Policiales

Pullaro responsabilizó a "la Justicia y los legisladores" por la falta inseguridad en Santa Fe

El ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro aseguró ayer que hay "corresponsabilidad de la Justicia, los legisladores y el poder político".

Jueves 03 de Octubre de 2019

Para el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, el nivel de inseguridad que se vive en Santa Fe es "corresponsabilidad de la Justicia, los legisladores y el poder político". Así se lo manifestó a los integrantes de la Cámara de Diputados la mañana de ayer en una reunión a puerta cerrada a la que fue convocado para explicar por qué se disparó la reciente ola de violencia en la capital provincial, donde suman 72 los muertos en lo que va del año; y qué pasa en Rosario, donde la cifra trepa a 117 víctimas (25 menos que el año anterior a fines de septiembre).

Acompañado de sus colaboradores más cercanos y de los ministros de Justicia, Ricardo Silberstein, y de Gobierno, Pablo Farías, Pullaro expuso y respondió preguntas ante quince legisladores de distintas bancadas durante algo más de dos horas. Al salir se lamentó ante la prensa: "Ojalá me hubiesen citado más veces y no sólo en coyunturas difíciles para evaluar las políticas públicas en materia de seguridad", dijo casi ofuscado. Aunque no obstante calificó a la reunión de "muy buena porque el diálogo siempre es muy bueno".

No evaluó lo mismo el diputado Leandro Busatto, impulsor de la convocatoria al ministro luego de las muertes del comerciante Julio Cabal, quien tenía 29 años y fue asesinado en su fiambrería ubicada a sólo 100 metros de la Municipalidad en un intento de robo el mediodía del pasado 17 de septiembre; y el crimen de Maximilano Olmos, de 25 años, baleado dos días después para robarle la moto en cercanías de la sede de la Universidad Nacional del Litoral. Esos hechos movilizaron a miles de personas hacia la Casa Gris para repudiar al gobierno santafesino por lo que se entiende es su principal déficit de gestión: brindarle seguridad a la población. En esa masiva concentración se exigió a viva voz la renuncia al menos del ministro Pullaro.

En desacuerdo

"Mi balance es desabrido, no nos vamos satisfechos con las explicaciones de por qué se disparó esta crisis de inseguridad. También creo que esta reunión debió haber sido pública para que los santafesinos puedan escuchar las preguntas que le hicimos al ministro y cuáles fueron sus respuestas. Frente a los medios cada uno declara lo que le conviene", reprochó Busatto tras el cónclave.

Para el diputado Carlos del Frade, en tanto, "la presentación que hizo Pullaro fue desubicada. Habló alrededor de veinte minutos de la inversión en la ropa de fajina de la policía, las bondades del sistema 911 y el control pleno de la policía. Le dije que eso no tenía nada que ver con el dolor de mucha gente. Y que necesitaba saber su convicción personal sobre por qué aumenta la tenencia de armas, el narcotráfico, el manejo de las bandas desde adentro de los penales y la visión sobre lo que entra y sale por los puertos y aeropuertos santafesinos. Que no se habló una sola palabra en dos horas del lavado de dinero ni tampoco hubo una sola autocrítica sobre el seguidismo que hicieron a las patéticas políticas de seguridad del macrismo durante tres años".

El "sabor a poco, a muy poco", que fue la conclusión de Busatto, equivale a "una nueva decepción" en Del Frade. "Vengo hablando siempre de narcotráfico, lavado de dinero, mafias y complicidades con el crimen organizado durante los últimos cuatro años. Les presenté 111 pedidos de informes y me respondieron uno solo".

En general, los diputados que ayer estuvieron en la reunión no hicieron evaluaciones públicas posteriores aunque casi todos, incluyendo los del oficialismo, consideraron que no fue bueno que el funcionario hubiera exigido tanto hermetismo: a los propios diputados se les prohibió que fueran acompañados de sus asesores.

Un legislador oficialista que prefirió opinar en off ante La Capital se mostró disconforme con la medida. "En un tema que atraviesa a toda la sociedad provincial y tiene a todos irritados por lo que no puede ser tratado a escondidas y con un ministro que se muestra como víctima porque la sociedad no coincide con ello".

Pedido de cambios

"Primero hay que cambiar legislaciones de fondo. Alguien que comete delitos con armas de fuego debe estar detenido. Hay que modificar normas determinadas e interpretaciones de las mismas. Hay que discutir en serio la cuestión de la seguridad. Le pongo todo el empeño, intento que la policía funcione mejor, si hay un policía que comete un delito lo apartamos de la fuerza, formamos a la policía, la capacitamos, le ponemos mucho esfuerzo", descargó Pullaro.

Y coincidió con uno de los reclamos de las masivas marchas contra la inseguridad de hace pocos días atrás colmaron las calles de la ciudad de Santa Fe. "Algo está fallando si a un delincuente que hiere a una persona se lo imputa por lesiones leves y no por tentativa de homicidio", dijo. Y en ese sentido citó como ejemplo la detención de un delincuente en Rosario este martes luego de tirotearse con la policía que "ya había sido detenido en nueve oportunidades, cinco de ellas por robo calificado" (ver aparte).

De tal modo, siempre ante la prensa, Pullaro apunto a la Justicia: "Si una persona hiere a otra en una pierna, es irracional que la imputación sea heridas leves porque el disparo fue en una pierna y si sale en menos de 30 días en un hospital debería ser tentativa de homicidio. El hecho que ocurrió ayer (el martes) en Rosario fue tremendo y además quedó filmado por celulares, circuló en redes sociales, hubo violencia, disparos de armas de fuego. Ese delincuente que ahora quedó detenido, entre 2009 y 2018 cometió nueve delitos, de esos delitos cinco fueron graves, robos calificados con uso de armas. No seguí estudiando el caso para no calentarme, son hechos que te rebelan, por la cantidad de veces que una persona es detenida por la fuerza de seguridad y está poco tiempo presa en función de los delitos que cometen", lamentó finalmente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario