Policiales

Purgó una condena pero volvió a prisión por un homicidio

El día que recuperaba la libertad luego de cumplir una sentencia de 14 años en la cárcel de Piñero, Oscar Duarte fue acusado de asesinar a otro recluso.

Miércoles 13 de Marzo de 2019

El día que iba a recuperar la libertad tras cumplir una condena a 14 años de prisión Oscar Rafael Duarte volvió a quedar preso. El fiscal Florentino Malaponte lo imputó por el crimen de otro interno que fue apuñalado en octubre en la cárcel de Piñero y falleció 18 días después en un hospital de Santa Fe. Por esta nueva acusación un juez le dictó prisión preventiva mientras se investiga el caso y se toma declaración a otros presos que presenciaron el ataque.

La imputación se basa en dichos de la víctima antes de morir. El día que lo apuñalaron en un pabellón de resguardo, planteó el fiscal, alcanzó a nombrar a Duarte como el agresor.

Como la investigación empezó con el sospechoso ya preso la audiencia se hizo recién cuando estaba por recuperar la libertad. El lunes venció una condena a 14 años y medio que cumplió por delitos como resistencia a la autoridad, robo, amenazas y tentativa de robo calificado. Duarte, de 49 años, también había sido declarado reincidente.

El crimen del que fue acusado ayer ocurrió el 1º de octubre pasado. Según el fiscal, a las 22.50 Duarte apuñaló a Walter Hugo Torres en el cuello con intención de matarlo. Los internos del pabellón de resguardo del módulo C comenzaron a gritar y el personal halló a Torres herido. Cuando era asistido, les manifestó al alcaide mayor y al celador de resguardo que Duarte lo había agredido.

Torres fue trasladado al Hospital Provincial. Como era oriundo del norte provincial lo derivaron al Hospital Cullen de Santa Fe donde murió el 19 de octubre por una "falla multiorgánica por lesiones arteriales en la base del cuello causadas por acción de arma blanca".

El fiscal imputó a Duarte como autor de homicidio simple, con una pena de 8 a 25 años de prisión. Señaló además que registraba sanciones disciplinarias en la cárcel: en 2017 por agredir a otro interno, en 2018 por tener un celular y en 2019 por no regresar de una salida transitoria.

El defensor público César Baroni contestó que la víctima tenía "múltiples cicatrices lineales" en las piernas, de hasta 16 centímetros, por lo que "se pudo haber autolesionado". Planteó además que no está comprobado que la muerte de Torres obedeciera a la herida, ya que en un momento del tratamiento llegó a ser dado de alta. También cuestionó que no fuera citado a declarar pese a que estaba en condiciones. Por último dijo que en la requisa a la celda se encontró a Duarte y a otros internos pero "no se halló ningún elemento de peligrosidad".

El fiscal pidió prisión preventiva por el plazo legal. El defensor pidió la libertad con una presentación semanal o arresto domiciliario en la casa de la madre de Duarte. El juez Facundo Becerra escogió la primera opción tras advertir que hay una "apariencia de responsabilidad" que justifica el encierro preventivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});