Policiales

Recapturaron a dos de los presos evadidos de la comisaría 21ª

Dos de los nueve internos que el domingo pasado se evadieron de la seccional 21ª fueron recapturados ayer tras un operativo policial especial que incluyó catorce allanamientos en las zonas sur, sudoeste y norte de Rosario.

Miércoles 16 de Enero de 2008

Dos de los nueve internos que el domingo pasado se evadieron de la seccional 21ª fueron recapturados ayer tras un operativo policial especial que incluyó catorce allanamientos en las zonas sur, sudoeste y norte de Rosario. Según precisaron fuentes consultadas, Maximiliano Gauna, de 21 años, fue apresado en su vivienda de Hilarión de la Quintana al 600, en jurisdicción de la seccional 11ª, por efectivos de la Inspección de la 3ª Zona. Y Gustavo Torres, de 18 años, fue detenido por integrantes de Seguridad Personal en una casa de pasaje Lejarza al 6000, paralela a Deán Funes a la misma altura.
  La de ayer fue una mañana muy activa para los hombres de la Inspección 3ª Zona. Con catorce órdenes de allanamientos los vigilantes fueron tras los pasos de los evadidos en la fuga masiva del domingo en asentamientos de la zona de las seccionales 8ª, 11ª, 15ª, 16ª, 18ª, 19ª, 21ª y sub 19ª. “Eran lugares donde había que tener cuidado porque son zonas de altísima conflictividad hacia la policía”, explicó un vocero consultado. Y así cayeron dos de los evadidos que el domingo a la madrugada cortaron dos enrejados y se fueron de la celda por la casa de los vecinos.
  El primer detenido fue Gauna, quien estaba preso en la 21ª por robo. Luego el que perdió fue Torres, atrapado en jurisdicción de la comisaría 19ª. Estaba encarcelado por robo calificado.
  La fuga se concretó la madrugada del domingo cuando nueve internos se evadieron del penal de la comisaría 21ª, en su gran mayoría integrada por internos evangélicos.
  Los presos usaron tres pequeños trozos de sierra para metal para limar barrotes y así lograron llegar a un patio interno con un enrejado aéreo que está a más de tres metros del piso. Luego forzaron un hierro de ese enrejado y se evadieron por los techos de las casas vecinas a la seccional del barrio La Guardia.
  La evasión recién fue descubierta a las 8 de la mañana cuando los efectivos de guardia procedieron al recuento de los internos alojados. Ahí advirtieron que de los 19 detenidos sólo quedaba en el penal una decena. El resto se había ido por el hueco de 25 centímetros por 35 que quedó en la reja, a un metro veinte del piso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario