Policiales

Prisión preventiva para dos policías de la 15ª por extorsión

Ambos son sumariantes y cumplirán el arresto domiciliario con tobilleras electrónicas. Los denunció el dueño de una moto que fue apresado sin motivo

Sábado 16 de Febrero de 2019

Los dos sumariantes de la comisaría 15ª apresados por detener a un motociclista sin causa aparente y extorsionarlo para que recupere la libertad y su rodado, fueron imputados ayer de exacciones ilegales agravadas por su condición de funcionarios públicos en dos hechos y en calidad de coautores en concurso real con falsedad ideológica de instrumento público en calidad de autor uno de ellos y como coautor su cómplice. A ambos, el juez Mariano Aliau les dictó la prisión preventiva domiciliaria bajo el control de tobilleras electrónicas y la prohibición de acercamiento a la víctima y sus familiares por el plazo de ley, es decir un máximo de dos años.

   La acusación recayó en los sumariantes Gustavo Ramos y Germán Pérez, quienes estuvieron asistidos por el defensor oficial Iván Russo. Los policías fueron detenidos el miércoles en la seccional de Sarmiento al 4300 por orden de la Dirección de Asuntos Internos de la policía y la fiscal de Violencia y Corrupción institucional Paola Aguirre y tras la entrega controlada de una suma de dinero que los uniformados le exigieron a Fernando E.

Sin motivos

El hecho empezó el viernes de la semana pasada cuando, según el denunciante, había ido a visitar a una hermana al barrio Tablada y dejó su moto en la vereda. Diez minutos después salió a la calle asombrado porque una decena de policías rodeaban el vehículo. El muchacho les dijo que era de él y los uniformados no sólo lo interrogaron sino que ingresaron a la vivienda y también lo hicieron con su hermana y su cuñado bajo la excusa de que buscaban a un hombre parecido a él que había sido autor de una balacera desde una moto similar a la suya.

   Finalmente, un policía dispuso llevarlo detenido a la seccional 15ª e incautar la moto. Al arribar a la comisaría le sacaron las pertenencias, entre las cuales tenía 7.400 pesos porque ese día "había cobrado el sueldo" y lo alojaron en un calabozo donde lo entrevistaron agentes de la PDI antes de ser trasladado a otro calabozo donde pasó la noche en compañía de cuatro detenidos.

   Al otro día, un policía llevó a Fernando a una oficina donde le advirtieron que estaba ante una situación "complicada" y que podrían hacer algo por él y liberarlo sin formarle causa a cambio de "una suma de dinero para mover los hilos y pagarle a la PDI". Cuando el joven respondió que no tenía dinero le remarcaron que entre sus pertenencias había 7.400 pesos y que querían esa plata. Pero Fernando les dijo que era para la manutención de sus hijos.

   El joven les ofreció mil pesos y los policías terminaron presionándolo para que les de tres mil, lo que hizo "por temor e incertidumbre". En ese momento Ramos labró un acta por la cual Fernando quedaba en libertad y le entregó la billetera con 3.900 pesos y el celular pero no la moto.

   A la tarde Fernando volvió con los documentos de la moto para retirarla pero Ramos se negó a dársela porque faltaba "una fotocopia del DNI del titular del rodado" y le dijeron que si no lo conseguía ellos podían hacer un formulario de compraventa por el cual debía abonar otros 3 mil pesos. Y le dieron plazo hasta el miércoles para conseguirlos.

   Ante ello Fernando hizo la denuncia en Asuntos Internos y, con la intervención de la fiscal Paola Aguirre, el miércoles se hizo la entrega controlada de los 3 mil pesos previamente marcados. Una vez hecha la operación Ramos y Pérez fueron apresados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});