Policiales

Quién es el joven hallado en el río Paraná con un tiro en el cráneo

Las características de un tatuaje y la ropa que vestía un joven que fue hallado el domingo en el río Paraná, maniatado de pies y manos y con una herramienta atada a modo de lastre, fueron las señales que...

Miércoles 23 de Septiembre de 2015

Las características de un tatuaje y la ropa que vestía un joven que fue hallado el domingo en el río Paraná, maniatado de pies y manos y con una herramienta atada a modo de lastre, fueron las señales que llevaron a sus familiares a pensar que podía tratarse de él y ayer lo reconocieron por fotos en la Fiscalía de Homicidios. Se trata de Yail Gabriel Arzuaga, de 18 años y apodado "Fideito", a quien no habían visto por un tiempo que estimaron en alrededor de una semana y que vivía en Alice al 5000, en la zona sur de Rosario. Sus parientes no pudieron aportar datos sobre las razones del ataque, que dijeron desconocer por completo, aunque se determinó que tenía dos antecedentes penales.

El cuerpo de Arzuaga fue encontrado flotando en el río por personal de Prefectura Naval el domingo a la tarde. Tenía indicios de haber sido ejecutado con frialdad: un disparo en el cráneo, atado de pies y manos con alambres, y llevaba enganchada una llave de gran tamaño como las que se usan en camiones o barcos. El disparo calibre 38 le ingresó por la oreja derecha y fue lo que le causó la muerte. Además, las pericias médicas forenses indicaron que llevaba entre diez y quince días en el agua.

Detalles. El lunes el fiscal Adrián Spelta dio a conocer públicamente que el joven tenía pelo corto, vestía un pantalón deportivo Adidas, zapatillas verde fluorescente y una chomba bordó con rayas blancas. Un rasgo particular es que tenía un tatuaje en el antebrazo izquierdo con el nombre de "Santino" y un arito en la oreja izquierda. Al escuchar esa información en los noticieros, familiares de Arzuaga advirtieron que podía tratarse de él y ayer su hermana y otra mujer acudieron a la fiscalía de Montevideo y Alvear para interiorizarse.

Allí les exhibieron fotos del tatuaje en base a las cuales reconocieron sin dudar a Yail. Luego acudieron al Instituto Médico Legal para la identificación del cuerpo. Según precisaron desde fiscalía, los familiares del joven señalaron que residía cerca de la zona donde apareció el cuerpo (en el acceso Sur y calle Gutiérrez) pero, con la conmoción, no brindaron otros datos sobre el muchacho y dijeron no tener idea sobre el motivo de un ataque como el que sufrió, con señas claramente mafiosas.

Antecedentes. Lo que sí pudo determinar la fiscalía es que el muchacho contaba con dos antecedentes penales. Uno, como menor de edad, por hurto. Y otro del 27 de marzo pasado por portación de arma. Ese día, según el parte policial, el muchacho fue interceptado por personal de la comisaría 11ª en Cepeda entre Lamadrid y Gutiérrez y tras identificarlo le practicaron una requisa palparea en la que le secuestraron un revólver calibre 38 largo con tambor de seis alveolos y su carga completa.

En tanto, la noche del 5 de febrero pasado Arzuaga había ingresado al Hospital de Emergencias desde la esquina de Entre Ríos y Gutiérrez con una herida de arma de fuego que le lesionó el brazo izquierdo y le perforó el abdomen en un hecho que nunca fue aclarado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS