Policiales

Realizarán una audiencia de apelación por el crimen de una militante

Tribunales. La defensa del imputado de matar a Mercedes Delgado, en 2013 en barrio Ludueña, argumentará contra el procesamiento.

Domingo 15 de Marzo de 2015

Hoy se realizará la audiencia de apelación del procesamiento de Héctor Daniel Riquelme como imputado del crimen de Mercedes Delgado, la militante social que murió en medio de un tiroteo en barrio Ludueña en enero de 2013.
  En la audencia, prevista para las 9 y presidida por la jueza Carina Lurati, el defensor de Riquelme, Adrián Martínez, apelará procesamiento de la jueza Patricia Bilotta. En caso de que el recurso no sea admitido el imputado deberá afrontar un juicio oral y público cuya fecha se conocerá en los próximos meses.

Justa. “La familia, los cuatro hijos de Mercedes, queremos que el responsable de la muerte de mi madre afronte un juicio oral y que le den la condena justa. Cuando ellos apelaron nosotros también lo hicimos. Ellos intentarán demostar que Riquelme tiró en legítima defensa a sus atacantes, la familia Ferriol. Pero mi madre no tenía nada que ver y en ellos tiraron sabiendo que podían matar. Y es lo que hicieron: mataron a mi madre”, dijo Juan Ponce, uno de los hijos de Mercedes, que desde que ocurrió el crimen nunca cesó de buscar justicia.
  “Para nosotros es un logro que después de tanta movilización y pelea se llegue a esta instancia. Si todo va bien para antes de fin de año se hará el juicio. No queremos juicio abreviado, queremos que sea juzgado como lo que es”, dijo el joven de 25 años, y adelantó que mientras se desarrolle la audiencia distintas agrupaciones sociales se manifestarán en la calle en apoyo a la familia de “Mecha”, quien trabajaba en el Centro Comunitario San Cayetano.
  Precisamente esta entidad será una de las que acompañarán a la familia junto con representantes de las agrupaciones Patria Grande, Caleidoscopio, Bodegón Cultural, el Movimiento 26 de Junio y vecinos del barrio Ludueña.

Balazos. El crimen de Delgado fue el 8 de enero de 2013 cuando Riquelme estaba en su casa de Bielsa al 6000 con un hijo menor de edad y arremetió a tiros contra David Ferriol, Ramón y Jonatan Piedrabuena, quienes estaban en la esquina de Garzón y Bielsa. Entonces un balazo alcanzó a Mecha, que caminaba por Bielsa al 6100.
  Riquelme fue detenido por la TOE el pasado 25 de septiembre en Santa Fe, tras 20 meses prófugo. Sus hijos estuvieron involucrados en la investigación pero no fueron acusados. Según el fallo, “habían sido Mauro, Daniel y Matías Riquelme, apodado Guadaña”, quienes se enfrentaron con la otra familia. Las versiones apuntaron que el día anterior al tiroteo hubo un incidente similar con las mismas personas. Pero la tarde que mataron a Mecha, según declaraciones de testigos, “sólo Daniel Riquelme estaba tirando cuando ella cayó al suelo. Estaba disparando desde afuera de su casa, atrás de un tapial hacia calle Garzón”. Otro testigo dijo que Matías Riquelme “le entregó el arma a su padre”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS