Policiales

Prisión preventiva para el remisero acusado de descuartizar a una docente jubilada

Está acusado de homicidio doloso por codicia en carácter de coautor funcional. La adquisición de un departamento habría sido el móvil del crimen

Viernes 10 de Septiembre de 2021

El remisero acusado de descuartizar a una docente jubilada en su casa de la zona sur de Rosario para quedarse con un departamento de uno de los cómplices del macabro crimen deberá purgar una prisión preventiva efectiva por dos meses tras ser acusado de homicidio doloso por codicia en carácter de coautor funcional.

Ricardo Alberto M. fue imputado por el fiscal de Homicidios Adrián Spelta tras presentarse este jueves de manera espontánea en el Centro de Justicia Penal tras ser mencionado por Marcelo Alberto F., ya imputado junto a Josefa R. C. por el crimen perpetrado contra María Isabel Ruglio, de 76 años, entre el 6 y 7 de febrero de 2020 en una casa de Uriburu al 500.

De acuerdo a la investigación, Marcelo Alberto F. tomó a la jubilada y le provocó la muerte por asfixia para que luego el remisero se encargue de desmembrarla el cuerpo de la víctima en varias partes. Utilizando elementos cortantes, colocó las artes en distintas bolsas de nylon y luego las arrojó al arroyo Saladillo, a la altura del Parque Regional Sur.

Según la hipótesis de la Fiscalía, el remisero accedió a concretar ese plan macabro a condición de "hacerse con un departamento" ubicado en calle Copahue al 6200, que es propiedad de Marcelo Alberto F. De esta manera, Spelta le achacó la calificación de homicidio doloso por codicia en carácter de coautor funcional.

La declaración que delató al remisero

Un año y seis meses más tarde, cuando la pareja espera un juicio oral con pedido de prisión perpetua, el acusado Marcelo Alberto Fernández pidió hablar ante un juez. “Yo esa noche estaba muy borracho. Empezó una discusión, ella agarró un cuchillo. Yo la agarré del cuello y se me fue la mano. Nunca la quise matar”, confesó en una audiencia sobre un caso en el que el misterio parece aclararse en etapas.

Lo dijo ante el fiscal Adrián Spelta y el juez Gustavo Pérez de Urrechu. Fue en una audiencia presenciada por familiares de la víctima en el Centro de Justicia Penal. En el mismo acto desligó a su esposa, Josefa R. C., una española que también está presa, de quien dijo que nunca estuvo al tanto de lo ocurrido. Y confió que contó con la ayuda de un tercero que se ocupó de descuartizar a la víctima y hacerla desaparecer a cambio de un departamento de su propiedad, ese tercero es el remisero que se entregó el jueves.

Leer más: "Yo la agarré del cuello y se me fue la mano", la confesión de un acusado de matar y descuartizar a una docente jubilada

Según el acusado, el encargado de desmembrar y hacer desaparecer el cuerpo fue Ricardo M., a quien consideró un amigo que solía pasar por su casa. Fue a partir de esa declaración que el remisero se presentó de forma espontánea este jueves en el Centro de Justicia, prestó declaración ante el fiscal Adrián Spelta y quedó detenido.

Así las cosas ,el juez de primera instancia Román Lanzón dio por formalizada la audiencia imputativa y dictó la prisión preventiva efectiva por el término de 60 días. En ese lapso, aclaró que la Fiscalía deberá profundizar las medidas investigativas en curso que tiene para corroborar datos aportados y el el rol de los ya imputados en el crimen.

Por este hecho Marcelo Alberto F y Josefa R. C. ya se encuentran imputados por el delito por el delito de homicidio doloso calificado por codicia, quienes se encuentran en prisión preventiva efectiva hasta la realización del juicio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario