Policiales

Procesan a un joven por cuatro asesinatos cometidos en 52 días

Un joven de 20 años fue procesado como autor de cuatro homicidios ocurridos durante este año, entre junio y agosto, en distintas zonas de la ciudad. Se trata de Sergio Ramón Portela, conocido...

Jueves 27 de Diciembre de 2012

Un joven de 20 años fue procesado como autor de cuatro homicidios ocurridos durante este año, entre junio y agosto, en distintas zonas de la ciudad. Se trata de Sergio Ramón Portela, conocido como Pototo, a quien el juez Juan Andrés Donnola envió a juicio por el asesinato de Jonatan Abalos, el doble crimen de Héctor Miguel Gómez y Diego Martín Fernández, y el homicidio de Héctor Domingo Núñez en un hecho en el cual un hermano de la víctima quedó paralítico como consecuencia de un balazo.

Con un pasado en el que se le atribuye —siendo menor— dedicarse al robo de motos en los barrios Tiro Suizo y Fuerte Apache, Pototo está acusado de una violenta saga que culminó con cuatro muertos en dos meses. Ya era buscado por tres homicidios en la zona sur cuando efectivos de la comisaría 32ª y del Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (Giri) lo apresaron el pasado 19 de agosto en una villa cercana al barrio Godoy, en inmediaciones de Avellaneda y las vías del Mitre. Le atribuían haber matado horas antes a Núñez y baleado a tres de sus hermanos.

Portela quedó entonces detenido en la alcaidía de Jefatura a disposición de tres jueces de instrucción. Finalmente, las tres causas se unificaron en el Juzgado de Instrucción Nº 7 a cargo de Donnola.

Jonita. Jonathan David Avalos tenía 17 años cuando dos balazos calibre 9 milímetros terminaron con su vida los últimos minutos del pasado jueves 7 de junio. Por esos días, Jonita integraba una banda conocida como "Los Cambichos" o "Chumbitas" que tenía a mal traer a los vecinos del barrio Las Flores y la villa La Granada.

Esa noche Avalos caminaba junto con un compinche de 15 años por Flor de Ambar y pasaje Melián cuando se cruzó con un viejo rival a quien, al parecer, había baleado un año antes y así se originó una balacera que culminó con el adolescente muerto. Ya desde ese momento Pototo fue sindicado como el homicida por el chico que acompañaba a Jonita.

Según el testigo, Pototo iba acompañado de otros jóvenes conocidos como Monito González, Cabezón y Satanás cuando se cruzaron con Avalos. Entonces Portela extrajo un arma negra con corredera plateada, le apuntó a Jonita e hizo seis disparos. El chico que acompañaba a la víctima escapó para salvar su vida y Avalos quedó tendido en el lugar con dos heridas de bala en el pecho y en la cabeza.

Para Donnola, las pruebas y los testimonios colectados hacen presumir que Portela fue el autor del asesinato. Pero además el juez le imputó la tenencia ilegal de un arma calibre 38 que también fue usada en la escena del crimen, aunque no se trata del arma homicida.

En tal sentido, el magistrado procesó a Pototo por homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con portación ilegítima de arma de fuego de guerra y ordenó profundizar la investigación sobre los jóvenes que esa noche lo acompañaban.

Amigos.El siguiente hecho que se le atribuye a Portela tuvo lugar un mes y medio después, el Día del Amigo, en una plazoleta cercana al casino City Center. Allí estaban terminando de comer un asado, minutos antes de las 16 de ese viernes, Diego Martín Fernández y Héctor Miguel Gómez. De pronto apareció en escena Pototo en una bicicleta de paseo, los saludó, sacó un arma y les disparó. Uno murió en el Clemente Alvarez y el otro en el Sáenz Peña.

Entre las pruebas analizadas por Donnola hay "suficientes y coincidentes testimonios" de gente que estaba en la plaza y vio cómo Pototo se acercó en una bicicleta, baleó a Fernández y a Gómez, y cuando éste intentó levantarse le volvió a disparar. Y luego lo vieron irse pedaleando tranquilo en dirección al barrio La Granada.

"El hecho se produce a plena luz y el Día del Amigo, lo que hace suponer que podría ser visto por varias personas, lo que sucede, y reconocido, como lo es, en esa zona el autor de tales conductas", sostuvo el juez en su fallo, para remarcar algunos de los testimonios recabados por la investigación.

"Andaba con una bicicleta media vieja, un chico del barrio a quien conozco como Pototo, que se acerca hasta donde estaban sentados mi hermano Diego, un chico de nombre Héctor y otro apodado Chanchín. Y sin bajarse de la bici, Pototo los saluda con la mano a los chicos y ahí nomás saca un arma de fuego que tenía en las ropas y empezó a tirarle contra mi hermano y Héctor. Fueron unos tres disparos. Luego endereza su bicicleta y se va andando", contó un familiar de una de las víctimas. "Pienso que la intención de Pototo era dispararle a Héctor, y como estaba junto con mi cuñado tambuién le disparó a él", sostuvo otro testigo.

Para el juez, los testimonios no sólo coinciden entre sí sino también con los datos aportados por las respectivas autopsias de las víctimas. Con las pruebas analizadas, Donnola resolvió procesar a Portela por "homicidio agravado por el uso de armas en dos hechos en concurso real entre sí".

Hermanos.El último hecho por el cual Pototo irá a juicio ocurrió el 19 de agosto en barrio Godoy. Eran cerca de las 3 de la mañana cuando Portela se enfrentó con cuatro hermanos que lo increpaban por haber herido minutos antes a uno de ellos. El encuentro terminó con uno muerto, otro paralítico y los otros dos heridos. Momentos después fue detenido el sospechoso.

Los hermanos Núñez relataron que el incidente se originó cuando algunos de ellos estaban tomando cerveza en una esquina y apareció Pototo increpándolos y acusándolos de haber molestado a su esposa. Entonces el muchacho ingresó a una casa y salió con un arma con la cual le pegó culatazos en la cabeza y en la boca a Raúl Ignacio Núñez, de 29 años.

Entonces el joven fue a buscar a sus hermanos y éstos decidieron ir a pedirle explicaciones. Portela salió de la casa de Jauretche al 8200 donde estaba con su pareja, les apuntó a los Núñez y les dijo que se tiraran al piso. Estos le respondieron que no estaban armados y que sólo querían hablar. Pero entonces se le acercó Héctor Domingo Núñez, de 24 años, y Pototo le respondió con un balazo en el pecho que lo mató casi en el acto.

Luego de un breve forcejeo, Portela logró zafarse y continuó con la balacera. Hugo Raúl Núñez, de 31 años, recibió un tiro que lo dejaría paralítico. Además Sergio Darío Núñez, de 27, fue herido en un brazo y Raúl recibió otro tiro en la mano izquierda. Hasta que el tirador se quedó sin balas y los hermanos insistieron. Fue entonces que la mujer de Portela acudió en su auxilio y lo ayudó a escapar.

Para el juez, los testimonios de los hermanos Núñez resultan consistentes para demostrar la responsabilidad de Portela en el hecho. En tal sentido, lo procesó por homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con las lesiones gravísimas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario