policiales

Prisión preventiva para la banda que a los tiros hacía pie en San Lorenzo

Diez miembros de un grupo de Rosario, liderados por un joven preso en Coronda, fueron imputados por cometer crímenes y otros delitos.

Jueves 11 de Junio de 2020

La audiencia de ayer contra diez personas de una organización delictiva surgida en Rosario pero que estaba haciendo pie en San Lorenzo tuvo dos matices culminantes. Los fiscales presentaron el tema como un caso testigo del modo en que un grupo criminal rosarino copa a sangre y fuego un territorio en sectores del Cordón Industrial para desplegar allí sus negocios, produciendo homicidios, robos de vehículos, amenazas extorsivas, balaceras contra objetivos rivales y venta de drogas. Pero remarcaron que eso no pudo hacerse sin una gestión policial que favorezca los intereses de este grupo criminal. Para eso los policías plantaron pistas falsas a fin de confundir a los fiscales, de modo de sacar del radar de los investigadores al grupo delictivo que estaba generando la violencia, la que atribuían a otros actores de la zona.

Por estos hechos hay dos oficiales presos desde el viernes pasado, que son el jefe de la comisaría 7ª de San Lorenzo y un sumariante, a los que se les encontraron cinco armas de fuego ilegítimas y cuya posesión no pueden justificar. Ayer fue el turno de los actores civiles de la banda liderada por Brandon Bay, un joven de 25 años preso en Coronda desde 2015, ideólogo de los hechos de violencia concebidos para apoderarse de zonas para su negocio, la mayoría ejecutados en los últimos tres meses. Al final de la audiencia todos ellos quedaron bajo prisión preventiva por el plazo de ley, es decir dos años.

Los fiscales señalaron que Brandon seleccionó los objetivos de los atentados, escogió a la personas que cumplieron cada rol en los hechos, dispuso del uso de armas y vehículos y el pago a los miembros de la organización. También amenazó a personas de bandas antagónicas para extorsionarlas a efectos de conseguir dinero.

Las instrucciones

La voz de Brandon Bay fue escuchada en la audiencia de ayer ordenando homicidios. Con su mujer habla de matar gente inocente para ganar territorio. Le dice a un tal "Pelado" que deben ir a tirar "donde están vendiendo". Éste le responde que no puede pero que tiene "pibitos para ir". Brandon replica que paga a quien lo haga y le indica que le "descargue la 40 bien piola" en referencia al calibre de una pistola. Poco después le dice que ya tiene "la nave", en alusión a que tiene movilidad para realizar el hecho. Luego exige expresamente que vayan a matar. "Disparen a la puerta, ventana, a todo". Finalmente llama a una persona y pide hablar con "El tarta". Esta persona se refiere a Brandon como "el jefe".

Los fiscales Aquiles Balbis, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra indicaron que el incidente al que se refiere el audio es un ataque en la calle Fornier e Islas Malvinas de San Lorenzo y que el objetivo son "Los porteños". El audio deja escuchar cuando Brandon ordena: "A la casa, a todos lo que estén afuera de la casa, a todo, a matar, que no tengan miedo". Este episodio instigado, luego se concreta con la balacera a la casa de Pamela P.

"Para los fiscales, en la violencia del grupo de Brandon Bay fue clave el amparo de la comisaría 7ª de San Lorenzo"

Brandon Bay, su hermano Diego Bay y la mujer del primero, Cintia E. fueron acusados ayer ante el juez Juan José Tutau de comandar la asociación ilícita. La mujer fue imputada de organizadora, disponer de los autos y de las armas y entregarlas a las diferentes personas de acuerdo a las órdenes recibidas por su esposo desde prisión.

El resto de los siete acusados cumplían según los fiscales roles diversos: ejecutar homicidios, trasladar a los agresores a los lugares del ataque, guardar armas o producir balaceras entre otros. Dos de los acusados como sicarios fueron Claudio "Primo" R. y Agustín S.

El crimen de un chico

A los dos últimos mencionados les imputaron ser partícipes del ataque a balazos que hace doce días mató al chico Brian Sánchez y dejó herido a Carlos Rodrigo S. en Mitre y Perú de San Lorenzo. El 27 de mayo Brandon mantuvo diálogos telefónicos desde el pabellón 4 en Coronda con Claudio R. para planificar el homicidio de Brian. El día posterior, a las 18, Claudio R. se trasladó en una moto YBR 125 conducida por Agustín S. hasta el lugar indicado, donde disparó con una pistola ametralladora al menos 23 veces contra Sánchez y S. Brian, de 16 años, murió y el segundo sufrió la fractura de la pierna derecha.

Luego ambos acusados fueron hasta una casa de Díaz Vélez 4152, donde Claudio R. nuevamente disparó contra el frente de esa vivienda al menos en 21 oportunidades.

A Pablo Damián "Macana" G. se lo sindicó como encargado de conducir los vehículos de la banda en los delitos violentos. Yazmín E. fue acusada de llevar las armas al lugar de los hechos y luego esconderlas. Florencia G. por ceder su casa en el barrio San Sebastián de San Lorenzo donde se preparaban los hechos violentos y donde los tiradores se ocultaban luego de cometer uno de los hechos.

A otros acusados como Maximiliano "Marrón" D., Santiago "Pino" N. y Juan Manuel "Pera" A. les atribuyen desplazar armas, esconderlas, producir amenazas y disparos. A Franco "Capote" T., en tanto, lo sindican como otro de los sicarios de la organización.

Las escuchas pasadas en la audiencia de ayer dejaron notar con elocuencia las órdenes, la preparación y la logística de las acciones criminales. El propósito del grupo era inicialmente excluir de allí a bandas antagónicas para entonces asentar sus negocios ilícitos. Según los fiscales habrían contado para ello con el respaldo del jefe de la seccional 7ª de San Lorenzo, Raúl Alberto Fleitas, y su sumariante, Marcelo Alvarez, quienes direccionaron las sospechas hacia los grupos de Ramón Alberto "Willy" V. y Víctor "Pipi" L.

Esos dos hombres están ligados al delito en la zona pero, de acuerdo a la investigación de los fiscales, no ejercían acciones violentas en ese sector. Los policías habrían ocultado el accionar de la banda de Brandon y de este modo fueron funcionales para su estrategia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario