Policiales

Quería venganza, baleó a una mujer por error y lo atraparon

Todo comenzó, al menos en apariencia, la madrugada del 12 de enero pasado con una pelea a las piñas entre un empleado de seguridad de un boliche de Entre Ríos al 1000 y un hombre con antecedentes penales e integrante de segunda línea de la barra de Newell’s Old Boys.

Viernes 18 de Enero de 2008

Todo comenzó, al menos en apariencia, la madrugada del 12 de enero pasado con una pelea a las piñas entre un empleado de seguridad de un boliche de Entre Ríos al 1000 y un hombre con antecedentes penales e integrante de segunda línea de la barra de Newell’s Old Boys. Y la pelea terminó con el este último fuera de la disco. Doce horas más tarde, los mismos protagonistas se vieron las caras en inmediaciones de Presidente Roca al 5200, en barrio Tiro Suizo. Otra discusión, varios disparos y una mujer de 38 años, amiga del custodio, herida de un disparo en el pecho, que milagrosamente salvó su vida. Por la agresión fue detenido ayer por efectivos de la seccional 15ª Marcelo Héctor Pipi Arriola, de 28 años.
  La puerta del boliche ubicado por Entre Ríos entre San Luis y San Juan era un hervidero sobre la medianoche del viernes pasado. Pero de un momento para otro a un rechazo sobrevino un insulto, después un empujón y de ahí a las piñas hubo un paso. “En la puerta del boliche comenzó una pelea en la que parece que uno de los empleados de seguridad, al que conocen como el Cordobés, le pegó a alguien que no debía. Por eso vino la pelea con el Pipi Arriola”, explicó una fuente policial consultada. El Cordobés es un hombre de 22 años llamado Guillermo, quien trabaja en el local.
Orgullo y tiros. En ese tipo de grescas, en las que hay rostros inflamados y orgullos heridos, casi siempre hay espacio para un capítulo más. Y en este caso llegó rápido, menos de 12 horas después del enfrentamiento en el centro.
  El sábado 12 a las 14 el Cordobés regresaba a su casa en Presidente Roca entre Regimiento 11 y el nacimiento de un asentamiento, en la prolongación de Anchorena. En las inmediaciones del 5200 de Roca, en el barrio Tiro Suizo, el empleado de seguridad se topó con el Pipi, que junto a otro hombre lo increparon.
  “Al menos uno de los tipos que lo apretaron al Cordobés tenía un arma de fuego. Tras un par de insultos empezaron a dispararle al custodio quien se fue para su vivienda. Cuando escuchó los disparos Fabiana, un mujer de 38 años amiga del vigilador, salió de la casa para ver qué pasaba y recibió un disparo en la zona pectoral”, relató la fuente.
  Mientras la mujer se desplomaba sobre la vereda, los dos agresores se escabullían. Fabiana fue trasladada en un auto particular al hospital Roque Saénz Peña y luego al Clemente Alvarez. Milagrosamente salvó su vida.

La detención. Cinco días más tarde, con una orden de allanamiento firmada por el juez correccional Juan Carlos Curto, los pesquisas de la Inspección de la 3ª Zona llegaron a una casa de Doctor Riva 1900 y detuvieron al Pipi. A Arriola no le secuestraron armas y quedó alojado en la comisaría de Sarmiento al 4300 acusado de abuso de armas y lesiones.
  “Arriola es un viejo conocido para los vigilantes de las comisarías 15ª y 16ª. Tiene alrededor de una decena de antecedes entre los que hay robos calificados reiterados y estuvo investigado por un homicidio. Además es barra de Newell”s, pero no de los de primera línea”, comentó el informante policial.
  Entre los ocho antecedentes prontuariales de Arriola puede leerse que en abril de 2001 fue investigado por un homicidio en jurisdicción de la seccional 16ª. Luego se hace un prolongado parentesis hasta septiembre de 2007 donde reaparece con un robo calificado. Durante 2007 el juzgado de Sentencia Nº 6 lo sentenció a una pena de 3 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario