Policiales

Prórroga de prisión para dos policías por un doble homicidio

En el marco de la investigación por el asesinato a manos de la policía de David Campos y Emanuel Medina, ocurrido en junio de 2017 en la zona sur de la ciudad tras una persecución, ayer se realizó una audiencia en la cual la jueza Paula Alvares prorrogó por seis meses la prisión preventiva de dos de los policías imputados, Leonel Emiliano Mendoza y Alejandro Bustos, acusados por homicidio calificado por ser autores de los disparos mortales que recibieron ambos jóvenes.

Viernes 06 de Septiembre de 2019

En el marco de la investigación por el asesinato a manos de la policía de David Campos y Emanuel Medina, ocurrido en junio de 2017 en la zona sur de la ciudad tras una persecución, ayer se realizó una audiencia en la cual la jueza Paula Alvares prorrogó por seis meses la prisión preventiva de dos de los policías imputados, Leonel Emiliano Mendoza y Alejandro Bustos, acusados por homicidio calificado por ser autores de los disparos mortales que recibieron ambos jóvenes.

Asimismo, la magistrada dispuso que dentro de los próximos 60 días se lleve a cabo la realización de la audiencia preliminar, trámite previo al juicio oral y público a los imputados. Y que en no más de 15 días, bajo apercibimiento de ley, deben remitirse los informes médicos de las juntas Especial y Forense pendientes y solicitados por el juez Hernán Postma oportunamente en relación al imputado Bustos.

Carrera fatal

El viernes 23 de junio del 2017, Campos y Medina fueron acribillados por efectivos policiales del Comando Radioeléctrico y de la Policía de Acción Táctica en la zona sur rosarina. Los jóvenes habían salido a bailar y cuando regresaban a sus hogares, supuestamente esquivaron con el auto en el que iban un retén policial. Entonces, en Grandoli y Gutiérrez empezaron a ser perseguidos por la Policía Motorizada, a la que se sumaron varios patrulleros.

Según se acreditó, los muchachos estaban desarmados y no efectuaron disparos contra la policía. Al cabo de pocos minutos, el Volkswagen Up en el que iban impactó contra un árbol en Callao al 5700. Tras la colisión, y estando ambos inmovilizados dentro del vehículo, varios policías que se sumaron a la persecución los rodearon y abrieron fuego contra ellos "de manera absolutamente indiscriminada, desobedeciendo los criterios de necesidad, racionalidad y proporcionalidad exigidos para el uso policial de la fuerza", según expresaron desde la Multisectorial contra la Violencia Institucional. Como consecuencia de los balazos ambos jóvenes fallecieron.

Vale recordar que aparte de los dos policías apresados, los agentes Paola Lorena Cano, Marcelo Adolfo Escalante y Fernando Hernán Varela, fueron excarcelados en mayo de este año bajo restricciones y llegarán a las audiencias del juicio en libertad acusados de encubrir el doble crimen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario