POLICIALES

Prisión para un acusado de integrar la banda de Los Gorditos

Jonatan "Cantita" P. está imputado de haber baleado una casa de Spiro al 300 bis en septiembre pasado tras extorsionar a su propietario

Jueves 31 de Diciembre de 2020

Jonatan Emanuel “Cantita” P. tiene 26 años y ningún antecedente penal. Era buscado por los agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y los fiscales de Homicidios Dolosos como un tira tiros de la violenta banda de “Los gorditos” liderada por Brandon Bay. Le endilgaban ser la persona que, a partir de una orden de su jefe preso en la cárcel de Piñero, baleó en septiembre pasado una casa de Spiro al 300 bis después de que su dueño pagara una extorsión de 200 mil pesos y luego ser amenazado de muerte para que abandone la propiedad o pague otros 400 mil pesos.

Ante el pedido de captura que pesaba sobre él, Cantita se presentó el domingo junto a su abogada, Irina Picard, ante las autoridades policiales y ayer fue imputado por el fiscal Pablo Socca quien le endilgó los delitos de homicidio calificado criminis causa agravado por el uso de un arma de fuego en grado de tentativa y en carácter de autor en concurso real con la portación de un arma de guerra y ser parte de una asociación ilícita.

>> Leer más: Se entregó "Cantita", que está acusado de ser tira tiros de la banda Los Gorditos

En su declaración el acusado dijo que nada tenía que ver con la banda de Los gorditos que lidera Brandon Bay, y sostuvo que el día y hora del hecho que le atribuyen “estaba pescando”. Además su abogada agregó que “había errores en la investigación” que llevaron al banquillo a su pupilo y ofreció una doble garantía para que le otorguen la libertad: una caución real de 20 mil pesos y una caución personal a cargo de la pareja del acusado. Sin embargo, la jueza de primera instancia Silvia Castelli aceptó la imputación fiscal y le dictó la prisión preventiva por el plazo de ley, es decir un máximo de dos años.

El hecho que le achacan a Cantita ocurrió el 28 de septiembre pasado cuando junto a otro muchacho y, por orden de Brandon Bay, llegaron en una moto hasta una casa de Spiro al 300 bis y descargaron munición pesada contra el frente de la vivienda. De acuerdo a la teoría fiscal, ese fue el desenlace de una saga de amenazas y extorsiones que sufrió una familia allí afincada por parte de los integrantes del grupo delictivo que tiene a varios de sus integrantes tras las rejas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario