Policiales

Reclaman prisión perpetua para el autor del crimen de un estudiante

Allegados a Juan Cruz Ibáñez, apuñalado en junio del año pasado, se hicieron oír mientras se realizaba una audiencia preliminar a la sentencia del caso.

Jueves 17 de Octubre de 2019

"Exigimos perpetua". Con esa consigna en pancartas y con la cara de Juan Cruz Ibáñez de fondo, familiares y allegados del joven estudiante de ingeniería de 23 años asesinado a puñaladas en junio de 2018 en Zeballos al 2100, se manifestaron frente a los Tribunales mientras se desarrollaba una audiencia previa al dictado de la sentencia. Como el acusado tenía 17 años al momento del crimen, la investigación y el juicio se realizan en la Justicia de Menores y a puertas cerradas. Tras la audiencia de ayer, la sentencia se conocerá en los próximos 20 días.

Juan Cruz fue asesinado el 23 de junio de 2018 en un departamento del 2º piso de Zeballos al 2100 donde vivía. Oriundo de Murphy, le faltaban dos materias para recibirse de ingeniero en sistemas en la UTN y trabajaba en el desarrollo de proyectos especiales para una empresa de investigación tecnológica.

El joven fue hallado con dos mortales puñaladas en la espalda y otros 20 cortes en el cuerpo. El homicida intentó escapar del edificio en el auto de la víctima, pero no pudo. Entonces tomó un taxi con varios bolsos hasta un pasillo de Chacabuco al 4200. El relato del taxista que lo trasladó y se presentó ante la Justicia tras saber del crimen, llevó a la policía al lugar y encontró allí pertenencias de Juan Cruz.

Esa pista condujo a Lucas O., detenido días después a bordo de un ómnibus de la colectividad Qom que iba hacia Chaco. Fue indagado como autor de un homicidio con tres agravantes que para los mayores de edad prevén prisión perpetua. Por entonces, el chico ya tenía siete causas penales por robos y arrebatos cometidos desde que había cumplido 16 años. La jueza de Menores Dolores Aguirre Guarrochena resolvió entonces que quedara detenido en el Irar. Una vez que cumplió 18 años fue trasladado al penal de Piñero.

Audiencia

En ese contexto ayer se hizo la audiencia en la que se brindaron las pruebas y se realizaron los alegatos de fiscalía y defensa. Tras ello la causa pasó de la jueza Aguirre Guarrochena a su par María del Carmen Musa, quien tendrá dos semanas para expedirse sobre la responsabilidad penal de Lucas O.

En caso de hallarlo culpable podría disponer un tratamiento tutelar o una pena de prisión, teniendo en cuenta que la imputación es muy grave: homicidio críminis causa (matar para ocultar otro delito, en este caso un robo), que prevé una pena de perpetua, con la alevosía y el ensañamiento como agravantes; además está acusado de un robo con escalamiento. Esa resolución podría ser apelada por la defensa.

Exigencia

Previo a la audiencia, desde las 9.30 comenzaron a concentrarse frente a Tribunales familiares, amigos y allegados de Juan Cruz que desde hace más de un año siguen el caso. Acostumbrados a manifestar su reclamo ya hicieron volanteadas en Murphy, en Rosario y en Venado Tuerto. Muchos llegaron desde la localidad de la que era oriundo Juan Cruz y de otros pueblos del sur santafesino y se encontraron con amigos y compañeros de estudio de la víctima que viven en Rosario.

La consigna era una sola: la exigencia de prisión perpetua para Lucas O. "Queremos que se lo juzgue como mayor, que le den perpetua por la atrocidad de lo que hizo y por lo que era Juan Cruz", coincidían los manifestantes en un discurso uniforme basado en la idea de que "en un caso como este el asesino no puede ser tratado como un niño".

En el tercer piso de Tribunales, asistidos por profesionales del Centro de Asistencia Judicial que suele actuar como querellante en casos similares (salvo cuando se trata de menores) estaban los familiares de Juan Cruz esperando ser atendidos e informados por el fiscal de Cámaras Guillermo Corbella. El funcionario les explicó cómo seguirá el proceso, los plazos que tiene la jueza para expedirse y cuándo habría una resolución definitiva, que podría extenderse en caso de apelación.

Las novedades dibujaron cierta desazón en los manifestantes que tal vez pensaron que la jornada de ayer podría haber terminado con una sentencia. Cansada, agobiada y dolida, la madre de Juan Cruz admitía mientras bajaba las escaleras de Tribunales que la justicia por la que viene peleando su familia tal vez se demore varios meses más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS