobernador Gálvez, Pedro González, y a la familia del ex barrabrava leproso Luis Orlando “Pollo” Bassi. Al analizar la hipótesis del crimen de Acosta, el fiscal jefe de la Unidad de Homicidios, Adrián Spelta, admitió ayer que una de las posibilidades es que se trate de “un posible mensaje mafioso dirigido a la hija”. Y admitió que en la causa hay dos prófugos.
  Los hermanos detenidos son conocidos por los apodos de “Popito” y “Polo”, y fueron apresados el 29 de diciembre último junto a un cómplice después de haber robado un camión repartidor de gas envasado en Pueblo Esther. Ahora serán imputados por el crimen de Acosta, ocurrido la tarde del 19 de diciembre pasado en Kennedy e Irigoyen, un sector de quintas en el sur de Villa Gobernador Gálvez, a pocas cuadras del llamado Fonavi Guereño.
  Acosta, de 58 años, fue contactado en su casa, llevado a la escena del crimen y ejecutado de al menos seis disparos calibre 9 milímetros. Junto a él estaba su hijo Anselmo, de 14 años, que fue alcanzado por tres disparos del mismo calibre y sobrevivió al ataque. “Ahora tengo un tiempo para determinar el plazo de la audiencia imputativa”, explicó el fiscal Spelta.
  Aldo Acosta era padre de Norma Acosta, una mujer condenada por la Justicia Federal por tenencia de drogas para comercialización y viuda de Miguel “Japo” Saboldi, un hombre apresado en abril de 2013 en una quinta de Alvear donde se hallaron 19 kilos de drogas y que murió poco después en un incendio intencional que se llevó tres vidas en la alcaidía de Jefatura.
  Entonces Norma acusó como instigador del crimen a Luis “Pollo” Bassi, el hombre que se encuentra detenido y procesado como autor intelectual del homicidio de Claudio “Pájaro” Cantero, ex líder de la banda de Los Monos, y al intendente de Villa Gobernador Gálvez. En abril de 2014 un hermano de Norma Acosta, Aldo, fue asesinado en un confuso hecho ocurrido en Presidente Roca y Viamonte y que la policía presentó como un frustrado intento de robo.
  El lunes a la mañana, en Tribunales, se realizaron dos ruedas de reconocimientos y ambas tuvieron resultado positivo. “Hay dos testigos que afirman que estamos en presencia de dos de los sujetos que estaban en el lugar del hecho. Uno que estuvo cuando se llevaron a la víctima de su casa y otro el que disparó”, dijo el fiscal Spelta.

El atraco. El 29 de diciembre pasado un camión de la empresa Hipergas fue robado en Panamá y la ruta 21, en Pueblo Esther. Cuatro ladrones en un auto aprovecharon cuando el chofer se detuvo a descargar mercadería en un negocio. Un quinto compinche actuó en una moto de apoyo. Al conductor lo metieron en el auto y fue liberado a 200 metros del cruce de las rutas 21 y A-012, donde pudo recibir ayuda y dar inmediato aviso del robo al 911.
  Luego de un rastrillaje cayeron detenidos Juan C., al volante del camión robado, y Osvaldo “Popito” Z., quien lo acompañaba en un moto de baja cilindrada. El tercer integrante de la gavilla —Claudio “Polo” Z., hermano de “Potito”— fue atrapado el 5 de enero e imputado por el delito de “robo calificado por el uso de arma de fuego y privación de la libertad en concurso real”. Y el juez Gustavo Pérez de Urrechu les dictó la prisión preventiva por 60 días.
  Pero Popito Z. no era la primera vez que caía preso. En agosto de 2013, en el contexto de la causa que investiga el accionar de la banda de Los Monos, se realizó un allanamiento en el domicilio de los hermanos Popito y Polo Z., en Villa Gobernador Gálvez. En la casa del primero se incautaron una pistola calibre 11.25 con tres cargadores y 17 cartuchos, un revólver calibre 32 largo y seis cartuchos; un revólver calibre 38 y cuatro cartuchos y una escopeta calibre 12.70.
  En principio Popito Z. fue imputado en el homicidio de Claudio Cantero, aunque finalmente sólo fue procesado por tenencia de arma de guerra. El juez Juan Andrés Donnola sostuvo que existen dudas respecto a la colaboración que habría prestado en el crimen, y mantuvo la libertad morigerada que el acusado gozaba.

Un auto y dos armas de fuego

En una audiencia oral y pública realizada ayer al mediodía en el edificio de los Tribunales provinciales, el juez Juan Carlos Curto autorizó la restitución del auto en el que circulaba el 12 de diciembre pasado Marcelo Bassi cuando fue interceptado por móviles de Gendarmería Nacional, en un retén de rutina, y le secuestraron dos armas de grueso calibre: una pistola 9 milímetros y un revólver calibre 38. Por eso fue imputado de tenencia ilegal de arma de guerra y ahora le devolvieron el auto en carácter de "depositario judicial".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario