Policiales

Proponen una normativa para asistir a las víctimas de delitos

El Frente Ciudad Futura, inspirado en leyes de México y Colombia, apunta a crear un ente que evalúe los casos y brinde asesoramiento.

Miércoles 07 de Mayo de 2014

"Históricamente en la Argentina las víctimas de delitos o atropellos a sus derechos deambulan solas por las calles exigiendo justicia. A veces generan procesos políticos como fue el caso de las Madres de Plaza de Mayo, pero muchas veces terminan abandonando la lucha cansadas y en soledad. En el peor momento de su vida la víctima se topa con el que tal vez sea el más alejado y cerrado estamento estatal: la Justicia, que suele ser expulsiva y no contenerla. Y en esta coyuntura el Estado debe brindar respuestas concretas más allá de los procesos judiciales", señalaron Juan Monteverde y Pedro Salinas, referentes del Frente para la Ciudad Futura (FCF) en relación a una idea que proponen para la elaboración de una normativa de asistencia a las víctimas. Una forma de "abordar la crisis de violencia que atraviesa a Rosario".

La idea, que será presentada esta tarde en el local D7 de Ovidio Lagos 790, abreva en recientes leyes sancionadas en Colombia (2011) y México (2013). "Son países donde la violencia y el delito ocasionaron decenas de miles de muertos, no es la misma situación que acá. Pero es momento de pensar estrategias contra la violencia, teniendo en cuenta que hasta ahora han fracasado las implementadas. En México dicen que la victimización creció de la mano de la violencia criminal pero también de la estrategia de seguridad que empleó el Estado en su guerra contra el narcotráfico, que generó más violencia y muerte que la pensaba resolver", dijo Monteverde.

Derechos. En este sentido, la propuesta del FCF consiste en adaptar esas leyes a la realidad rosarina y santafesina, y generar derechos. "El derecho principal sería que la víctima sea reconocida como tal por el Estado, que debe responsabilizarse y dar respuesta tanto a ella como a la sociedad. Muchas víctimas, especialmente de sectores populares, ni siquiera conocen sus derechos. En su mayoría no pueden afrontar el camino judicial, no llegan a constituirse como querellantes y los dispositivos como el Centro de Asistencia a la Víctima suelen estar tan abarrotados que los terminan alejando en silencio", graficó Salinas.

"La idea —agregó— es empoderar a las víctimas, que tengan un asesoramiento jurídico para saber cómo seguir los casos pero también asistencia psicológica en ese camino, otro aspecto en el que suelen estar muy desprotegidas".

En este sentido, la idea propone un abordaje integral con nuevos derechos como el de asistencia inmediata, por el cual el Estado asistiría en todos los gastos y movimientos que necesiten las víctimas para afrontar su nueva situación, desde un servicio fúnebre hasta asistencia médica o habitacional. Una reparación que la restituya a su situación anterior al problema sufrido, una rehabilitación que la ayude a afrontar los efectos y una compensación económica y simbólica.

"Así como el Estado está presente en la asignación universal por hijo, la educación gratuita o la jubilación, en esta coyuntura debe dar respuestas a nuevos problemas que ponen a la ciudadanía en situaciones potenciales como la de ser víctimas de algo que daña su vida para siempre. Que no dependa de la voluntad de un funcionario de turno el hecho de ser escuchado, que no se sume más dolor al dolor. Y que el Estado se responsabilice de aquello que, queriendo o no, finalmente genera", señaló Salinas.

Debate y prevención. La idea del FCF contempla la creación de un ente autárquico, la Unidad de Empoderamiento de Víctimas, que recibiría los casos para evaluarlos y así proponer y ejecutar estrategias para afrontar cada uno. Pero también persigue una instancia de análisis y debate, a través de un órgano con amplia representatividad que garantice una amplia mirada sobre la problemática de la violencia con la intención de generar políticas preventivas.

"Teniendo en cuenta la relación entre el narcotráfico y la escalada de violencia en Rosario es hora de pensar en nuevos abordajes del problema, sobre todo luego del fracaso de las políticas en ese sentido. Hay que generar estrategias preventivas en función de nuevos paradigmas de legalización y control estatal de las drogas, pensar que esa violencia es un problemas de salud y de la ciudad antes que un conflicto militar", indicó Monteverde.

En tal sentido, la agrupación propone un espacio de debate abierto para que estas ideas puedan convertirse en un proyecto de ley u ordenanza. "La idea es crear un foro, como ocurrió con la ley de medios, con reuniones y distintas instancias para la cual prevemos invitar tanto a legisladores y funcionarios como a víctimas de distintos hechos, desde un homicidio hasta la tragedia de calle Salta", adelantaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario