Policiales

Prisión preventiva para tres policías por falsear un acta

Los habían detenido el miércoles. El documento en cuestión remite a una persecución de 2016 pero sus testimonios en un juicio reciente los desnudaron.

Sábado 02 de Noviembre de 2019

Los tres policías detenidos el miércoles acusados de haber falseado un acta de procedimiento realizada tras la persecución y arresto de un hombre en noviembre de 2016, fueron imputados ayer por incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público y seguirán bajo prisión preventiva por el tiempo que marca la ley de acuerdo a lo dispuesto ayer por el juez Pablo Pinto.

   Se trata del comisario Darío Basualdo, quien por entonces era jefe de la seccional 34ª; el subcomisario Cristian Fernández, quien prestaba servicios en el área Operaciones de la Unidad Regional II; y el subcomisario Jorge Ayala, quien cumplía funciones en la seccional 30ª.

   Los fiscales Paola Aguirre y Rodrigo Santana le imputaron a los tres policías un hecho que se develó el 16 de septiembre pasado cuando fueron a prestar declaración testimonial en el marco de un juicio oral y público en el que fue condenado a 11 años de prisión Martín Alejandro Cartelli por encubrimiento simple (dos hechos) y portación de arma de fuego de guerra.

   En esas circunstancias, los uniformados fueron acusados de haber prestado falso testimonio al declarar ratificando el contenido de un acta de procedimientos del 21 de noviembre de 2016 cuando tras una persecución habían apresado al mismo Cartelli.

   Aquel día efectivos de la 34ª comenzaron la persecución de un Peugeot 505 con pedido de captura en inmediaciones de Palestina y Camino de los Granaderos. En Granadero Baigorria su conductor, Martín Cartelli, fue detenido cuando escapaba a pie. Entonces le secuestraron un revólver calibre 38.

   Cartelli fue imputado y puesto en prisión preventiva por encubrimiento y portación de un arma de fuego. Pero en diciembre de 2016 fue trasladado por enfermedad al Policlínco Eva Perón, de donde se fugó.

   Nada se supo de él hasta que el 5 de mayo de 2017 fue detenido manejando otro auto con pedido de captura por ser robado en La Plata. Cartelli fue detenido, nuevamente imputado y bajo prisión preventiva.

   El 16 de septiembre pasado comenzó a ser juzgado por encubrimiento simple (dos hechos) y portación ilegal de arma de fuego. Una semana más tarde fue condenado a una pena de 11 años de prisión. En el marco de ese juicio los policías dieron sus falsos testimonios.

¿Qué dijeron?

Basualdo declaró ser quien junto a Fernández y a bordo del móvil 6367 iniciaron la persecución que finalizó con el arresto de Cartelli, a quien dijo haber visto bajar de un auto particular e iniciar una carrera a pie con un arma de fuego en sus manos hasta que fue detenido por su compañero. A su turno, Fernández declaró en el mismo sentido y dijo ser él quien junto a Basualdo participaron de la persecución que finalizó con Cartelli preso.

   Pero esos dichos fueron puestos en cuestión por el propio Cartelli cuando declaró y sostuvo que Basualdo no estuvo en la escena del hecho y que el subcomisario Ayala llegó en un segundo móvil pero no participó de la persecución.

   Tras ello, dijeron los fiscales ayer, redactaron un acta de procedimiento sin número en la comisaría 34ª donde se hizo constar que tanto Basualdo como Fernández habían participado del hecho y de esa manera “adulteraron los elementos de prueba de una investigación penal e incumplieron sus deberes de funcionario público”.

   Por su parte, Ayala dijo que Basualdo “se hallaba presente en el lugar en donde se produjo la detención” de Cartelli. Y agregó que el mismo jefe policial “le indicó mediante señas el lugar hacia donde se había desplazado Fernández en persecución del sospechoso habiendo omitido denunciar las irregularidades de ese procedimiento”.

   Para los representantes del Ministerio Público de la Acusación, Ayala “tenía la obligación de denunciar estas irregularidades que quedaron plasmadas formalmente en la falsedad del contenido del acta de procedimiento suscripta por Basualdo y Fernández e incumpliendo sus deberes de funcionario público”.

   Así las cosas, los tres policías quedaron imputados de “falso testimonio agravado por haber sido prestado en una causa criminal en carácter de autor, falsedad ideológica de instrumento público en calidad de coautor e incumplimiento de los deberes de funcionario público en calidad de autor, todos en concurso real”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario