Policiales

Quiénes van presos y quiénes cumplen en libertad las penas por el doble crimen de Medina y Campos

La mayoría de los policías recibieron condenas de ejecución condicional. El delito de falsedad ideológica no prosperó. Piden resguardo para dos agentes amenazadas

Jueves 12 de Noviembre de 2020

Del total de efectivos condenados en el juicio oral por el doble crimen de Emanuel Medina y David Campos, cuatro deberán cumplir la pena en prisión con modalidad efectiva. Es por esto que, al dar lectura del veredicto, el tribunal ordenó la inmediata detención de Marcelo Adolfo Escalante, condenado a 7 años por abuso de armas, y de Hugo Daniel Baroni, jefe de tercio del Comando Radioeléctrico condenado a 5 años por su aporte a las maniobras de encubrimiento. Los dos condenados a prisión perpetua llegaron presos al juicio. El resto, cumplirá la pena en libertad bajo la modalidad condicional pero con ciertas restricciones. Otro aspecto llamativo del fallo es que todos los acusados resultaron absueltos del delito de falsedad ideológica del acta de procedimientos que firmaron integrantes de las dos fuerzas implicadas, el Comando Radioeléctrico y la Policía de Acción Táctica.

El grupo mayoritario definido por la condena unánime del tribunal lo conforman los condenados a 3 años de prisión condicional por el por el delito de encubrimiento doblemente agravado. Son los policías Walter Marcelo Ocampo, Aldo Ricardo Benítez, Fernando Hernán Varela, Alexis Iván Tanneur, Alejandro Luis Bolanio, Claudio Sebastián Canclini, Paola Lorena Cano, Leandro Javier Cardozo, Germán Jesús Mareco, Daniela Carolina Abraham, Pablo César García, Rosa Elena D'Angelo y María de los Angeles Ramírez. El fiscal Adrián Spelta los había dividido en tres grupos para los que había solicitado penas efectivas que iban de los 4 a los 7 años de prisión. El fallo los unificó a todos bajo un mismo monto de condena condicional.

En ese plazo de tres años deberán cumplir reglas de conducta como fijar residencia y someterse al cuidado de la Dirección Provincial del Patronato de Liberados, abstenerse de usar estupefacientes, adoptar oficio o profesión y, en el aspecto más saliente, cumplir con una prohibición de acercamiento o de todo tipo de contacto sea presencial o por redes sociales con sus colegas Roxana María Ramírez y Jésica Lescano, las únicas en declarar _antes y durante el juicio_ que existió un pacto de encubrimiento y fueron presionadas para no revelar que a las víctimas las acribillaron y se montó la escena de un enfrentamiento.

Estas empleadas recibieron las penas más bajas de 1 año de prisión condicional por el mismo delito. Los jueces hicieron especial énfasis en que la custodia que reciben de Gendarmería Nacional desde que declararon por primera vez en la causa se deberá “mantener y reforzar”, por lo que ordenaron informar en este sentido al Programa de Protección a Testigos al que están sujetas.

Otro aspecto sensible del fallo es que resolvió absolver a todos los acusados por el delito de falsedad ideológica agravada por ser integrantes de las fuerzas públicas, una figura aplicada por las partes acusadoras ante el falseamiento del acta policial. Para los jueces, sin embargo, no se dan los requisitos típicos de este tipo penal. Un aspecto que seguramente será explicado más adelante en los fundamentos del veredicto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS