POLICIALES

Prisión preventiva para organizadores de supuesto ataque a sedes judiciales

Son cuatro personas detenidas el viernes pasado en allanamientos en la zona sudoeste donde se hallaron armas, proyectiles y drogas.

Martes 12 de Enero de 2021

Cuatro personas que el pasado viernes fueron detenidas en el marco de una serie de allanamientos dispuestos en torno a una investigación por la supuesta organización de un ataque armado a sedes judiciales fueron imputadas por distintos delitos y el juez penal Héctor Núñez Cartelle dispuso que queden en prisión preventiva tras una audiencia realizada ayer en el Centro de Justicia Penal.

Las acusaciones corrieron por cuenta de los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, quienes le atribuyeron a Walter Daniel A., de 24 años, los delitos de atentado contra la autoridad por ser cometido con arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego de uso civil; a Brian Joel F., de 23 años, la tenencia de arma de fuego de guerra en concurso real con acopio de municiones en carácter de autor; a Lorena Beatriz R., de 38 años, el acopio de municiones en carácter de autora; y a Patricia Lucía F., de 37 años, la tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra en carácter de autora.

Los allanamientos ordenados por los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación y llevados adelante por agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) se hicieron tras una denuncia anónima que refería a un posible ataque contra el propio Centro de Justicia Penal o alguna otra sede judicial. Incluso, trascendió que Brian Joel F., uno de los detenidos la semana pasada, está vinculado a la banda de Los Monos y ya fue imputado por la balacera que en 2018 se perpetró contra un edificio donde vivió el juez Ismael Manfrín, integrante del tribunal que condenó a la banda originaria del barrio Las Flores.

>>Leer más: Desbaratan un presunto ataque a balazos contra objetivos judiciales

Uno de los procedimientos se hizo en una vivienda de Ceresetto al 5300, en la zona sudoeste rosarina, donde se secuestraron 39 bochitas de cocaína fraccionada, un trozo de marihuana compactada, balanzas de presición, precintos y unos 180 mil pesos en billetes de 100, 200, 500 y 1.000 pesos además de nueve teléfonos celulares y un dispositivo DVR de videovigilancia que fueron enviados a peritar. También había allí dos vehículos: un Peugeot 208 y una moto, además de 200 cartuchos calibre 9 milímetros. En esa casa fueron apresados Lorena Beatriz R. y Brian Joel F., quien al llegar el personal policial a la vivienda intentó disparar contra ellos para cubrir una posible fuga por lo que se le sumó la acusación de atentado a la autoridad en grado de tentativa. A ambos el juez Héctor Núñez Cartelle les dictó la prisión preventiva por el plazo de ley, es decir un máximo de dos años.

De acuerdo a los pesquisas, el muchacho es sobrino de la actual pareja de Ariel “El viejo” Cantero, fundador de la banda de barrio Las Flores; mientras que su pareja habría tenido vínculos con el policía Cristian Ibarra, quien fue asesinado el 22 de julio de 2019 a las 21.30 con seis balazos en la cabeza cuando se encontraba en el asiento del conductor de su Peugeot 308 negro, en Larralde y Deán Funes. Por ese crimen, en un juicio abreviado fue condenado a 14 años de cárcel Ariel Maximiliano “Chanchón” Cantero, hijo de “El viejo” Ariel. El motivo del hecho, según se dijo entonces, fue la disputa que ambos mantenían por el territorio para la venta de estupefacientes.

En bulevar Avellaneda al 4800 fue apresado Walter Daniel A., a quien le incautaron una escopeta de dos caños cargada, una moto y un celular. A este joven el magistrado le dictó la prisión preventiva por el plazo de 30 días.

En tanto en avenida del Rosario al 3500 detuvieron a Patricia Lucía F., quien tenía en su poder un ladrillo de marihuana y cien gramos de cocaína. Además en esa casa se secuestraron dos motos, varios celulares, una pistola Bersa calibre 9 milímetros con numeración limada y ocho balas en su cargador, tres cargadores Bersa con capacidad para 17 y 20 cartuchos, un cargador de ametralladora Halcón y un chaleco antibalas. Respecto a la medida cautelar solicitada por los fiscales, y a pedido de la defensa de la mujer, el juez dispuso que la misma sea examinada por un médico forense debido a problemas de salud que sufre para saber si la misma puede cursar su enfermedad en dependencias del Servicio Penitenciaria o deberá cumplir arresto domiciliario.

Entre las evidencias que presentaron los fiscales se cuenta la declaración de testigo de identidad reservada respecto a “una banda que estaría armando atentados contra autoridades judiciales y señala domicilios vinculados con la organización”, algunas capturas de pantalla con conversaciones de WhatsApp entre ese testigo y un alto oficial de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y un informe de inteligencia sobre ese mismo policía jerárquico.

También entre las pruebas los investigadores presentaron intercambios de mensajes y audios en los cuales los implicados buscaban proveerse de proyectiles con el fin de atacar un objetivo que en ningún momento mencionan.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS