Policiales

Ratificaron la pena a 15 años a un joven por el crimen de un familiar

El defensor del acusado cuestionó el fallo planteando que el nene fue inducido a declarar contra su cliente.

Domingo 17 de Febrero de 2019

Lucas Sebastián Saucedo iba a hacer compras con su hermanito de 11 años cuando fue atacado con tres tiros que le causaron la muerte tras cien días de agonía. El nene fue corriendo a su casa y contó que el atacante había sido "Pañal", como conocen a Adrián Gerónimo Giglione, un pariente de la familia. Luego repitió ese relato en Cámara Gesell y su testimonio fue clave en la condena a 15 años de prisión impuesta a Giglione en septiembre. El defensor del acusado cuestionó el fallo planteando que el nene fue inducido a declarar contra su cliente pero tres jueces de la Cámara Penal confirmaron la sentencia.

Para los camaristas Carina Lurati, Guillermo Llaudet y Carlos Carbone no hay motivos para dudar de la validez del testimonio del niño en una entrevista con profesionales que fue filmada y se reprodujo en el juicio. Por el contrario, dijeron que al observar el video de la entrevista "se advierte un niño que está muy seguro de lo que vio. No duda en contestar. Sabe lo que pasó. Sabe quién le disparó a su hermano y sabe dónde consiguió el arma".

Esa valoración realizaron al confirmar la condena contra Giglione, a quien en primera instancia, al término de un juicio oral, los jueces Román Lanzón, Facundo Becerra y Gustavo Pérez de Urrechu lo sentenciaron a 15 años de prisión como autor de un homicidio agravado por el uso de arma y la portación ilegal de un arma de guerra.

En la calle

Lucas Sebastián Saucedo, de 28 años, murió en diciembre de 2015 tras agonizar más de cien días . Había sido baleado la noche del viernes 26 de agosto de 2015 en Ayolas al 200 bis. Recibió tres tiros cuando hacía unas compras con su hermanito de 11 años y fue atacado por "Pañal", apodo que aportó el nene, único testigo del hecho.

El defensor Marcelo Piercecchi apeló la condena. Nunca puso en debate la causa de la muerte de Saucedo, pero sí cuestionó la validez de los dichos del nene. Dijo que llegó a la audiencia "contaminado con una idea anterior" y que la entrevista se realizó sin respetar normas y protocolos. Añadió que al momento del hecho Giglione, detenido ocho meses después del hecho, se encontraba en su casa jugando a la Play Station.

Los jueces de segunda instancia no adviertieron motivos para considerar inválido el relato del nene, que constituye "la única prueba directa y preponderante de cargo". "Yo estaba con mi hermano cuando fuimos a comprar fiambre y pan y él vino corriendo y le tiró", dijo en la entrevista el chico, que fue corriendo hasta su casa y le dijo a su mamá: "Pañal le pegó a Lucas".

Para los camaristas "no hay razón para sostener que los testigos tuvieron motivos para inventar e incriminar" a un familiar como autor del crimen. Asimismo recordaron que, un momento antes del ataque, Giglione había pasado por la casa de un tío, en la colectora de Circunvalación entre Seguí y Ayolas, a pedirle que le entregaran arma calibre 9 milímetros con la que, según el fallo, interceptó y baleó a la víctima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});