Policiales

Prorrogan la detención de un policía por un crimen

Así lo dispuso el juez Carlos Pareto en una audiencia que se celebró en los Tribunales de San Lorenzo.

Sábado 13 de Julio de 2019

El policía acusado por el crimen de Juan Cruz Vitali, el joven de 23 años y padre de dos niñas que la madrugada del 12 de mayo pasado fue asesinado de un disparo en la cabeza en Capitán Bermúdez, seguirá otros 50 días en prisión preventiva. Así lo dispuso el juez Carlos Pareto en una audiencia que se celebró en los Tribunales de San Lorenzo.

La audiencia de revisión de la medida cautelar de Sergio Di Franco se realizó a pedido de la Fiscalía, que reclamó prorrogar la detención preventiva del policía. El ex jefe de la División Cuerpos de la Unidad Regional XVII está imputado como autor de homicidio agravado por ser miembro de una fuerza de seguridad. Si bien el defensor Paul Krupnik reclamó la libertad del uniformado, el juez Pareto entendió que existen motivos para prorrogar su detención previa al juicio.

Persecución fatal

La madrugada del homicidio, Vitali había salido a bailar con su novia y cuando regresaban a su domicilio en un Volkswagen Fox se toparon con un operativo policial de control de alcoholemia. En esas circunstancias, según la reconstrucción fiscal, "embistió involuntariamente los conos naranjas que delimitaban el operativo y siguieron su recorrido", quizás por temor a que les quitasen el vehículo que es de un familiar de Juan Cruz. Entonces los policías que estaban en el lugar comenzaron a perseguirlos mientras disparaban hacia el auto.

Juan Cruz continuó a bordo del vehículo y se trasladó a la casa de su tío, en Montevideo al 400 de Capitán Bermúdez, para buscar ayuda y resguardo. Al llegar logró estacionar y descender del auto. En ese momento los policías, "sin dar la voz de alto le volvieron a disparar por la espalda". Uno de esos proyectiles impactó en la nuca del joven y le provocó la muerte en el acto.

La pericias detectaron además otros seis disparos que impactaron en el vehículo de la víctima y en la pared de la casa donde pretendió buscar refugio. Dos días después del hecho el jefe de la división Cuerpos de la UR XVII, Sergio Di Franco, fue detenido e imputado por homicidio agravado y le dictaron prisión preventiva por 60 días, los que vencen hoy, por lo cual se realizará una nueva audiencia a cargo del juez Juan José Tutau en la que se evaluarán nuevas medidas de prueba.

"Exigimos una investigación rápida, integral y de acuerdo con los estándares internacionales de investigación para casos de violencia policial como la sufrida por Juan Cruz y su novia", reiteró ayer la Multisectorial contra la Violencia Institucional, entidad que acompaña a la familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario