Policiales

Reclaman justicia por el linchamiento de un joven

Familiares y amigos de David Moreira, acompañados de unas 40 ONG, hicieron oír sus voces en Tribunales a dos meses de su muerte.

Viernes 23 de Mayo de 2014

"Imaginate si en vez de justicia buscáramos venganza. Iríamos a ese barrio y se armaría un despelote tremendo. Pero acá representamos a David y él nunca iría a vengarse. Iría por justicia. Por eso estamos acá". Bombo en mano, cándido y directo, Alan explicaba por qué había llegado hasta Tribunales para acompañar a la familia de David Moreira en su reclamo por el esclarecimiento de la salvaje y fatal golpiza que sufrió a manos de vecinos de barrio Azcuénaga que lo sindicaron como el asaltante de una joven.

Ayer a la mañana, a dos meses del linchamiento, familiares y allegados al joven de 18 años marcharon desde la plaza San Martín hasta Tribunales para reclamar que "la Justicia investigue y castigue a los asesinos". La manifestación concitó adhesiones de unas 40 ONG.

David murió el 25 de marzo en el Hospital de Emergencias tras agonizar dos días producto de una feroz golpiza de la que se cree que participaron decenas de personas que lo apuntaron como el ladrón de la cartera de una joven madre. Según determinó la investigación del fiscal de Homicidios Florentino Malaponte, el sábado 22 de marzo cerca de las 17 David acompañaba a Isaías D. en una moto Guerrero roja.

Al parecer, cuando pasaron por donde estaba la joven con su hijita en brazos pegaron la vuelta y David le robó un bolso. Entonces, según la investigación, los ladrones intentaron huir pero cayeron al pavimento. Isaías (quien se entregó el 3 de abril, estuvo un mes preso y fue liberado con restricciones) escapó corriendo. Pero David fue retenido por personas que le pegaron salvajemente.

Increíble. "No lo puedo creer. Todos los días se me viene la idea de que él va a entrar por la puerta como siempre", resumió ayer al mediodía frente a Tribunales Lorena Torres, la madre de David, acompañada por Alberto, el papá del joven.

"No tenemos novedades. No sé si hubo avances en la investigación porque no nos enteramos", dijo Lorena, de 39 años. Y agregó: "Pedimos que encuentren a los culpables. Nadie tiene la vida de otro en sus manos, no tiene que haber otro David. Pedimos justicia y también dejamos un mensaje de paz".

En ese marco resaltó el apoyo de vecinos y amigos de su hijo que desde el primer momento se acercaron a su familia. "Por suerte no estamos solos en esta lucha, hay mucha gente que nos apoya", añadió la mujer. Y además de los allegados mencionó "más de 40 instituciones" que adhirieron a la marcha. Entre ellas, la Comisión Antirrepresiva y por los Derechos Humanos, la filial local de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, la Biblioteca Pocho Lepratti, ATE, CTA y otras entidades santafesinas pero también de Córdoba y Buenos Aires.

"Y cuando llegamos a Tribunales también nos esperaba gente", contó Lorena. Entre ellos un grupo que mantiene un acampe frente a la Dirección Provincial de Vivienda en reclamo de soluciones habitacionales que, además de apoyar a la familia Moreira, se manifestaba porque días atrás "detuvieron a ocho personas, entre ellas un bebé de meses, porque hacíamos un piquete en el centro", aseguró uno de ellos.

"Queremos justicia por David y por todos los pibes que están matando. Lo que hicieron con mi sobrino fue increíble, nunca vi algo así. Tienen que caer", pidió Juan, un tío del joven. Y a su lado Alan, un amigo de David desde la época escolar, dijo: "Era un pibe excelente, sin maldad.Es cierto lo que dice su mamá de que ayudaba a todos. Si uno de nosotros un día estaba descalzo él iba a comprar zapatillas para regalarle las que tenía. No podemos estar tranquilos sabiendo que quienes lo mataron están lo más bien en su casa".

Polémica por los tiempos

El abogado de la familia Moreira, Norberto Olivares, señaló que "hay líneas de la investigación para dar con los autores del crimen, pero no hubo resultados". Y en tono de queja agregó: "Perdimos 60 días y los familiares no pudieron participar en las audiencias de testigos, donde como querellantes pueden repreguntar". En ese sentido, el titular del Centro de Asistencia Judicial, Ricardo Lamas, señaló que se "trabajó desde un primer momento" con la familia y que "no hubo audiencias, sólo fueron entrevistas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario